Entries Tagged 'Nuestro Universo' ↓

LOS EXTRAÑOS SATÉLITES DE MARTE

LOS EXTRAÑOS SATÉLITES DE MARTE
Según el sabio soviético Chklovski, uno de los satélites del planeta Marte el llamado Fobos, es de construcción artificial, debido a su anormal comportamiento astronómico.
Jonathan Swift en su libro “Los Viajes de Gulliver” aparecido en 1726, describe las 2 lunas de Marte y las denomina como “Estrellas de pequeña magnitud o satélites” y según él la más próxima al planeta describe su órbita en 10 horas y la más alejada en 21½ horas.
Pero resulta que el astrónomo norteamericano Asaph Hall, quien descubrió ambos satélites hasta marzo de 1877 es decir 150 años después de la descripción del libro de Jonathan Swift.
¿Cómo obtuvo Jonathan Swift el autor del cuento “Los viajes de Gulliver”, tales conocimientos, simplemente los adivinó o quizá alguien se los entregó?
Y si así fue ¿Quién o quienes fueron?
Estas como tantas otras, también son preguntas sin respuesta, cuando menos por el momento.
+++++

UNA POSESIÓN DEMONÍACA

UNA POSESIÓN DEMONÍACA
Por Emmanuel Swedenborg
En opinión de Emmanuel Swedenborg (filósofo Sueco del siglo XVIII), durante un período, entes positivos y negativos procedentes de una dimensión paralela el “ying” y el “yang” orientales, o las fuerzas opuestas que según la física dominan el Universo (el principio de armonía y el de entropía) se disputan el ánima de una persona muerta.
El problema, según el parapsicólogo Alan Vaughan, surge cuando ésta lucha se inicia mientras el individuo aún está vivo, dando lugar al fenómeno de las posesiones.
A continuación transcribo, lo que es tomado literalmente de un estudio hecho por J. García Font, llamado “Manía Divina y Posesión Diabólica”, publicado por la Editorial Plaza y Janés, el año de 1978 en Barcelona, España.
Se trata de un exorcismo que llevó a cabo el extraordinario Justinus Kerner, médico, poeta, ocultista e hipnotizador alemán, contra un conjuro hecho en Olga, la hija de un humilde campesino que acudió a su consultorio en la ciudad de Weinsberg.
“Cuando Kerner se halló ante la hija del campesino, utilizó a modo de tanteo previo, sus pases magnéticos.
Aseguraba el médico que la emisión de un fluido positivo, quizá podría barrer la nube maléfica que se había introducido en aquella muchacha.
Pero ocurrió que la joven o, mejor dicho la fuerza que en ella se había albergado, empezó a reír burlonamente e imitar los gestos del médico, de modo que éste experimentó la desagradable sensación de que reflejaban de nuevo hacia él sus emisiones magnéticas, pero con signo cambiado, con efectos conturbadores y negativos.
Se había producido un fenómeno de rechazo para el que Kerner, mas adelante, había de acuñar la expresión de “reflejo de rechazo caco-magnético”.
Intentó varias veces el mismo procedimiento, pero al fin desistió.
Lo mejor sería intentar otra cosa. Kerner sabía bien que interesaba que la potencia oculta – se manifestase -. Se colocó tras la campesina, y se concentró, procurando vaciar su mente de toda representación.
Se oyeron extraños ruidos. ¿Se producían en el interior de la muchacha o en la habitación?
Kerner permanecía impasible…
Una voz opaca extraña, sonó cerca de él.
-Vamos, vamos, matasanos, no te las des de santurrón…
-Aquí hay moza fresca…
-Su padre la ha puesto en tus manos…
-No seas hipócrita…
-¡Dale un pellizco…!
Kerner preguntó:
-Dime tu nombre.
-Si has empezado a manifestarte, algo persigues…
-Te presto atención, te escucho…
-Puedes llamarme lagarto, sapo o salamandra, poco importa…
-No puedo hablar con los animales…
-Pero aunque no me digas el nombre, empiezo a conocerte, eres un cobarde que se esconde en la fragilidad de una muchacha…
-¡Necio! ¡Mal nacido!… Llamas fragilidad a la que ostenta redondeces apreciables…
-Si te atreves con ella…
-Te diré mi nombre…
-¡Vamos!…
¿A que esperas?…
Kerner se concentró, procurando mantener un absoluto dominio sobre el vacío que había conseguido en su interior.
Esa actitud era la condición exigida para dominar aquella extraña potencia.
-¡En nombre del Señor de los cielos te conmino a que digas tu nombre…!
-¡El te creó…!
-¡El te llamó a la existencia dándote un nombre!
-¡Dilo!
-Voy a darte un nombre para que sólo tú lo uses, pues hemos de hacernos buenos amigos.
-Te haré confidencias acerca de ciertas aventuras de tu madre que habrán de gustarte…
-¡Tu nombre…!
-¡Jael…! ¡Jael…!
Kerner lanzó un suspiro.
¡Lo había logrado!
¡Había provocado una verdadera inducción magnética…!
Tenía el pleno convencimiento de que a través de las conversaciones podría orientar su acción de modo eficaz contra aquel invasor del alma de una campesina.
Quizás hallaría su punto flaco.
Porque cabe suponer, entre los defectos e imperfecciones de los demonios, ciertas debilidades…
-¿Que persigues al penetrar en esa pobre muchacha…?
-Mostrar el poder de nuestro imperio.
-Triste cosa es manifestar así tu presencia.
-¿Has de anular a una simple moza de ordeño y establo?
-Es la elegida por el Antro.
-Mi presencia es un privilegio para ella.
-Tus favores infernales convierten al ser humano en un animal estúpido y delirante.
-¿Que dices matasanos…? Puedo demostrarte que ésta “chicarrona” es una de las mujeres más inteligentes y dotadas…
-Jamás lo creeré… Puedes con ella porque es una imbécil y soñadora… persigue novios en las sombras de los establos…
La muchacha lanzó un grito horrísono, espantoso y empezó a convulsionarse de modo increíble.
Kerner sabía lo peligroso que era aquel diálogo.
Era fama que, en las pláticas con el demonio invasor, éste puede introducirse en el interior del propio exorcista.
Estaba convencido de que, durante los tratamientos de posesos y en las ceremonias que se efectúan para expulsar a las potencias inferiores, se forma una peculiar nube magnética que envuelve al poseso y quien se dirige a él o a su espíritu.
Y de modo extraño e incomprensible, se llega incluso a una fusión de psiquismos.
Con todo en aquellas circunstancias, no podía hacer otra cosa.
El demonio Jael había rechazado con fuerza todos los fluidos que Kerner intentó enviar a la posesa…
La debilidad del malvado podía hallarse quizás en su fuerza, en su poder…
Por ahí debía intentarse…
-¡Confirmas lo que digo, Satanás!… ¡Ese es tu bajo poder!
-¡Maldito!… ¡Te lo demostraré!… ¡Verás!…
Rugió el terrible espíritu desde los labios de la muchacha.
La joven dio una extraña voltereta por los suelos entre mil contorsiones, como un payaso de feria, y quedó sin sentido. Kerner se apresuró a abrir una ventana para que desapareciese el insoportable hedor que había dejado el diablo en la estancia…
Desde aquel momento, la joven Olga, no sólo retornó en sí, sino que mostró un ánimo despierto y una perspicacia nada común.
Según Kerner, ella aconsejó a su familia que se trasladaran a otro lugar, donde prosperaron notablemente y la chica casó ahí con ventaja.
De vez en cuando, el magnetizador recibía una cesta de manzanas o alguna “Jarrita” de miel de un buen padre agradecido…”
+++++

