Entries Tagged 'Seres Excepcionales' ↓

CALCULADORES PRODIGIOSOS

CALCULADORES PRODIGIOSOS
Como todo mundo sabe son sujetos que resuelven rápidamente y a veces hasta instantáneamente, y aparentemente sin esfuerzo ejercicios matemáticos muy complicados. Algunos incluso llegan a una vez que se les ha planteado el problema, a conversar libremente con los espectadores sobre temas indiferentes, completamente ajenos con el problema que se les ha planteado y de repente como si un mecanismo cerebral actuara independiente de su voluntad, dan con la solución buscada.
Cierto tipo de estos calculadores prodigiosos son de una inteligencia mediocre aparte de su facultad de manejar las cifras con extraordinaria destreza. Por ejemplo, Colburn, siempre fue el último en su clase, Buxton ni siquiera supo escribir su nombre, Inaudi no aprendió a leer y a escribir hasta que tenía veinte años, pero también hubieron hombres que tuvieron una instrucción normal como Diamandi, Dagbert, Lidoreau y Moingeon y también uno genios que fueron increíbles calculadores como Ampere, Arago, Georges Bilder, Whaterly y Gauss entre otros mas. Entre los antiguos calculadores se pueden citar a Jedediah, Buxton, Zerah, Colburn, Zacharias Dase y Henri Mandeux
Jedediah Buxton que vivió en Inglaterra entre 1702 y 1762, era un verdadero maniático de las cifras, contaba sin cesar todo lo que aparecía en su campo visual. Por ejemplo cuando lo llevaron a Londres a someterse a un examen de la Royal Society (Real Sociedad), lo llevaron al teatro de Drury Lane para que viese la obra de Shakespeare Richard III (Ricardo III) representada por el inolvidable actor Garrick. Después le preguntaron que como le había parecido la obra y si le había gustado. Y el resultado fue que para él. ¡Sólo fue una ocasión de calcular! Durante las danzas sólo había puesto la atención en el número de pasos dados, que fueron 5,202; también había contado el número de palabras dichas por todos los actores: 12,445 y aparte el número de palabras únicamente dichas por Garrick, Todo lo cual resultó cierto exactamente
Zerah Colburn, que nació en 1804 en Vermouth U. S. A., que empezó a contar antes de saber leer y escribir. Era un fenómeno que tenía ¡Un dedo de más en cada una de sus manos y de sus pies!
Zacharias Dase, nacido en Alemania en 1824, se distinguió de los demás calculadores prodigiosos en que puso sus aptitudes al servicio de la ciencia. Calculó los logaritmos naturales de los números entre 1 y 100,500 y la tabla de factores y de números primos desde ¡El 7º hasta el 8º millón! Sus facultades para contar así como su memoria para los números eran prodigiosas. El astrónomo Gauss le hizo multiplicar mentalmente, uno por otros dos números compuestos de ¡100 guarismos cada uno! Realmente se queda uno petrificado cuando se da cuenta de la cantidad de cifras que intervienen en la operación.
Henri Mondeux fue una gran celebridad, nació en 1826 en Neuvy le Roi, cerca de Tours en Francia, era el hijo de un pobre leñador. Cuando apenas contaba con 7 años y no sabía ni leer ni escribir, se divertía haciendo cálculos rápidos. Como ignoraba los guarismos contaba con piedrecillas dispuestas de distinta manera. Llevado a París fue presentado en la Academia de las Ciencias. La comisión de sabios que le examinó dictaminó que el niño contaba con extraordinarias facultades como calculador mental y una extraordinaria memoria para los números, pero una casi nula atención con los nombres de personas, y lugares y objetos que no le llamasen la atención. También pudieron constatar que podía resolver un problema mientras se ocupaba de otras cosas. Con respecto a otros calculadores mas contemporáneos, podemos colocar primero a
Jacques Inaudi, quien nació en el seno de una familia miserable en 1867 en Honorato en el Piamonte en Italia, era pastor cuando a los 6 años se despertó en él la pasión por los números. Mientras guardaba su rebaño combinaba números mentalmente; así a los 7 años era capaz de hacer multiplicaciones de 5 cifras ¡De cabeza!, sin embargo no conocía las tablas de multiplicación. La comisión de la Academia de las Ciencias encargada de examinarle en 1892 concluyó que tenía una prodigiosa memoria para las cifras y que había ideado procedimientos de cálculo completamente originales. También informó que Inaudi podía sostener una conversación cualquiera sin dejar de calcular mentalmente. El decía que: ¡Una voz calcula sin que yo intervenga para nada! Otro increíble calculador fue