HÉROE POLACO Eugeniusz Sławomir Łazowski

HÉROE POLACO
Eugeniusz Sławomir Łazowski

El Doctor Eugene Lazowski nacido como Eugeniusz Slawomir Lazowski (1913, Czestochowa, Polonia – 16 de diciembre de 2006, Eugene, Oregón, Estados Unidos de Norteamérica) fue un médico y profesor de pediatría en el Estado de la Universidad de Illinois.
Durante la Segunda Guerra Mundial Lazowski sirvió primero como segundo teniente del ejército polaco en un tren de la Cruz Roja – durante la campaña de septiembre de Polonia- y, posteriormente, como médico militar del clandestino Ejército Nacional.
Gracias al descubrimiento médico de su amigo, el doctor Stanislaw Matulewicz, Lazowski fue el creador de una falsa epidemia infecciosa y peligrosa, la epidemia de tifus en la ciudad de Rozwadów (actualmente un distrito de Stalowa Wola) y en los pueblos y ciudades vecinas.
Llegó a salvar a unos 8.000 judíos de Polonia de una muerte segura en campos de concentración nazi durante el Holocausto, haciendo la realización de sus servicios en el más absoluto secreto, bajo la amenaza de la pena de muerte.
En 1958 Lazowski emigró a los Estados Unidos con una beca de la Fundación Rockefeller.
Él es el autor de un libro de memorias titulado Wojna prywatna (Mi Guerra privada) y más de 100 tesis científicas.
El Schindler polaco
Antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial Eugeniusz Lazowski obtuvo el título de medicina en la Universidad Józef Pilsudski en Varsovia.
Durante la ocupación alemana Lazowski residía en Rozwadów con su esposa y su hija pequeña.
Lazowski pasó un tiempo en un campo de prisioneros de guerra antes de su llegada a la ciudad, donde se reunió con su familia y comenzó a practicar la medicina con su amigo de la escuela de medicina el doctor Stanislaw Matulewicz.
Matulewicz descubrió que mediante la inyección de una «vacuna» de bacterias muertas en una persona sana, esa persona tendría un resultado positivo en el análisis de la epidemia del tifus sin experimentar los síntomas.
Los dos médicos urdieron un plan secreto para salvar alrededor de una docena de aldeas en las cercanías de Rozwadów y Zbydniów no sólo de la explotación del trabajo forzoso, sino también de exterminio nazi.
Entonces Lazowski, había creado una falsa epidemia de tifus en la ciudad de Rozwadow y sus alrededores salvando a 8.000 judíos de la persecución nazi.
Él utilizó la ciencia médica para engañar a los alemanes y guardar a judíos y polacos de la deportación a los campos de concentración nazis.
Los alemanes estaban aterrorizados por la enfermedad debido a su gran expansión por contagio.
Las personas infectadas con tifus no fueron enviadas a campos de concentración, sin embargo, cuando los alemanes se dieron cuenta de que un número elevado de personas se encontraban infectadas con esta enfermedad, decretaron cuarentena a toda la zona.
Así estos no entraron en la zona FLECKFIEBER, por temor a que la enfermedad se extendiera también a ellos.
Un documental sobre el doctor Eugene Lazowski titulado “Una guerra privada” fue realizado actualmente por un productor de televisión polaca, Ryan Banco que siguieron a Lazowski de nuevo a Polonia y grabaron testimonios de personas cuyas familias se salvaron por la falsa epidemia.
Lazowski se retiró de la práctica de medicina a finales de 1980.
Murió en 2006 en Eugene, Oregon, Estados Unidos de Norteamérica, donde había estado viviendo con su hija.
+++++

COSMOLOGIA FISICA

Cosmología física

Subcategorías
Esta categoría incluye las siguientes 7 subcategorías:

Artículos en la categoría «Cosmología física»
Esta categoría incluye las siguientes 25 páginas:

Categoría:
Cosmología
Menú de navegación
Crear una cuenta
Ingresar
Categoría
Discusión
Leer
Editar
Ver historial
Portada
Portal de la comunidad
Actualidad
Cambios recientes
Páginas nuevas
Página aleatoria
Ayuda
Donaciones
Notificar un error
Esta página fue modificada por última vez el 13 mar 2013, a las 11:19.
El texto está disponible bajo la Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0; podrían ser aplicables cláusulas adicionales.
Léanse los términos de uso para más información.
Wikipedia® es una marca registrada de la Fundación Wikimedia, Inc., una organización sin ánimo de lucro.
Contacto

TEORIA DE LAS BRANAS
Las branas son entidades físicas conjeturadas por la teoría M y su vástago, cosmología de branas.
En la teoría M, se postula la existencia de p-branas y d-branas (ambos nombres provienen parasintéticamente de “membrana”).
Las p-branas son objetos de dimensionalidad espacial p (por ejemplo, una cuerda es una 1-brana).
En cosmología de branas, el término “brana” se utiliza para referirse a los objetos similares al universo cuadridimensional que se mueven en un “bulk” (sustrato) de mayor dimensión.
Las d-branas son una clase particular de p-branas.
Descripción
Las membranas existen, según la teoría de cuerdas, en la decima primera dimensión, en realidad son infinitas; se dice que cada membrana corresponde a un universo, por ejemplo a nuestro universo le corresponde una membrana y las otras membranas serían universos paralelos.
Según algunos físicos el universo es una membrana esférica, los bordes de las membranas forman ondulaciones las cuales están en constante movimiento, se dice que estas membranas se mueven con “forma de olas” en esta dimensión( 11ª).
Esta dimensión es sumamente delgada e infinitamente larga, estas membranas están en movimiento como las olas en el mar, es decir, las membranas serían burbujas en olas de mar que al chocar inician el big bang; es decir, el big bang es un fenómeno que ocurre una y otra vez.
En el marco de la teoría de cuerdas, la membrana (M) es un conjunto de dimensiones presente, ampliando sus límites.

La membrana y la materia oscura.
Se ha llegado a explicar la causa del “Big Bang” por el choque de 2 membranas, así sería la explosión producida la causa del nacimiento y expansión del universo.
La materia y la energía sólo pueden transmitirse a través de las 4 primeras dimensiones, excepto la gravedad que puede difundirse en las 11.
La materia de una puede alterar el espaciotiempo de otra paralela.
De hecho, fenómenos similares fueron los que indujeron la teoría.
Las membranas podrían estar separadas por distancias pequeñísimas unas de otras, incluso, según resultados experimentales, a millonésimas de milímetro.
Gracias a este hecho se intentaría explicar por qué la gravedad parece menos fuerte de lo que en realidad es.
Las formas más postuladas son la de membranas planas y paralelas entre sí y la de silla de montar.
Si las membranas son planas y paralelas, la gravedad quedaría encajonada entre ambas, fluctuando entre una y la otra, pero siempre manteniéndose constante.
Por el contrario, si las membranas adoptaran la forma de silla de montar, irían perdiendo paulatinamente energía y, por tanto, materia, hasta desaparecer sumido en la difusión por las 11 dimensiones.
P-branas
D-branas
Categorías: Teoría de cuerdas Cosmología física
+++++

MATRIMONIO PROTEGIDO POR SERES DEL ESPACIO

MATRIMONIO PROTEGIDO POR SERES DEL ESPACIO
Una pareja de Arizina, Nuevo Mèxoco, afirma que unos amistosos seres del espacio, les han salvado en numerosas ocasiones de sufrir terribles accidentes como si fuesen sus ángeles de la guardia.
Michael y Aurora Ellegion quienes ademas son subdirectores del NICUFOS (Comite Nacional de Investigaciones OVNI de Arizona, se dicen estar convencidos que tienen amigos, por ejemplo en el espacio, que les han salvados muchas veces por ejemplo:
Michael recuerda que cuando era pequeño cayò de un muelle en California a las aguas del Pacìfico, mientras luchaba arduamente cion el fin de mantenerse a flote , escucho un fuerte zumbido sobre su cabeza, al tiempo que una luz muy brillante flotando en el espacio, luego por increíble que pareciera fue rescatado por esta nave espacial.
Los entes me introdujeron dentro de su aparato espacial -relata Michael- eran muy l hermosos parecían humanos pero tenían el pelo blanco y median como 3 metros de altura .
La segunda vez que los seres del espacio salvaron a Michael fue 1979,cerca de la ciudad de Los Angeles, Michael viajaba en su automóvil por una via de alta velocidad cuando escucho unas voces extrañas dentro de su cabeza que le decían que saliese inmediatamente de la vía, sorprendido decidió obedecer y a la primera oportunidad que tuvo lo hizo, salvando de esta forma su vida pues mas adelante se registrado un terrible accidente y de haber continuado por ese carril habría chocado contra los autos del accidente y que estaban obstruyendo el camino.
Aurora por su parte dice que cuando era pequeña, unos ladrones se metieron a su casa , pero que luego fueron perseguidos por unos seres que a mi me parecieron unos ángeles pero luego supe que eran seres del espacio
La señora Aurora dice que esa no fue la única vez que le ocurrió algo semejante. Pues ellos los extraterrestres la salvaron también como a su esposo de perecer en su auto; viajaba a gran velocidad -recuerda la señora- cuando de pronto me encontré con una luz roja al mismo tiempo el sol me deslumbraba por completo; sin saber ue hacer cierre los ojos y pise el freno hasta el fondo, esperando lo peor, sin embargo de pronto todo se detuvo como si se hiciera un completo silencio a mi alrededor, cuando abrí los ojos estaba firmemente estacionada junto a la banqueta , luego todo volvió a la normalidad, el trafico las personas, fue como si el tiempo se hubiera detenido, estoy segura que fueron nuestros guardianes del espacio quienes me salvaron.
+++++

ACCIDENTE A UN OVNI EN LA EXUNIÓN SOVIÉTICA– Recabado por Manuel Arturo Ortiz y Nava – León de los Aldama, Guanajuato.

<ACCIDENTE A UN OVNI EN LA EXUNIÓN SOVIÉTICA.
Recabado por Manuel Arturo Ortiz y Nava
León de los Aldama, Guanajuato.

En la revista soviética Znaniesila apareció un artículo escrito por Víktor Deminov en el que según la traducción de Nicolás Nikonof se narra la caída de un OVNI a orillas de un lago soviético y lo describe de la siguiente forma:
Estaba un embudo inexplicable, situado a la orilla de un lago, a escasa distancia de la frontera sur de Karelia.
El guardabosque Vasili Brodski fue quien lo descubrió y dio aviso a Leningrado, es de notar que el día anterior el mismo Vasili Brodski había hecho el mismo trayecto sin notar nada anormal.
Pero luego del incidente solicitó a sus superiores el envío de especialistas y de buzos.
Llegó de Leningrado una expedición dirigida por el profesor Víktor Deminov, y su informe consigna los hechos de la forma siguiente:
“A orillas de un lago de forma oblonga, descubrimos un hoyo, un enorme trozo de tierra había sido arrancado de una de ellas.
La excavación medía cerca de 30 metros de largo, algo más de 15 metros de ancho y 3 de profundidad.
El hielo estaba roto y grandes bloques del mismo flotaban sobre la superficie.
Cerca del agua se advertía la huella de un objeto desconocido y de peso considerable; el pasto había sido arrancado y esparcido; el lugar estaba liso como planchado”
Un buzo especializado, empezó el estudio cuidadoso de las profundidades, así constató la presencia de una masa de tierra lanzada hacia arriba, amen de trozos de pasto congelado, tal parecía como que una potencia desconocida lo hubiese trasplantado al fondo del lago, esta masa formaba una estrecha y larga tira que se prologaba hacia el centro del embalse, su longitud alcanzaba casi los 100 metros, fuera de esto nada había alterado la situación del fondo del lago.
Los científicos de Leningrado, advirtieron que un misterioso objeto había golpeado la ribera, y que después de rebotar y deslizarse sobre el agua se había fundido.
El objeto incomprensible, luego de alcanzar una pasmosa velocidad, golpeó la ribera en ángulo y probablemente rebotó después como una piedra plana que fuese lanzada, sobre la superficie del agua.
Bajo el hielo, el buzo localizó a cierta distancia, y en la misma dirección que la faja de tierra, una prominencia de 1.½ metros de alto,
“Como si un cuerpo hubiera chocado contra el suelo antes de detenerse…”
Fuera de esto, el fondo no presentaba ninguna particularidad.
El misterioso artefacto parecía haberse volatilizado o desintegrado totalmente.
El detector de metales permaneció inalterable, ni en la superficie, ni debajo del agua, sin embargo se encontraron variaciones cerca del túmulo que acabamos de mencionar.
Al regresar a la superficie, uno de los buzos hizo caer un bloque de hielo que se encontraba en la superficie congelada.
¡El lado inmerso del fragmento era verde esmeralda!
Cabe tratar aquí de impregnación, pues la impresión cromática era de varios centímetros de profundidad.
Recién llegado a Leningrado, Víktor Demidov entregó a sus amigos del laboratorio los elementos del material recogido.
Nada tenían que ver con el accidente del lago las explosiones de cohetes, los relámpagos esféricos, ni los meteoritos.
Se consideró prudente no hablar de la caída de un aparato de origen cósmico desconocido, sin embargo esta fue la hipótesis de muchos investigadores.
Varios hechos hacían suponerlo.
Primero los químicos que estudiaron unos aparentes granos de mijo comprobaron que estos tenían un intenso resplandor metálico, en el espectro infrarrojo del polvo obtenido al triturar dichos granos, se notó la ausencia de una banda de absorción característica de toda combinación orgánica.
Por otra parte, demostraron tener una resistencia inimaginable, sumergidos en un baño de ácido sulfúrico concentrado, mezclado con ácido fluorhídrico, capaz hasta de disolver el vidrio, no sufrieron alteración alguna.
El polvo obtenido al triturar los granos de origen desconocido, resistió también al ácido muriático.
¡Esto demostró que los granos de origen orgánico no eran de formación natural!
Los bloques de hielo impregnados de color verde, fueron estudiados por los glaciólogos, observaron que bajo fuerte presión, el color se tornaba en azul pálido, pero quedaron perplejos al constatar que sólo la parte sumergida presentaba éste fenómeno de coloración inusitada.
Concluyeron así sus análisis:
“Los elementos encontrados en el hielo derretido no permiten explicar la coloración mencionada”
¿El aterrizaje forzoso del ovni se había producido por falta de “energía verde”?
Sigurd Armond estaría dispuesto a afirmarlo, y a agregar que la tripulación del aparato no habría logrado sobrevivir en nuestro planeta.
Probablemente fuera ésta la razón por la que las huellas materiales de la nave aterrizada fuesen casi inexistentes.
¿Extraño, no?
+++++