Louis Fleury nacido el 21 de abril de 1893 cerca de Belfort, Francia. De nacimiento sufrió de una doble oftalmía purulenta que lo dejó completamente ciego. Abandonado por sus padres a la temprana edad de 1 año y medio, fue confiado a la Asistencia Pública. A los diez años apenas si sabía andar y no sabía ni lavarse ni vestirse. A los quince considerado como no educable, la Asamblea Pública le hizo ingresar a un hospital de incurables. Apenas llevaba dos meses ahí, cuando un miedo repentino y violento se apoderó de él. Y fue entonces cuando se le ocurrió la singular idea de hacer cálculos aritméticos mentalmente para disipar el temor obsesivo que le seguía atormentando. Milagrosamente todos los cálculos que intentaba se resolvían maravillosamente, con rapidez, con seguridad y gran facilidad. A partir de entonces el abstracto mundo de las cifras se convirtió en su verdadera vida interior, su mente se entregaba al cálculo sin esfuerzo y con gran alegría. En pocos segundos conseguía efectuar multiplicaciones, divisiones, potenciaciones y radicaciones con elevado índice. Louis Fleury que fue largamente estudiado en el Instituto Metafísico Internacional por el doctor Osry y sus colaboradores era del tipo “táctil” (tipo por cierto muy raro) decía que sentía pasar las cifras ¡bajo sus dedos!
La señorita Osaka por el contrario y como la mayoría de los calculadores prodigiosos pertenece a la categoría de los “visuales”. Cuando se le dictan los guarismos, los ve “como trazados por tiza ó gis blanco en un negro pizarrón”. Esta señorita cuyo sobrenombre asiático designa a una joven francesa nacida a pocos kilómetros de Bagnères, fue una niña retrasada. Hasta los 4 años y medio no empezó a andar y a hablar. De naturaleza enfermiza apenas si fue a la escuela de tal modo que a los 26 años apenas aprendió a leer y a escribir. Sus conocimientos aritméticos se reducían a la adición. En éste tiempo fue cuando asistió a una representación dada por un virtuoso del cálculo, quien sin embargo no era ningún calculador prodigioso y sin saber porqué, ella se dijo a si misma que podría realizar fácilmente las mismas proezas, por lo que se puso de inmediato a aprender las reglas del cálculo que ignoraba es decir la sustracción, la multiplicación y la división. Pero ésta última operación (cuyo mecanismo por cierto, jamás pudo aprender) le cerró el paso al estudio. Sin embargo dos hechos de extraordinaria importancia se impusieron pronto en su mente, por un lado comprobó que calculaba con extraordinaria rapidez y por el otro que podía recordar todos los números que había manipulado mentalmente; hecho que le hizo orientar su entrenamiento en otro sentido, dejó de iniciarse en el cálculo propiamente dicho y trató de retener en la memoria números cada día mayores A partir de éste momento su progreso fue extraordinariamente rápido, de manera que según sus secretos y antiguos deseos pudo presentarse en público. Perfeccionó sus aptitudes memorizando una cantidad colosal de números que calculaba con la pluma en la mano, las potencias de los números de 1 y 2 cifras hasta la décima, las potencias de números de 3 cifras hasta la séptima o la octava, el número de horas, minutos y segundos según las edades, etc. En estas condiciones su acervo numérico y mental era literalmente indestructible y así la Señorita. Osaka pudo entonces, responder inmediatamente y sin error, dentro del marco de sus conocimientos a cualquier pregunta de potencias y raíces así como el número de segundos vividos por tal persona de cualquier edad, indicando que cuando quiere recordar cualquier número lo ve como si fuera exterior a ella. Se cubre una pizarra de números y se le pregunta que cifra figura en la 5ª línea. La Señorita. Osaka que no ha hecho mas que escuchar el enunciado de los números ve instantáneamente y con toda claridad todos los números impresos en el pizarrón. Su capacidad de retención es tan grande que puede dar todos los números del tablero en forma normal, o comenzando por el final y ello con la mayor facilidad.
Maurice Dagbert, dado a conocer al público en el congreso de ilusionistas de París en 1947, que alcanzó su apogeo en el Congreso de Lausana de 1948, no tiene la gigantesca memoria de la Señorita. Osaka, sin embargo sus capacidades rememorativas son igualmente excepcionales, mientras que su capacidad de cálculo mental propiamente dicho es tal que parece igualar y a veces superar a Inaudi. Siendo presentado en la Academia de las Ciencias, realizó mentalmente, entre otras las siguientes operaciones: extracción de una raíz 5ª en 14 segundos y con resultado de 243, de una raíz 7ª en 15 segundos con resultado de 125, de una raíz cúbica en 2 minutos 15 segundos con resultado de 78,517, de una raíz 5ª en 2 minutos 13 segundos con resultado de 2,189, elevación de 827 al cubo en 55 segundos. En sus experimentos públicos las cifras que se vierten sobre el público casi sin parar forman una mezcla bien curiosa. Se empieza por invitar a una persona a que diga su edad, luego el público propone 5 números de dos cifras. Poco después el calculador dice la 3ª potencia del primer número, la 4ª del segundo y la 5ª del tercero; ahí se detiene para indicar al primer espectador que ha vivido tantas horas, minutos y segundos y demuestra por medio de un cálculo en el pizarrón, que ha tenido en cuenta los años bisiestos. Acto seguido continúa dando las potencias 6ª y 7ª de los últimos números, resultados que tienen: ¡11 y 13 cifras respectivamente! A