CONSTELACION DE OFIUCO -Tomado de WIKIPEDIA por Manuel Arturo Ortiz y Nava, -Leon de los Aldama. Guanajuato-

CONSTELACION DE OFIUCO
-TOMADO DE WIKIPEDIA POR Manuel Arturo Ortiz y Nava, -Leon de los Aldama. Guanajuato

Ofiuco u Ophiuchus (el portador de la serpiente o Serpentario) es una de las 88 constelaciones modernas, y era una de las 48 listadas por Ptolomeo. Puede verse en ambos hemisferios entre los meses de abril a octubre por estar situada sobre el ecuador celeste.
Al norte de Ofiuco se halla Hércules, al suroeste Sagitario (Sagittarius) y al sureste Escorpión (Scorpius); al este se encuentran la Cabeza de la Serpiente (Serpens Caput) y Libra, mientras que al oeste quedan Águila (Aquila), Escudo de Sobieski (Scutum) y Cola de la Serpiente (Serpens Cauda).
La constelación queda flanqueada por la Cabeza y la Cola de la Serpiente, que puede ser considerada como una única constelación: Serpiente (Serpens), que la atraviesa.
El conjunto resultante es un hombre rodeado por una serpiente.

Constelación Ophiuchus , all litle sky .
En esta constelación se localizan varias de las estrellas más cercanas a nuestro Sistema Solar.
Así, la Estrella de Barnard es, después de las 3 componentes de Alfa Centauri, la estrella más próxima al Sol, estando situada a poco menos de 6 años luz.
También en Ofiuco se encuentran los sistemas 70 Ophiuchi y 36 Ophiuchi, constituidos por enanas naranjas —estrellas semejantes al Sol aunque más frías y tenues—, ambos a menos de 20 años luz de distancia.
En 1604 apareció en esta constelación la supernova de Kepler, la última supernova observada en nuestra propia galaxia a una distancia no superior a 6 kiloparsecs.
Fue visible a simple vista y en el momento de máxima luminosidad superó en brillo a cualquier otra estrella del cielo nocturno.
Diversos cúmulos globulares como M10, M12 y M62 pueden ser observados con binoculares

Estrellas principales
α Ophiuchi (Ras Alhague o Rasalhague), la más brillante de la constelación con magnitud 2,09 y de color blanco; situada cerca de Ras Algethi (α Herculis) al norte de la constelación.
β Ophiuchi (Cebalrai), de magnitud 2,77 y color anaranjado, situada también al norte de la constelación.
γ Ophiuchi, estrella blanca de magnitud 3,75 en donde se ha detectado un disco circumestelar de polvo.
δ Ophiuchi (Yed Prior), de magnitud 2,73 y color rojo, situada al sur de la constelación y cerca de la cabeza de la serpiente.
ε Ophiuchi (Yed Posterior), muy cerca de Yed Prior y de magnitud 3,23, una estrella gigante de color amarillo.
ζ Ophiuchi, la tercera más brillante de la constelación (magnitud 2,54), estrella del raro tipo espectral O (azul oscuro).
η Ophiuchi (Sabik), la segunda más brillante con magnitud 2,43, estrella binaria blanca de la secuencia principal.
θ Ophiuchi, caliente subgigante azul de magnitud 3,25.
κ Ophiuchi, gigante naranja de magnitud 3,20.
λ Ophiuchi (Marfik), estrella triple situada en el codo de Ofiuco.
μ Ophiuchi, estrella de mercurio-manganeso de magnitud 4,62.
ν Ophiuchi, gigante naranja acompañada de dos enanas marrones.
ρ Ophiuchi, estrella binaria rodeada por una nebulosa de reflexión.
υ Ophiuchi, estrella Am y binaria espectroscópica de magnitud 4,63.
φ Ophiuchi, gigante amarilla de magnitud 4,29.
χ Ophiuchi, estrella Be de magnitud 4,42.
ψ Ophiuchi, gigante naranja de magnitud 4,49.
45 Ophiuchi (d Ophiuchi), gigante o subgigante blanco-amarilla de magnitud 4,29.
51 Ophiuchi, estrella Herbig Ae/Be rodeada por un disco circumestelar de gas y polvo.
58 Ophiuchi, estrella blanco-amarilla distante 57 años luz.
67 Ophiuchi, supergigante azul de magnitud 3,97 que forma parte del cúmulo estelar Collinder 359.
70 Ophiuchi y 36 Ophiuchi, sistemas estelares cercanos a la Tierra, el primero a 16,6 años luz y el segundo a 19,5 años luz.
72 Ophiuchi, subgigante blanca de magnitud 3,72.
U Ophiuchi, sistema estelar cuya componente principal es una binaria eclipsante de magnitud 5,72.
X Ophiuchi, sistema binario compuesto por una variable Mira y una gigante naranja separadas unos 0,5 segundos de arco.
Y Ophiuchi, cefeida de magnitud media 6,18 cuyo período es de 17,1241 días.
RS Ophiuchi, nova recurrente formada por una gigante roja y una enana blanca.
TW Ophiuchi, estrella de carbono y variable semirregular de magnitud media 8,20.
V2129 Ophiuchi, joven estrella T Tauri de magnitud 11,2.
V2292 Ophiuchi, enana amarilla de magnitud 6,64 distante 55 años luz.
V2388 Ophiuchi, una de las binarias de contacto más brillantes del cielo con magnitud 6,26.
Estrella de Barnard, la segunda estrella más cercana al Sistema Solar a 5,96 años luz, una enana roja de brillo tenue no visible a simple vista.
Gliese 628 (Wolf 1061), enana roja a 13,81 años luz del Sistema Solar.
Gliese 644 (Wolf 630), el sistema estelar quíntuple más cercano a la Tierra, distante 18,7 años luz.
Gliese 673, 12 Ophiuchi (V2133 Ophiuchi) y Gliese 688, enanas naranjas a 25,2, 31,9 y 34,9 años luz respectivamente.
Gliese 653 y Gliese 654, un amplio sistema binario a 34,7 años luz del Sistema Solar.
GJ 1214, enana roja con un planeta extrasolar.
G 21-15, sistema formado por tres enanas blancas, uno de los pocos conocidos de estas características.
SN 1604 (Supernova de Kepler), supernova que tuvo lugar en el año 1604

α Ophiuchi (Ras Alhague o Rasalhague), la más brillante de la constelación con magnitud 2,09 y de color blanco; situada cerca de Ras Algethi (α Herculis) al norte de la constelación.
β Ophiuchi (Cebalrai), de magnitud 2,77 y color anaranjado, situada también al norte de la constelación.
γ Ophiuchi, estrella blanca de magnitud 3,75 en donde se ha detectado un disco circumestelar de polvo.
δ Ophiuchi (Yed Prior), de magnitud 2,73 y color rojo, situada al sur de la constelación y cerca de la cabeza de la serpiente.
ε Ophiuchi (Yed Posterior), muy cerca de Yed Prior y de magnitud 3,23, una estrella gigante de color amarillo.
ζ Ophiuchi, la tercera más brillante de la constelación (magnitud 2,54), estrella del raro tipo espectral O (azul oscuro).
η Ophiuchi (Sabik), la segunda más brillante con magnitud 2,43, estrella binaria blanca de la secuencia principal.
θ Ophiuchi, caliente subgigante azul de magnitud 3,25.
κ Ophiuchi, gigante naranja de magnitud 3,20.
λ Ophiuchi (Marfik), estrella triple situada en el codo de Ofiuco.
μ Ophiuchi, estrella de mercurio-manganeso de magnitud 4,62.
ν Ophiuchi, gigante naranja acompañada de dos enanas marrones.
ρ Ophiuchi, estrella binaria rodeada por una nebulosa de reflexión.
υ Ophiuchi, estrella Am y binaria espectroscópica de magnitud 4,63.
φ Ophiuchi, gigante amarilla de magnitud 4,29.
χ Ophiuchi, estrella Be de magnitud 4,42.
ψ Ophiuchi, gigante naranja de magnitud 4,49.
45 Ophiuchi (d Ophiuchi), gigante o subgigante blanco-amarilla de magnitud 4,29.
51 Ophiuchi, estrella Herbig Ae/Be rodeada por un disco circumestelar de gas y polvo.
58 Ophiuchi, estrella blanco-amarilla distante 57 años luz.
67 Ophiuchi, supergigante azul de magnitud 3,97 que forma parte del cúmulo estelar Collinder 359.
70 Ophiuchi y 36 Ophiuchi, sistemas estelares cercanos a la Tierra, el primero a 16,6 años luz y el segundo a 19,5 años luz.
72 Ophiuchi, subgigante blanca de magnitud 3,72.
U Ophiuchi, sistema estelar cuya componente principal es una binaria eclipsante de magnitud 5,72.
X Ophiuchi, sistema binario compuesto por una variable Mira y una gigante naranja separadas unos 0,5 segundos de arco.
Y Ophiuchi, cefeida de magnitud media 6,18 cuyo período es de 17,1241 días.
RS Ophiuchi, nova recurrente formada por una gigante roja y una enana blanca.
TW Ophiuchi, estrella de carbono y variable semirregular de magnitud media 8,20.
V2129 Ophiuchi, joven estrella T Tauri de magnitud 11,2.
V2292 Ophiuchi, enana amarilla de magnitud 6,64 distante 55 años luz.
V2388 Ophiuchi, una de las binarias de contacto más brillantes del cielo con magnitud 6,26.
Estrella de Barnard, la segunda estrella más cercana al Sistema Solar a 5,96 años luz, una enana roja de brillo tenue no visible a simple vista.
Gliese 628 (Wolf 1061), enana roja a 13,81 años luz del Sistema Solar.
Gliese 644 (Wolf 630), el sistema estelar quíntuple más cercano a la Tierra, distante 18,7 años luz.
Gliese 673, 12 Ophiuchi (V2133 Ophiuchi) y Gliese 688, enanas naranjas a 25,2, 31,9 y 34,9 años luz respectivamente.
Gliese 653 y Gliese 654, un amplio sistema binario a 34,7 años luz del Sistema Solar.
GJ 1214, enana roja con un planeta extrasolar.
G 21-15, sistema formado por tres enanas blancas, uno de los pocos conocidos de estas características.
SN 1604 (Supernova de Kepler), supernova que tuvo lugar en el año 1604.