continuación se le piden operaciones mas difíciles como la elevación al cubo de varios números de tres cifras y luego la extracción de raíces. Se le dan por ejemplo un número de 15 cifras otro de 19 y por último las fechas del calendario Juliano o Gregoriano, Instantáneamente el calculador dice con precisión el día de la semana que corresponde a las mismas y a continuación la raíz cúbica del primer número y parcialmente la raíz 5ª del segundo. En seguida responde a varias peticiones de fechas y da por fin la raíz cúbica del segundo número. Siguen operaciones análogas realizadas con las mayores celeridades interrumpidas por respuestas referentes a las fechas de las fiestas de Pascua, la Ascensión, Pentecostés y de las fases de la luna. A éste respecto y cuando sólo tenía 12 años Maurice Dagbert dejó estupefacto al profesor Esclangon, matemático, astrónomo y miembro del Instituto de Francia, que le preguntó:
-Joven, dígame en que fecha caerá la Pascua del año 5,702, 285.
Y el niño le contestó en el acto:
-El 22 de marzo.
Respuesta cuya exactitud fue comprobada.
También es conveniente aclarar que Dagbert, durante sus exhibiciones, toca bonitas piezas con un violín, mientras mentalmente resuelve los complicados cálculos.
Por último en 1961 lo pusieron en competencia con una máquina de calcular y éste la venció por mucho margen, efectuando los cálculos propuestos que fueron los siguientes:
Elevar 87 al cubo, 57 a la 4ª potencia, 38 a la 5ª potencia, 71 a la 6ª potencia y 99 a la 7ª potencia; realizar las operaciones 1961 X 1932, 64,632 X 55,823 y 1516: 45 con cuatro decimales exactos; traducir en días, horas y segundos la edad de una persona de 51 años cuyo aniversario fue el 23 de noviembre de 1961, tres extracciones de raíces terminaron la serie de ejercicios. Con respecto a éstas últimas operaciones, fueron efectuadas en 3 minutos y 43 segundos por el prodigioso calculador, mientras que la máquina necesitó 5 minutos y 18 segundos.
Paul Lidoreau, nacido en 1888 no era como los calculadores anteriores “un profesional” del cálculo mental, era un industrial parisiense que dirigía en el barrio de la Bastilla, una importante empresa de artesanía especializada en la fabricación de objetos de piel. Pero desde su juventud siempre se apasionó por el cálculo mental. Teniendo tan sólo 18 años, ya conseguía extraer la raíz cúbica de números de 9 cifras. Durante una sesión organizada en abril de 1956 en el Instituto Metapsíquica Internacional Paul Lidoreau extrajo en unos segundos, mentalmente y sin error las raíces cúbicas de 4 números de 8, 12, 12 y 17 cifras significativas, respectivamente.
También era un virtuoso en la adición. En una demostración efectuada en el Palacio de los Descubrimientos ante una asamblea de hombres de ciencia, efectuó mentalmente en 5 minutos y 10 segundos una suma de diez sumandos de 36 cifras significativas cada uno de ellos. Tras haber resuelto otros problemas, se le pidió que repitiera el resultado al derecho, al revés y a trozos: cuatrillones, trillones, billones, millones y unidades, lo cual hizo con gran facilidad. Pero el ejercicio que más sorprendía y que Paul resolvía por lo menos una vez al día para su satisfacción personal es el siguiente:
Se le proponía un número de 6 cifras es decir comprendido entre 100,000 y 999,999 y el lo descomponía mentalmente en 5 cubos perfectos y 5 cuadrados perfectos, que al ser sumados, daban como resultado el número propuesto, con error menor a una millonésima, debiendo las raíces de los números comprender un mínimo de dos cifras. Este es un problema muy difícil de resolver aún haciendo a mano y en papel.
Se podrían presentar todavía otros calculadores prodigiosos, pero no se haría más que repetir lo dicho antes.
Creemos que con los ejemplos dados bastan para hacer ver que nuestro “YO” es extraordinariamente complejo y nos revelan las zonas límites de nuestro psiquis subconsciente, una especie de región fronteriza entre lo consciente y lo inconsciente. Es que en efecto el don de calcular a pesar de su apariencia de parentesco con la aptitud en grado superior en las personas completamente ineptas para las matemáticas e incluso carentes de inteligencia que en los verdaderos matemáticos, es inherente a todos. Además se suele manifestar durante la infancia, atenuándose a veces con la edad hasta desaparecer completamente. Y por último dicho don se ejerce de modo automático cuando el calculador resuelve los problemas sin dejar de hablar libremente con los asistentes acerca de temas completamente extraños a los problemas de cálculo planteados.
Cuando Inaudi oye una voz que calcula dentro de él mientras sigue conversando ó hace conscientemente otros cálculos, cuando Dagbert toca una pieza de violín y al mismo tiempo resuelve mentalmente 21 complicados problemas. ¿No vemos acaso aparecer aquí a ese “huésped desconocido” de Maeterlinck que emergiendo de la personalidad normal, se superpone a ella y viene a reafirmar su existencia?
++++++

SIR HENRY CAVENDISH – 1731- 1810

SIR HENRY CAVENDISH – 1731- 1810
Este fantástico personaje, ¿Quizá de origen no humano?
Pretendía descender de una familia anglo-normanda, y que había nacido en extrañas circunstancias en Niza, Francia el 10 de octubre de 1731 y fallecido en Clapham, Inglaterra el 24 de febrero de 1810.
Pero después de una juventud paupérrima, y de una vida repleta de actos generosos, dejó al morir una fortuna valorada en 1,500 millones de francos de oro.
Nadie conoció el origen de ésta fortuna, que supuestamente se debió a unas herencias recibidas pero existen evidencias de que jamás fuesen ciertas.
La institución bancaria donde depositó su fortuna, una vez le escribió que invirtiese en varios negocios muy rentables, y éste extraño personaje les contestó que se ocuparan de sus asuntos y que jamás le volviesen a molestar con sus proposiciones y que la próxima vez que lo hicieran retiraría su dinero del Banco.
Siempre gastaba su dinero en forma caritativa, cuando le presentaban una petición de ésta índole, él la contestaba con un cheque por una suma superior a la solicitada.
A un estudiante que empleó para que le ordenara su enorme biblioteca, sufrió apuros financieros, y cuando lo supo, le envió un cheque por ¡10,000 libras esterlinas!
Así fue toda su vida y sin embargo al morir dejó aquella enorme fortuna, un canal de comercio que había comprado, varios edificios, etcétera
En síntesis era aquella bolsa sin fondo de los cuentos de hadas, el hecho de que:
“Fuera un alquimista es sólo una simple coincidencia”.
Habiendo llegado a Inglaterra poco después de su nacimiento, continuó sus estudios en Cambridge, hasta el 23 de febrero de 1753.
Como un detalle sorprendente del que fuera uno de los mayores sabios del mundo, es el hecho de que jamás recibió ningún diploma.
No se sabe por qué razón, pero algunos creen que entonces para obtener un diploma de aquella prestigiosa Universidad, uno debería manifestarse como un buen creyente, cristiano y miembro practicante de la Iglesia de Inglaterra.
No obstante, Sir Cavendish manifestó en varias ocasiones que nunca llegó a comprender en que consistía la religión.
Este hombre sin ningún título y que aun no había publicado ningún trabajo científico, fue admitido en la “Real Academia de Ciencias en 1760”.
Esto es un hecho prodigioso, y más bien parece milagroso, pero es incontrovertible, pero su extraña historia apenas comienza.
En 1773, 20 años después de salir de la Universidad, Cavendish ya era excepcionalmente rico.
Nadie sabe porqué, compró varias casas y se instaló al final en los arrabales de Clapham Common, pero en la calle donde vivió, actualmente lleva su nombre.
Y extrañamente este hombre de 42 años empezó entonces a manifestar una gran indiferencia con respecto a la especie humana.
Detestaba que le dirigiesen la palabra, y si alguien, generalmente un forastero le saludaba, él se inclinaba sin contestar, le volvía la espalda, pedía un coche y regresaba a su casa.
No podía sostener una conversación normal.
Era un misógino y consideraba a las mujeres como de otra especie, a la que no quería ni ver.
En la parte trasera de su casa mandó construir una escalera que siempre debía ser usada por el personal femenino.
Si por casualidad se encontraba con una sirvienta de inmediato la despedía.
Esto podría explicar la siguiente anécdota comentada por uno de sus amigos:
“Una noche, con ocasión de una de las comidas del “Royal Society Club”, vimos a una joven muy bonita, que desde una de las ventanas del piso superior de la casa de enfrente, contemplaba a los filósofos mientras cenaban.
Esta actitud nos llamó mucho la atención y, uno tras otro, nos levantamos de la mesa y nos aproximamos a la ventana para contemplar a la hermosa jovencita. Cavendish creyendo que contemplábamos a la Luna, se levantó también para unirse a nosotros, pero al darse cuenta del motivo de nuestra contemplación, volvió la espalda y se alejó lanzando una exclamación de fuerte desagrado.”
No obstante superaba su terror hacia las mujeres, cuando se trataba de proteger alguna señora.
Un día, en Clapham, vio que una desgraciada mujer era perseguida por un furioso toro, en un prado, entonces Cavendish miró al animal y le hizo emprender la retirada, pero después le volvió la espalda a la mujer y se retiró a su casa, sin esperar ningún agradecimiento.
No sabía cuantas patas tiene un cordero.
Una vez que tenía invitados a la cena le envió un recado a su ama de servicio un recado que decía:
“Quiero que a cada uno de los caballeros a quienes invito se le sirva un píe de cordero.
No sé exactamente cuantos tiene un cordero, arréglese como quiera”
Tenía unos extraños amigos de los que poco ó casi nada se sabe, los recibía en un “Púb.”, que ya no existe llamado “El gato y la gaita” y del que tampoco existe ninguna información.
Durante 30 años llevó una vida secreta, de la que se ignora todo.
Pero si se sabe, que vestía un traje violeta totalmente desteñido y una peluca como las usadas en el siglo XVII.
Siempre trataba de ocultar su cara y hacía frecuentes y misteriosas salidas al campo, en un coche que tenía un contador de su invención semejante a un taxímetro actual.
Una noche, agitó una campanilla y al punto se presentó un servidor entonces Sir Cavendish le dijo:
“Escuchad bien lo que voy a deciros. Voy a morirme.
Cuando esté muerto, pero no antes, iréis a avisar a Lord George Cavendish.”
Media hora mas tarde llamo de nuevo al criado para decirle:
“No estoy seguro de que me hayáis comprendido bien.
Repetid lo que os dije hace media hora”
El criado lo repitió perfectamente y se ofreció a insinuar algo sobre los “Sacramentos de la religión.”
“No sé que me estáis hablando”
Le contestó Cavendish
“Traedme agua de lavanda y volved cuando está muerto”
Y así lo hizo el criado.
Los herederos de Cavendish, que no le veían desde hacía mucho tiempo, ordenaron examinar sus papeles y se dieron cuenta que había sido el principal accionista del Banco de Inglaterra.
También se encontró un documento en el que legaba toda su fortuna a su familia.
Pero el testamento exigía que la tumba donde fuese enterrado, fuera tapiada inmediatamente y que ninguna inscripción señalara donde estaba ubicada, lo que sucedió el 12 de marzo de 1810 en la Catedral de Derby.
Jamás se hizo ningún examen del cadáver, ni una autopsia.
No se conserva ningún retrato suyo.
Tampoco se sabe a que se dedicaba en sus distintos laboratorios, sólo lo esencial se publicó hasta 1921 a más de 100 años de su muerte y no fue sino hasta 1970, cuando se encontraron varias maletas llenas de manuscritos y de instrumentos sin conocer cual era su utilización.
Pero quien se hacía llamar Henry Cavendish, empleando los símbolos alquímicos, calculó dos siglos antes que Einstein la desviación que sufrían los rayos luminosos por la masa del Sol y encontró un resultado numéricamente muy parecido al del sabio contemporáneo.
Del mismo modo determinó con precisión la masa de la Tierra, y aisló los gases raros del aire.
El 27 de mayo de 1775 invitó a sus amigos, 7 sabios ilustres para mostrarles un experimento.
Había reproducido artificialmente un pez torpedo y les produjo choques eléctricos semejantes a los provocados por aquel animal acuático y dijo a sus invitados que ésta nueva fuerza cambiaría al mundo.
Consideraba a la electricidad como un fluido, en una época en que se desconocía el electrón.
Cifró la densidad media de la Tierra en 5.48, cuando la reconocida actualmente es 5.52.
Se interesaba por los “calendarios hindúes y chino”, comparándoles e investigándolos.
Comprendía el principio de la conservación de la energía, y se dice que incluso llegó hasta la equivalencia de energía y materia que Einstein, solamente lo demostraría hasta nuestros días, con su famosa fórmula que se recuerde
(E = mc2)
Después de conocer lo que se pudo saber de Lord Cavendish, se siente la tentación de citar al escritor de ciencia-ficción H. P. Lovecraft:
“O bien nació dentro de una sombra extraña, o bien encontró el medio de pasar la “Puerta Prohibida”.
E incluso, este rostro es una máscara.
Y lo que cubre no es humano.”
+++++