α Ophiuchi (Ras Alhague o Rasalhague), la más brillante de la constelación con magnitud 2,09 y de color blanco; situada cerca de Ras Algethi (α Herculis) al norte de la constelación.
β Ophiuchi (Cebalrai), de magnitud 2,77 y color anaranjado, situada también al norte de la constelación.
γ Ophiuchi, estrella blanca de magnitud 3,75 en donde se ha detectado un disco circumestelar de polvo.
δ Ophiuchi (Yed Prior), de magnitud 2,73 y color rojo, situada al sur de la constelación y cerca de la cabeza de la serpiente.
ε Ophiuchi (Yed Posterior), muy cerca de Yed Prior y de magnitud 3,23, una estrella gigante de color amarillo.
ζ Ophiuchi, la tercera más brillante de la constelación (magnitud 2,54), estrella del raro tipo espectral O (azul oscuro).
η Ophiuchi (Sabik), la segunda más brillante con magnitud 2,43, estrella binaria blanca de la secuencia principal.
θ Ophiuchi, caliente subgigante azul de magnitud 3,25.
κ Ophiuchi, gigante naranja de magnitud 3,20.
λ Ophiuchi (Marfik), estrella triple situada en el codo de Ofiuco.
μ Ophiuchi, estrella de mercurio-manganeso de magnitud 4,62.
ν Ophiuchi, gigante naranja acompañada de dos enanas marrones.
ρ Ophiuchi, estrella binaria rodeada por una nebulosa de reflexión.
υ Ophiuchi, estrella Am y binaria espectroscópica de magnitud 4,63.
φ Ophiuchi, gigante amarilla de magnitud 4,29.
χ Ophiuchi, estrella Be de magnitud 4,42.
ψ Ophiuchi, gigante naranja de magnitud 4,49.
45 Ophiuchi (d Ophiuchi), gigante o subgigante blanco-amarilla de magnitud 4,29.
51 Ophiuchi, estrella Herbig Ae/Be rodeada por un disco circumestelar de gas y polvo.
58 Ophiuchi, estrella blanco-amarilla distante 57 años luz.
67 Ophiuchi, supergigante azul de magnitud 3,97 que forma parte del cúmulo estelar Collinder 359.
70 Ophiuchi y 36 Ophiuchi, sistemas estelares cercanos a la Tierra, el primero a 16,6 años luz y el segundo a 19,5 años luz.
72 Ophiuchi, subgigante blanca de magnitud 3,72.
U Ophiuchi, sistema estelar cuya componente principal es una binaria eclipsante de magnitud 5,72.
X Ophiuchi, sistema binario compuesto por una variable Mira y una gigante naranja separadas unos 0,5 segundos de arco.
Y Ophiuchi, cefeida de magnitud media 6,18 cuyo período es de 17,1241 días.
RS Ophiuchi, nova recurrente formada por una gigante roja y una enana blanca.
TW Ophiuchi, estrella de carbono y variable semirregular de magnitud media 8,20.
V2129 Ophiuchi, joven estrella T Tauri de magnitud 11,2.
V2292 Ophiuchi, enana amarilla de magnitud 6,64 distante 55 años luz.
V2388 Ophiuchi, una de las binarias de contacto más brillantes del cielo con magnitud 6,26.
Estrella de Barnard, la segunda estrella más cercana al Sistema Solar a 5,96 años luz, una enana roja de brillo tenue no visible a simple vista.
Gliese 628 (Wolf 1061), enana roja a 13,81 años luz del Sistema Solar.
Gliese 644 (Wolf 630), el sistema estelar quíntuple más cercano a la Tierra, distante 18,7 años luz.
Gliese 673, 12 Ophiuchi (V2133 Ophiuchi) y Gliese 688, enanas naranjas a 25,2, 31,9 y 34,9 años luz respectivamente.
Gliese 653 y Gliese 654, un amplio sistema binario a 34,7 años luz del Sistema Solar.
GJ 1214, enana roja con un planeta extrasolar.
G 21-15, sistema formado por tres enanas blancas, uno de los pocos conocidos de estas características.
SN 1604 (Supernova de Kepler), supernova que tuvo lugar en el año 1604.
α Ophiuchi (Ras Alhague o Rasalhague), la más brillante de la constelación con magnitud 2,09 y de color blanco; situada cerca de Ras Algethi (α Herculis) al norte de la constelación.
β Ophiuchi (Cebalrai), de magnitud 2,77 y color anaranjado, situada también al norte de la constelación.
γ Ophiuchi, estrella blanca de magnitud 3,75 en donde se ha detectado un disco circumestelar de polvo.
δ Ophiuchi (Yed Prior), de magnitud 2,73 y color rojo, situada al sur de la constelación y cerca de la cabeza de la serpiente.
ε Ophiuchi (Yed Posterior), muy cerca de Yed Prior y de magnitud 3,23, una estrella gigante de color amarillo.
ζ Ophiuchi, la tercera más brillante de la constelación (magnitud 2,54), estrella del raro tipo espectral O (azul oscuro).
η Ophiuchi (Sabik), la segunda más brillante con magnitud 2,43, estrella binaria blanca de la secuencia principal.
θ Ophiuchi, caliente subgigante azul de magnitud 3,25.
κ Ophiuchi, gigante naranja de magnitud 3,20.
λ Ophiuchi (Marfik), estrella triple situada en el codo de Ofiuco.
μ Ophiuchi, estrella de mercurio-manganeso de magnitud 4,62.
ν Ophiuchi, gigante naranja acompañada de dos enanas marrones.
ρ Ophiuchi, estrella binaria rodeada por una nebulosa de reflexión.
υ Ophiuchi, estrella Am y binaria espectroscópica de magnitud 4,63.
φ Ophiuchi, gigante amarilla de magnitud 4,29.
χ Ophiuchi, estrella Be de magnitud 4,42.
ψ Ophiuchi, gigante naranja de magnitud 4,49.
45 Ophiuchi (d Ophiuchi), gigante o subgigante blanco-amarilla de magnitud 4,29.
51 Ophiuchi, estrella Herbig Ae/Be rodeada por un disco circumestelar de gas y polvo.
58 Ophiuchi, estrella blanco-amarilla distante 57 años luz.
67 Ophiuchi, supergigante azul de magnitud 3,97 que forma parte del cúmulo estelar Collinder 359.
70 Ophiuchi y 36 Ophiuchi, sistemas estelares cercanos a la Tierra, el primero a 16,6 años luz y el segundo a 19,5 años luz.
72 Ophiuchi, subgigante blanca de magnitud 3,72.
U Ophiuchi, sistema estelar cuya componente principal es una binaria eclipsante de magnitud 5,72.
X Ophiuchi, sistema binario compuesto por una variable Mira y una gigante naranja separadas unos 0,5 segundos de arco.
Y Ophiuchi, cefeida de magnitud media 6,18 cuyo período es de 17,1241 días.
RS Ophiuchi, nova recurrente formada por una gigante roja y una enana blanca.
TW Ophiuchi, estrella de carbono y variable semirregular de magnitud media 8,20.
V2129 Ophiuchi, joven estrella T Tauri de magnitud 11,2.
V2292 Ophiuchi, enana amarilla de magnitud 6,64 distante 55 años luz.
V2388 Ophiuchi, una de las binarias de contacto más brillantes del cielo con magnitud 6,26.
Estrella de Barnard, la segunda estrella más cercana al Sistema Solar a 5,96 años luz, una enana roja de brillo tenue no visible a simple vista.
Gliese 628 (Wolf 1061), enana roja a 13,81 años luz del Sistema Solar.
Gliese 644 (Wolf 630), el sistema estelar quíntuple más cercano a la Tierra, distante 18,7 años luz.
Gliese 673, 12 Ophiuchi (V2133 Ophiuchi) y Gliese 688, enanas naranjas a 25,2, 31,9 y 34,9 años luz respectivamente.
Gliese 653 y Gliese 654, un amplio sistema binario a 34,7 años luz del Sistema Solar.
GJ 1214, enana roja con un planeta extrasolar.
G 21-15, sistema formado por tres enanas blancas, uno de los pocos conocidos de estas características.
SN 1604 (Supernova de Kepler), supernova que tuvo lugar en elResto de la supernova de Kepler, Cuya luz llegó a la Tierra en 1604.

Objetos de cielo profundo

Imagen de la Nebulosa M2-9
(también conocida como
Nebulosa de los Chorros Gemelos
Nebulosa Alas de Mariposa
Nebulosa Mariposa).
Los cúmulos globulares M10 y M12 al norte, ambos de color amarillento por las estrellas gigantes rojas y anaranjadas.
Los cúmulos globulares M9 y M107, éste último cerca del plano galáctico a una distancia de unos 20.000 años luz; ambos al sur de la constelación.
M62, otro cúmulo en el límite con Escorpión.
NGC 6240, galaxia luminosa en el infrarrojo, remanente de la fusión de dos galaxias menores.
NGC 6369, nebulosa planetaria conocida también como Nebulosa del Pequeño Espíritu o del Pequeño Fantasma.
Nebulosa M2-9 (también conocida como Nebulosa de los Chorros Gemelos y Nebulosa Alas de Mariposa), una nebulosa planetaria bipolar en cuyo centro se encuentra una estrella binaria.
LDN 1773, nebulosa oscura también conocida como Nebulosa de la Pipa.
.

Mitología

Ofiuco en el Atlas Coelestis de John Flamsteed.
En la mitología griega Ofiuco corresponde con Asclepio, hijo del dios Apolo y la mortal Corónide.
Éste desarrolló tal habilidad en medicina, que se decía que era capaz incluso de resucitar a los muertos.
Muy ofendido por ello, Hades pidió a Zeus que lo matara por violar el orden natural de las cosas, a lo que Zeus accedió.
Sin embargo, como homenaje a su valía, decidió situarlo en el cielo rodeado por la serpiente, símbolo de la vida renovada
Enlaces externos
Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Ofiuco.
+++++

LOS ANILLOS DE JUPITER – Tomado de WIKIPEDIA

TOMADO DE WIKIPEDIA
Los anillos de Júpiter son un sistema de anillos planetarios que rodean a dicho planeta.
Fue el tercer sistema de anillos descubierto en el Sistema Solar, después de los sistemas de anillos de Saturno y de Urano.
Los anillos de Júpiter fueron observados por primera vez por la sonda espacial Voyager 1, y han sido investigados exhaustivamente durante los años 90 y los primeros años del siglo XXI mediante las sondas Galileo, Cassini y New Horizons.
También han sido observados desde observatorios terrestres y el telescopio espacial Hubble durante los últimos 25 años.
Las observaciones desde la superficie terrestre requieren de los más potentes telescopios disponibles.