PEQUEÑOS ACTOS QUE REFLEJAN LA BONDAD DE LOS ALTOS MILITARES NORTEAMERICANOS

PEQUEÑOS ACTOS QUE REFLEJAN LA BONDAD DE LOS ALTOS MILITARES NORTEAMERICANOSPEQUEÑOS ACTOS QUE REFLEJAN LA BONDAD DE LOS ALTOS MILITARES NORTEAMERICANOS
Por Manuel Arturo Ortiz y Nava
Leon de los Aldama, Guanajuato
Invierno del suglo XXI
Cuando Nicola Tesla propuso enviar la corriente eléctrica en forma gratuita a la Humanidad por medio del envío la corriente eléctrica en forma de microondas a la Ionosfera, para posteriormente bajarla y entregarla gratuitamente al pueblo, Westinghouse a pedido de los generales militares Norteamericanos, se opusieron en forma perentoria aduciendo que esa clase de energía no debía ser gratuita y por el contrario se pusieran medidores en cada domicilio del consumidor y así poder cobrar el servicio pero que jamas debería ser gratuito.
Por el contrario ordenaron que se instalasen bastantes antenas emisoras en Alaska, el llamado Proyecto H.A.A.R.P..
De inmediato Nicola Tesla contradiciendo a los Militares, adujo que este proyecto tal vez pudiese modificar el clima Mundial,
Los Militares Norteamericanos respondieron que esto podría utilizarse como un arma en contra de una nación enemiga.
El celebre inventor alego que esto podría ser catastrófico para el planeta, pero estos anunciaron que en todo experimento siempre existen posibles consecuencias y así sin importarles estas. llevaron a cabo el proyecto y ya vemos como se ha modificado el clima en todo el Orbe.
El renombrado General Patton, abofeteo varias veces a sus subordinados por contradecir una orden absurda, esto sucedió varias veces hasta que fue demandado por uno de sus soldados y los Altos Jefes del valeroso General, le llamaron para que jamas volviera ha hacerlo en publico, posteriormente el soldado desapareció misteriosamente.
En 1848, cuando los soldados Norteamericanos invadieron a Mexico, venia junto con ellos un batallón de Irlandeses, y algunos de estos al darse cuenta de la disparidad entre ambos ejércitos, se volvieron contra sus jefes y les presentaron batalla en favor de los mexicanos, cosa que resulto una gran afrenta en contra del General Taylor, comandante Norteamericano, así cuando termino la batalla mando traer a su honorable presencia a los soldados Irlandeses Batallon de San Patricio, que le habían dado batalla y frente a los demás soldados les mando marcar con un hierro candente una D desertor en la mejilla.
Para que así supieran los otros lo que les pasaría si osasen enfrentársele, para Mexico son considerados unos heroes y se les conmemora como tales en un festival, ademas existe una placa metálica que les recuerda.
Loor a estos valerosos Heroes extranjeros que sufrieron tales vejaciones en una Patria ajena. .

PICO DE MIRÁNDOLA

PICO DE MIRÁNDOLA
Alquimista famoso por su brillante inteligencia y asombrosa memoria, al grado que se afirma que fue el primer orador y poeta de su tiempo, cuando sólo contaba con 10 años de edad.
Nació en 1463, en un pueblo cercano a la ciudad de Módena, Italia, estudió filosofía y teología en la ciudad de Bolonia, llegando a conocer perfectamente los idiomas griego, latín, hebreo, caldeo y árabe.
Con tal bagaje de conocimientos y basado en la filosofía de Raimundo Lulio, personaje por quien sintió una especial devoción, se dispuso a armonizar la filosofía con la religión y a Aristóteles con Platón.
Tarea en la que fracasó porque pese a tener una aguda inteligencia y desusada memoria, carecía de originalidad.
Así fue un gran erudito y hasta un buen intérprete, pero nunca un creador que era lo que pretendía ser.
A los 23 años se trasladó a Roma donde expuso unas 900 proposiciones sobre moral, dialéctica, teología, matemáticas, física y magia natural.
Mismas que había podido leer en sus versiones originales debido a sus conocimientos sobre los idiomas en que estaban escritas.
Estaba tan orgulloso de tales proposiciones (De omnire scibili) que ofreció pagar los gastos de viaje desde cualquier punto de la tierra a cuantos sabios estuvieran dispuestos a refutarlas, pero De Mirándola no pudo proclamar mucho tiempo sus doctrinas, porque tras ser acusado de no ser ortodoxas se le prohibió argumentar sobre ellas en publico.
Cosa que duró un año hasta que el Papa Alejandro VI, las estudio personalmente y consideró que en ellas no había nada en contra de los dogmas eclesiásticos.
Pero no obstante la “Tesis Papal”, sus obras constituían una defensa de La Cábala mágica, pues en ellas sostenía, que:
“…Ninguna operación de magia puede llegar a ser eficaz sin la ayuda explicita o implícita de La Cábala Mágica y que la magia es la parte más noble de las ciencias naturales…”
Sin embargo aún siendo un defensor de la magia, no creía en la realización de La Gran Obra.
Para él el oro estaba en las minas, así en vez de hacer prácticas en el laboratorio para hallar “La Quintaesencia”, se dedicó a inventar un aparato destinado a encontrar los áureos yacimientos.
Esto es lo que lo sitúa en un lugar aparte entre los alquimistas ya en su época todos buscaban “La Piedra Filosofal”, mientras el se entretenía inventando un detector de metales, que según su entender era él autentico fermento de los alquimistas.
Por su forma de pensar se cree que murió envenenado en 1494; sin que se llegara a descubrir al autor del homicidio.
+++++

RAIMUNDO LULIO – El doctor iluminado (1235-1315)