Estructura de los anillos de Júpiter.
Los anillos jovianos son débiles y se componen fundamentalmente de polvo.
Constan de 4 estructuras: en el interior, un grueso toro de partículas conocido como el halo o el anillo halo, un anillo principal relativamente brillante pero excepcionalmente fino y 2 anillos anchos, gruesos y débiles llamados anillo difuso de Tebe y anillo difuso de Amaltea por los nombres de los satélites de cuyo material están formados.
El anillo principal y el halo consisten en polvo expulsado de los satélites Metis y Adrastea, y otros cuerpos no observados, como resultado de impactos meteoríticos a alta velocidad.
Imágenes de alta resolución obtenidas en febrero de 2007 por la sonda New Horizons revelaron una rica y fina estructura en el anillo principal.
En la banda de luz visible y en el infrarrojo cercano, los anillos muestran un color rojizo, excepto el halo que tiene un color neutro o azulado.
Aplicando modelos fotométricos a las diversas observaciones disponibles tanto de sondas espaciales como de telescopios en superficie terrestre, se infiere que el tamaño de las partículas es de 15 μm de radio en todos los anillos excepto en el halo, aunque los resultados de los modelos se acercan más a las observaciones cuando se consideran partículas no-esféricas que cuando se consideran esféricas.
El halo está probablemente compuesto de polvo submicroscópico.
La masa total del sistema de anillos, incluyendo los cuerpos no observados que generan material para los anillos, no está exactamente determinada, pero es probable que esté en el rango de 1011 a 1016 kg.
La edad del sistema de anillos no es conocida pero posiblemente hayan existido desde la formación del planeta.
Descubrimiento y exploración
La existencia de los anillos de Júpiter fue inferida por las observaciones de los cinturones de radiación realizadas durante el sobrevuelo de Júpiter por la sonda espacial Pioneer 10 en 1974 en las que se detectó una disminución en el recuento de partículas de alta energía en los cinturones entre 50.000 y 55.000 km por encima de la superficie del planeta.
En 1979 la sonda Voyager 1 obtuvo la primera imagen, mediante sobreexposición, del sistema de anillos.
Una mayor cantidad de imágenes fue obtenida por el Voyager 2, lo que permitió hacer una primera descripción de la estructura de los anillos.
El planeta Júpiter ha sido visitado en otras muchas ocasiones.
El orbitador Galileo obtuvo imágenes de mayor calidad entre 1995 y 2003, las cuales aumentaron enormemente el conocimiento sobre los anillos jovianos.
En 2000 la sonda Cassini, en ruta hacia Saturno, su destino final, realizó extensas observaciones de todo el sistema de anillos.
Y finalmente, las imágenes transmitidas por la sonda New Horizons en febrero y marzo de 2007 permitieron observar con detalle la estructura del anillo principal por primera vez.
El sistema de anillos de Júpiter es uno de los objetivos de la futura misión Juno.
Además, observaciones desde la superficie terrestre por el telescopio Keck entre 1997 y 2002, y por el telescopio espacial Hubble en 1999 revelaron una rica estructura en imágenes retroiluminadas.
Estructura
El sistema de anillos de Júpiter comprende 4 estructuras principales:
un grueso toro de partículas conocido como el halo o el anillo halo, un relativamente brillante pero muy fino anillo principal y 2 anchos, muy finos y débiles anillos exteriores denominados por los satélites de cuyo material se componen, anillo difuso de Amaltea y anillo difuso de Tebe.
Las principales características de los anillos se especifican en la tabla siguiente:5 2 8 6

Arriba, mosaico de imágenes del sistema de anillos de Júpiter. Abajo, esquema de anillos y satélites asociados.
Anillo principal
Apariencia y estructura

La imagen superior, tomada por la sonda New Horizons, muestra el anillo principal con iluminación trasera o retroiluminación.
Se puede observar la fina estructura de su parte exterior.
La imagen inferior es el mismo anillo con iluminación frontal mostrando una falta de estructuras visibles excepto el hueco producido por el satélite Metis.
El estrecho y relativamente fino anillo principal es la parte más brillante del sistema de anillos de Júpiter.
Su borde exterior está situado a unos 129.000 km del centro del planeta, es decir, a 1,806 radios ecuatoriales jovianos (RJ=71.398 km), y coincide con la órbita del más pequeño de los satélites interiores de Júpiter, Adrastea.
Su borde interior no está marcado por ningún satélite y se localiza a 122.500 km o 1,72 RJ.2
El ancho del anillo principal es de aproximadamente 6.500 km.
La apariencia del anillo principal depende de la geometría de iluminación de los anillos.
Con iluminación frontal el brillo del anillo comienza a decrecer enormemente a 128.600 km, justo en el interior de la órbita de Adrastea, y alzanza el nivel del fondo a 129.300 km, justo fuera de la órbita de Adrastea, lo que indica que claramente hace la función de satélite pastor del anillo.
El brillo se incrementa en dirección a Júpiter y tiene un máximo cerca del centro del anillo a 126.000 km aunque hay un pronunciado hueco cerca de la órbita de Metis a 128.000 km.
El interior del anillo principal, en cambio, se difumina lentamente mezclándose con el anillo halo.
Con iluminación frontal todos los anillos de Júpiter son especialmente brillantes.
Con iluminación trasera o retroiluminación la situación es diferente.
El borde exterior del anillo principal, situado a 129.100 km, ligeramente más allá de la órbita de Adrastea, está claramente delimitado.
La órbita del satélite está marcada con un hueco en el anillo por lo que existe un fino anillito justo fuera de dicha órbita.
Existe otro anillito justo en el interior de la órbita de Adrastea seguido de un hueco de origen desconocido situado a 128.500 km.
Un 3ER anillito se encuentra en el lado interior del hueco producido por la órbita del satélite Metis. El brillo del anillo cae bruscamente justo fuera de ella delimitando así el hueco.9 En el interior de la órbita de dicho satélite el brillo del anillo aumenta mucho menos que en iluminación frontal.

Imagen del anillo principal de Júpiter
obtenida por la sonda Voyager 2.

Otra imagen, esta vez obtenida por la sonda Galileo, desde el otro lado del Sol, estando a la sombra del gigante.
Por tanto con iluminación trasera el anillo principal parece consistir en 2 partes diferentes, una parte exterior estrecha que se extiende desde 128.000 a 129.000 km. e incluye 3 pequeños anillos separados por huecos, y una parte interior más débil que se extiende desde 122.500 a 128.000 km y carece de estructuras visibles como con iluminación frontal.
El hueco de Metis sirve como sus respectivos límites.
La estructura del anillo principal fue descubierta por el orbitador Galileo y es claramente visible en las imágenes con iluminación trasera obtenidas por la sonda New Horizons en febrero-marzo de 2007.
Sin embargo, las observaciones realizadas por el telescopio espacial Hubble, el telescopio Keck y la sonda Cassini no la detectaron, posiblemente debido a falta de resolución espacial.
Observado en iluminación trasera el anillo principal parece ser muy fino, extendiéndose en dirección vertical no más de 30 km.
Con iluminación lateral el spesor del anillo es de entre 80 y 160 km incrementándose algo en dirección a Júpiter.
El anillo parece ser mucho más grueso en iluminación frontal, alrededor de los 300 km.
Uno de los descubrimientos del orbitador Galileo fue una nube de material en el anillo principal, débil y relativamente gruesa (alrededor de 600 km), que rodea su parte interior.
La nube crece en espesor en dirección hacia el borde interior del anillo principal en el lugar de la transición al anillo halo.
Un análisis detallado de las imágenes del Galileo reveló variaciones longitudinales del brillo del anillo principal no conectado con la estructura observada.
Las imágenes de dicha sonda mostraron asimismo agrupaciones de material en los anillos de escala de 500 a 1.000 km.
En febrero y marzo de 2007, la sonda New Horizons llevó a cabo una búsqueda exhaustiva de nuevos satélites dentro del anillo principal.
Aunque no se descubrieron satélites mayores de 0,5 km, las cámaras de la sonda detectaron 7 pequeñas masas de partículas.
Orbitan justo en el interior de la órbita de Adrastea dentro de un denso y pequeño anillo.
La conclusión es que son acumulaciones y no pequeños satélites basándose en su apariencia extendida azimutalmente.
Se extienden entre 0,1º y 0,3º a lo largo del anillo, lo que corresponde a entre 1.000 y 3.000 km.
Las acumulaciones se dividen en 2 grupos de 5 y 2 miembros respectivamente.
Su naturaleza no está clara pero sus órbitas están cercanas a una resonancia orbital de 115:116 y 114:115 con el satélite Metis, por lo que pueden ser estructuras provocadas por esta interacción.
Espectros y distribución del tamaño de las partículas