RAIMUNDO LULIO – El doctor iluminado
(1235-1315)
Fue un Cabalista que nació en Palma de Mallorca el 25 de enero de 1235, como un descendiente de los condes de Eril. Muy joven heredó la hacienda de Beniatró con las heredades de Formentor, Punxuat y los feudos de Manacor.Debido a su linaje fue paje del rey Jaime I quien le educó en la corte, donde alcanzó elevados cargos de confianza.Su primera madurez y su juventud, no fueron precisamente edificantes, pues dado a los amoríos, fue protagonista de numerosos escándalos, siendo su vida tan disipada que sus padres lo obligaron a casarse con Catalina Lesbat, dama tan virtuosa como rica y de alto linaje, pero ni el ejemplo de su esposa, ni sus dos hijos fruto de su matrimonio, lograron apartarle de su vida anterior, incluyendo el amor de una señora casada de la que estaba perdidamente enamorado desde que estaba soltero.
Fue una persecución tan tenaz que llegó un día a entrar a caballo a la iglesia donde la mujer estaba orando, éste hecho obligó a la mujer, previo el consentimiento de su esposo a concertar una entrevista con Raimundo Lulio.
Obviamente éste al recibir la nota con la hora de la cita, creyó que por fin había alcanzado la victoria.
Pero no fue así, cuando estuvo frente a ella, ésta dama se descubrió el pecho corroído por una penosa y larga enfermedad y le dijo:
“Mira, Raimundo lo que amas,
Desiste del afecto que crees tenerme y pon todo tu amor en algo mas digno,
Ama a Jesucristo, que si le hubieras hecho a El tantas promesas de amor como me las has hecho a mí,
Ya tendrías ganado el reino de los Cielos.”
Esta escena y las palabras emitidas por la mujer, hicieron de Raimundo un hombre nuevo.
Dejó la corte y con permiso de su mujer vendió sus bienes, repartiendo el beneficio entre los pobres.
Tenía 40 años y realmente acababa de nacer el hombre que ha pasado a la historia.
Se traslado a Paris y estudió gramática y queriendo aprender árabe, tomó los servicios de un criado musulmán y se cree que fue éste quien le convirtió en adepto a la secta musulmana “Hermanos de la Pureza”, quienes le iniciaron en los secretos de La Cábala Mágica.
Aunque la mayor parte de sus biógrafos señalan que su maestro Arnaldo de Villanova fue quien lo hizo, pero quien haya sido, realmente no tiene ninguna relevancia.
Trató de ser misionero llevando el evangelio encerrado en símbolos ocultistas, y lo que realmente resultó fue un tratado casi matemático del pensamiento cristiano, pero tan difícil de interpretar que incluso los mismos profesores de Montpellier, se consideraron incapaces de descifrarlo.
Tanto fue así que el mismo Raimundo tuvo que realizar una tarea esclarecedora.
De él también se ha dicho que llegó a conocer el secreto de “La Gran Obra”, y que fue capaz de trasmutar el plomo en oro; y lo prueban con el viaje que Raimundo hizo a Inglaterra con el fin de preparar unos doblones que llevasen su nombre.
Estas monedas estaban destinadas a sufragar los gastos de una cruzada contra los turcos, que entonces eran los dueños de Jerusalén.
Emprendió su cruzada sólo y sin más armas que su fe, obviamente pronto fue hecho prisionero y atormentado en las puertas de Bugia y lapidado por la enfurecida muchedumbre, murió cuando ya contaba con 80 años.
Sus restos están enterrados en la capilla de San Francisco de Palma.
Y en la base de la tumba del “Doctor Iluminado” como se le llamó; en un cilindro de mármol hay grabadas unas cifras con la siguiente disposición: (1-2-3) (4-5-6) (7-8-9) (10)
Todo esto es el símbolo cabalístico del accésit (es decir el acceso a la perfección).
+++++

ADOLF SCHULTEN

ADOLF SCHULTEN
Este doctor que adquirió mucho prestigio en España a raíz de haber ayudado al descubrimiento de la antigua Numancia, más tarde realizó investigaciones en la baja Andalucía y sus conclusiones fueron publicadas en la “Revista de Occidente” en julio de 1973 bajo el título de “Tartessos, la más antigua ciudad de occidente” que a continuación reproducimos:
“En las siguientes páginas vamos a narrar la historia de una antigua ciudad española cuyos restos, empero, existen probablemente aún, sepultados bajo las arenas del coto de Doñana, en la desembocadura del Guadalquivir.
Como la bella durmiente, la ciudad de Tartessos aguarda al venturoso caballero que penetre en el castillo y la despierte de su sueño milenario.
Tartessos, ciudad de la plata, hacia la cual enderezaban el rumbo las naves fenicias y griegas, fue un emporio comercial y desapareció de la realidad histórica para convertirse en un mito.
Pero más que la destrucción de sus edificios, ha oscurecido su memoria el error de las generaciones posteriores.
El nombre de Tartessos es poco conocido. La Biblia, habla de Tatis con frecuencia, sobre todo en los libros de los Profetas, que ponderan sus riquezas en plata, estaño y otros metales y refieren los viajes de los Tirios hacia el Oeste en busca de esos tesoros.
No cabe duda de que Tarsis y Tartessos son una misma ciudad.
El 3 nombre indígena de Tartis se ha conservado en el del río Tetis –así llamaban los naturales del país al río Guadalquivir- en cuya desembocadura estaba situada la ciudad.
Tartis convertida por los griegos en Tartessos, fue llamada por los tirios Tarschisch, según una ley fonética de los semitas, que cambiaban en “sch” la “t” de las palabras extranjeras (Batania, como Baschan)
La más antigua referencia contemporánea de Tartessos, procede del año 730 antes de Nuestra Era.
Se halla en el profeta Isaías (II, 12-16.)
“Porque el día de Jehová de los ejércitos, vendrá sobre todo soberbio alivio…, y sobre todos los cedros de Líbano, altos y sublimes…, y sobre todas las naves de Tarsis y sus preciados tesoros”
De la misma época aproximadamente es otra referencia asiria, una inscripción cuneiforme del rey Assarhadon (680-669 a JC.) que dice más o menos así:
“Los reyes del centro del mar, todos, desde la tierra Jadnan (Chipre) y la tierra Jaman (Javan) hasta la tierra Tarsis, se inclinaron a mis plantas”
Aquí lo mismo que en La Biblia, aparece Tartessos junto a Chipre y Javan (la tierra de los jonios, de los griegos) como una ciudad del extremo occidental.
Los asirios, desde luego, no conocían Tartessos sino por las narraciones de los navegantes tirios.
Durante el milenio III a. JC. Floreció en el sur de España, en el imperio de Tartessos, una cultura metalúrgica muy importante ¿En qué relación se hallaba esa cultura con la ciudad de Tartessos? El problema no está resuelto aún, y sólo las excavaciones en número suficiente servirán de base firme a una conclusión histórica.
Por otra parte es de notar que las rutas del comercio marítimo y los viajes tartesios a la Bretaña, a Inglaterra y al mar del Norte coinciden exactamente con la expansión de los productos fabricados por aquella metalurgia: puñales de cobre, vasos campaniformes, sepulcros megalíticos.
Ahora bien, según las referencias que hemos citado anteriormente, Tartessos existía ya antes del año 2,000 a. de JC. La cultura metalúrgica andaluza pudo, pues, muy bien cronológicamente ser tartesia.
Mas, como el milenio que se extiende entre ella y la Tartessos histórica –entre 2,000 y 1,000 a. de JC- Permanece aún envuelto en la oscuridad, prefiero no identificar la cultura metalúrgica con la de Tartessos y llamar pretartesios a los agentes de esa cultura.”
+++++

VIACHESLAV ZAITSEV

VIACHESLAV ZAITSEV
En un artículo publicado por la revista soviética “Neman” (núm. 12, 1966), éste autor describe unos extraños discos de piedra descubiertos en el distrito de Baian-Kara-Ula, en la frontera entre China y el Tibet.
Tales discos tienen agujeros en el centro, exactamente igual que la de los discos de gramófono.
Una doble ranura con inscripciones en jeroglíficos extraños corre en espiral desde el centro hacia el borde de estos discos.
El profesor Sum-Um-Nui, con la ayuda de 4 colegas, ha descifrado las inscripciones grabadas en esos surcos.
Pero su descubrimiento pareció tan sensacional que la Academia de Prehistoria de Pekín rechazó al principio la publicación de los textos.
Sólo cuando finalmente se obtuvo la autorización, pudieron los sabios chinos publicar un libro bajo el título, compuesto para intrigar a sus lectores.
“Discos jeroglíficos revelan la existencia de naves espaciales hace 12,000 años”.
Un análisis efectuado en Moscú de varias partículas de las piedras de los discos había dado resultados sorprendentes: contenían una gran cantidad de cobalto y de varios otros minerales y metales.
Sometidos al análisis de un oscilógrafo, manifestaban una frecuencia particular, como si hubiesen sido cargados de electricidad hacía miles de años.
Los grabados representaban el Sol, la Luna y las estrellas, así como varios extraños puntos deslizándose del cielo a la Tierra.
+++++

EL HOMBRE QUE PODÍA HABLAR CON LOS CABALLOS

EL HOMBRE QUE PODÍA HABLAR CON LOS CABALLOS
En el siglo XIX existió un individuo de Ohio, Estados Unidos de Norteamérica, llamado John Salomón Rarey que aseguraba que podía hablar con los equinos y afirmaba que desde los 12 años poseía estas cualidades pues en la granja donde vivía se encerraba durante 2 horas con los animales más salvajes y después de hablarles suavemente salía montado en el caballo.
Aún no cumplía los 20 años cuando en 1850 se dirigió a Texas a probar fortuna.
Provisto de una bolsa con unos prismáticos salía a observar los mustangs (caballos salvajes) y luego de estudiarlos un rato aseguraba poder domar a cualquiera de ellos.
Los cowboys profesionales y los granjeros que había oído de sus habilidades un día decidieron ponerlo a prueba y para el efecto dispusieron un corral cerrado por todos lados, única condición que había impuesto y ante una multitud de 5,000 personas que lo recibió con insultos y silbidos pues para el efecto llevaba puesto su mejor traje le habían escogido a 5 bestias indomables 4 de las cuales ya habían matado algún jinete y la última había herido a 4 vaqueros.
Después de la presentación se encerró con el primero, el corral resonaba como un cañón bajo los terribles golpes de la bestia, pasó un rato largo y luego el dueño del animal, aseguró que probablemente ya lo habían matado y que lo mejor sería rescatar lo que quedara del muchacho para darle cristiana sepultura.
Pero nadie le hizo caso pues John había pedido que no se le molestase durante 2 horas.
Súbitamente y ante la expectación general se abrió la puerta y ante el asombro de todos John salió montado en el caballo, algunos espectadores empezaron a gritar y el joven les pidió silencio, entonces sin espuela ni látigo, dio unas palmadas en el cuello del animal, quien dobló las rodillas delanteras y se hincó, John se quitó el sombrero y saludo a los presentes.
Después de haber cruzado el océano su fama lord Dorchester le presentó un caballo que había comprado en 1853 en 4,000 libras.
Su nombre era Cruiser y era un animal espléndido y rapidísimo que había enloquecido.
El noble que no deseaba matar al animal le había construido un establo especial de piedra con puerta de hierro. John pidió ver al caballo.
Luego explicó que no se trataba un caballo salvaje, sino que estaba loco y obviamente los especialistas empezaron a sonreír, entonces añadió:
“Pero creo que puedo devolverle la razón.
Entonces sujetó fuertemente al animal con correas y luego pasó 3 horas hablándole al oído y acariciándolo.
El 22 de abril de 1858, 24 horas después de haber comenzado “el tratamiento” John Rarey recorría las calles de Londres montado en Cruiser, ahora más dócil que cualquier otro caballo.
Los científicos que siguieron paso a paso “el tratamiento” y vieron sus resultados quedaron intrigadísimos
¿Acaso era capaz de hablarles a los caballos?
Y si así fuera
¿Qué les decía que le obedecían casi al instante?
+++++

CORNELIO AGRIPPA (1486-1535)

CORNELIO AGRIPPA
(1486-1535)

Su nombre real era Heinrich Cornelius Agrippa von Nettesheim y fue la figura más importante del ocultismo durante el Renacimiento.
Con una biografía que denota un hombre de extraordinaria vitalidad, sus obras han servido de base a toda la magia ceremonial posterior.
Nació en la ciudad alemana de Colonia en 1486 en el seno de una familia noble (aunque algunos autores insisten en que se trata de una genealogía inventada) lo que le permitió adquirir una buena educación universitaria, y ya con 20 años poseía amplios conocimientos de magia, Cábala Mágica y Alquimia, a los que contribuyó en gran medida su mentor el mago Trithemius, que le animó a escribir sobre ellos y a fundir en una sola muchas de las corrientes esotéricas clásicas.
Su trabajo como soldado al servicio de Maximiliano I, le llevó a Cataluña donde, según su propio relato, pasó aventuras que casi le cuestan la vida a causa de un levantamiento de los payeses.
De España salió en 1508 y viajó por toda Europa trabajando como espía para el duque de Borbón.
Vivió varios años en Italia y viajo por Francia e Inglaterra, enseñando medicina en sus universidades.
Pronto adquirió fama como astrólogo y mago y su reputación se extendió tanto por las cortes como por los claustros, aunque también adquirió gran reputación como médico en ejercicio.
Luisa de Saboya, madre de Francisco I, rey de Francia, o Margarita de Austria, tía de Carlos I de España y V de Alemania requirieron sus servicios y se cuenta, entre otras muchas anécdotas, que hallándose en presencia de Erasmo de Rótterdam y del príncipe de Sajonia, invocó desde “el más allá” el espíritu del orador romano Tulio.
Como abogado y síndico de Metz tuvo un importante enfrentamiento con la Inquisición, al defender a varios acusados de hechicería, lo que le obligó a renunciar al cargo público que ostentaba.
Algunos autores han señalado a Agrippa, como uno de los inspiradores de la “Fraternidad Rosacruz”, al fundar el Paris (1507), en Londres (1510) y en Pavia (1515) las ramas de una sociedad secreta llamada Sodalitium (Comunidad), dedicada al estudio de las ciencias ocultas, aunque según algunos de sus biógrafos se dedicaba a asuntos de dudosa moralidad, como la falsificación de monedas.
Otros dicen que el misterio consistía en elaborar alquímicamente productos de pirotecnia con fines bélicos.
Tras la muerte de la princesa Margarita de Austria, empezaron sus tribulaciones y disgustos.
Según Martín del Río, cayó en desgracia al no poder conseguir la “Piedra Filosofal” que había prometido al emperador; según Antonio Bernárdez, su fama de hechicero y su afilada lengua le habían valido la enemistad de los cortesanos.
En Bruselas fue encelado por deudas y absuelto un año más tarde. Por fin murió pobre y miserable en Grenoble en 1535, cuando ya se había extendido a su alrededor una atmósfera como de nigromante y luciferino.
Su principal obra, que influyó decisivamente en toda la magia posterior fue “De Occulta Philosophia” (Filosofía Oculta) 3 tomos escritos en 1510 pero que solo fueron publicados hasta 1531, en Amberes, Bélgica.
No obstante un solo año antes de su publicación, escribió y difundió un texto “De Vanitate Scientiarum” (Sobre la vanidad de las Ciencias) en el que proclamaba la falsedad de las ciencias ocultas y establecía que la única cosa en el mundo digna de crédito es la religión.
Según la estudiosa de la magia renacentista Frances A. Yates, este libro no fue más que un subterfugio,
“Una escapatoria utilizada frecuentemente por magos y astrólogos para quienes era útil, en caso de una ulterior condena teológica, presentar en su descargo afirmaciones propias en “contra” de los temas condenados”
Según Agrippa, el universo se compone de 3 mundos, el elemental, el celeste y el intelectual.
El estudio de la magia, permite al mago manipular esos mundos en su interés, ya que como el mismo dice:
“El hombre tiene contenido en si mismo todo lo que se halla contenido en el mundo más grande, de modo que no queda nada que no se encuentre verdadera y completamente en el mismo hombre”
+++++

ANDRÓGINO

ANDRÓGINO

Este ser híbrido (mitad hombre y mitad mujer) es un antiguo mito
confirmado por la biología.
Es el símbolo de la indistinción primordial y divina y de toda experiencia que tiende a reintegrarla para el hombre.
Tal es enseñanza de éste mito iniciático que aparece en la mayoría de las tradiciones sagradas del Occidente y del Oriente, con variantes pero sobre todo con constantes.
Al comienzo había un ser (o muchos) que poseían ambos sexos.
Se dividió o se dejó dividir, en dos mitades, una macho y la otra hembra.
Pero con la separación o cortadura como diría Platón (efectivamente la etimología de sexo: “sectus” significa cortado) aparece el deseo de reunirse y de reconstruir la indistinción.
Ya la psicología por medio de Freud y Jung había dado la ocasión de sorprendentes confrontaciones ¿Freud no expresó desde 1898, su fe en la bisexualidad del hombre? ¿No escribió en una sorprendente carta a Fliess?
“Acostumbro a considerar todo acto sexual como un acontecimiento que implica a 4 personas”
En cuanto a Jung, todavía más explícitamente que Freud identifica en el psiquismo humano una tendencia a reconstruir un estado de coexistencia de lo masculino con lo femenino.
La comprobación de esta tesis es que los zoólogos y los biólogos hablan de la bisexualidad como un fenómeno natural.
Clases enteras de animales yuxtaponen características masculinas y femeninas,
Se los llama hermafroditas.
La bisexualidad, especie de bivalencia sexual, consiste originalmente en una aptitud para secretar a la vez productos masculinos y femeninos, diferenciación funcional que no tarda en traducirse en diferencias de estructura.
En un estado más avanzado la bisexualidad aparece en forma de órgano único (la ovotestis) que anuncia la división de los sexos, pues ya secreción masculina se hace en una zona y la femenina en otra.
Luego la función se desdobla y se reparte en dos órganos distintos.
Finalmente se reparte en dos individuos distintos.
Así desde las primeras observaciones, la sexualización se nos presenta como uno de los aspectos de lo simple hacia lo complejo, de la desunización hacia la diferenciación que caracteriza a la evolución de las especies.
Pero esta separación de los sexos (la gonocorización) no pone fin a la dualidad.
En un orden más complejo, la vida inventa especies de 3 y 4 sexos y unas que reúnen más o menos ambos aparatos genitales.
Tolera fenómenos y caprichos:
Así tenemos aves e insectos que tienen una mitad masculina y la otra femenina, crustáceos y pólipos que comienzan su vida con un sexo y la terminan con el otro y otros que periódicamente mudan de sexo como las hidras.
Estas extravagancias también pueden afectar a los humanos:
Se sabe que el adivino Tiresias había pasado muchas veces del estado masculino al femenino y viceversa.
Y también existe el extraño cuadro de Ribera que presenta a un ser barbudo descubriendo un seno hinchado que se dispone a dar a un niño de pecho.
+++++