Imagen del anillo principal obtenida por la sonda Galileo con iluminación frontal.
El hueco de Metis es claramente visible.
Los espectros del anillo principal obtenidos por el telescopio espacial Hubble, el telescopio Keck y por las sondas Galileo y Cassini han mostrado que las partículas que lo forman son rojas, con un albedo mayor a mayores longitudes de onda.
Los espectros existentes cubren el rango de 0,5 a 2,5 μm.
No se han encontrado características espectrales que hayan permitido identificar compuestos químicos concretos, aunque las observaciones de la Cassini mostraron evidencias en la banda de absorción cerca de 0,8 μm y 2,2 μm.
Los espectros del anillo principal son muy similares a los de los satélites Adrastea y Amaltea.
Las propiedades del anillo principal pueden ser explicadas por la hipótesis de que contienen cantidades significativas de polvo de tamaño de 0,1 a 10 μm.
Esto explicaría el mayor brillo de las imágenes iluminadas frontalmente que las iluminadas por detrás.
En cualquier caso es necesario que existan cuerpos de tamaño mayor para explicar el brillo obtenido en las imágenes retroiluminadas y la compleja estructura en la brillante parte exterior del anillo.
El análisis de los datos espectrales y de fase disponibles lleva a la conclusión de que la distribución del tamaño de las partículas del anillo principal responde a la ley potencial:8 18 19

Donde n(r) dr es el número de partículas con radio entre r y r + dr y es un parámetro normalizador elegido para que concuerde con el flujo total de luz desde el anillo.
El parámetro q es 2,0 ± 0,2 para partículas con r menor que 15 ± 0,3 μm, y 5,0 ± 1,0 para partículas con r mayor que 15 ± 0,3 μm.
La distribución de cuerpos de gran tamaño en el rango desde metros hasta kilómetros no está determinada actualmente.
La iluminación en este modelo está determinada por las partículas con r alrededor de 15 μm.
La ley mencionada anteriormente permite la estimación de la profundidad óptica, , del anillo principal: l = 4,7 x 10-6 para cuerpos grandes y s = 1,3 x 10-6 para el polvo.
Esta profundidad óptica significa que la sección total de todas las partículas de una sección de anillo es de 5.000 km2.
Se supone que las partículas del anillo principal tienen forma esférica.
La masa total de polvo se estima entre 107 y 109 kg.
La masa de los cuerpos grandes, excluyendo a los satélites Metis y Adrastea, entre 1011 y 1016 kg, dependiendo de su tamaño máximo.
El valor superior corresponde a un diámetro de aproximadamente 1 km.
Pueden compararse éstas con las de Adrastea, que es de 2 x 1015; Amaltea, 2 x 1018 kg y la Luna, 7,4 x 1022 kg.
La presencia de 2 tipos de partículas en el anillo principal explicaría porqué su apariencia depende de la dirección de la iluminación.
El polvo difunde la luz preferiblemente en dirección frontal y forma un relativamente grueso y homogéneo anillo rodeado por la órbita de Adrastea.
Por el contrario, los cuerpos mayores, que difunden más luz en dirección trasera, están confinados dentro de la región entre las órbitas de Metis y Adrastea en diversos y pequeños anillos.
Origen y edad

Formación de los anillos de Júpiter.
El polvo es constantemente eliminado del anillo principal por una combinación del efecto de arrastre de Poynting-Robertson y de las fuerzas electromagnéticas de la magnetosfera joviana.
Los materiales volátiles, como el hielo, se evaporan rápidamente.
La vida media de las partículas de polvo en el anillo varía desde 100 hasta 1.000 años, por lo que el polvo debe ser continuamente renovado mediante las colisiones entre cuerpos mayores con tamaños desde 1 cm hasta 0,5 km. y mediante los mismos cuerpos y partículas de alta velocidad provenientes de fuera del sistema joviano.
Estos cuerpos mayores se encuentran confinados en la estrecha (aproximadamente 1.000 km) y brillante parte exterior del anillo principal, que incluye además, a Metis y Adrastea.
El tamaño máximo de estos cuerpos debe ser menor de 0,5 km de radio.
Este límite superior fue obtenido por la sonda New Horizons.
El límite superior anterior, obtenido por el telescopio Hubble y por la sonda Cassini era de cerca de 4 km.
El polvo producido por las colisiones retiene aproximadamente los mismos elementos orbitales de los cuerpos mayores y van cayendo lentamente en espiral en dirección a Júpiter formando la débil, en retroiluminación, parte más interior del anillo principal y el anillo halo.
La edad del anillo principal es actualmente desconocida, pero puede ser el último remanente de una pasada población de pequeños satélites cercanos a Júpiter.
Anillo halo
Apariencia y estructura

Imagen en falso color del anillo halo obtenida por la sonda Galileo
con iluminación frontal.
El anillo halo es el más interno y grueso de los anillo de Júpiter.
Su borde exterior coincide con el interior del anillo principal aproximadamente a un radio de 122.500 km del centro del planeta, 1,72 RJ.2 5
Desde este radio el anillo llega a ser rápidamente cada vez más grueso en dirección a Júpiter.
La extensión real en dirección vertical del halo es desconocida pero la presencia de su material fue detectada tan alto como 10.000 km sobre el plano del anillo.
El borde interior del halo es relativamente agudo y se localiza a un radio de 100.000 km, 1,4 RJ,4 pero algún material se ha localizado todavía más hacia el interior, a aproximadamente 92.000 km.
De esta forma, el ancho del anillo halo es de alrededor de 30.000 km.
Su forma se asemeja a un ancho toro sin una estructura interna definida.
Al contrario que el anillo principal, la apariencia del halo depende muy poco de la geometría de iluminación.
El halo es brillante en iluminación frontal, en la que fue profusamente fotografiado por la sonda Galileo.
Mientras que el brillo de su superficie es mucho menor que la del anillo principal, en dirección vertical su flujo de fotones es comparable debido a su mayor anchura.
A pesar de que se extiende en dirección vertical en más de 20.000 km, el brillo del halo se concentra hacia el plano del anillo y sigue una ley potencial de la forma: z -0,6 a z -1,5, donde z es la altitud respecto del plano del anillo.
La apariencia del anillo halo en iluminación trasera, observado por el telescopio Keck, y el telescopio espacial Hubble, es básicamente la misma.
En cualquier caso el flujo total de fotones es varias veces menor que el del anillo principal y es mucho más concentrado en el plano del anillo que en las imágenes con iluminación frontal.
Las propiedades espectrales del halo son diferentes que las del anillo principal.
La distribución de flujo en el rango de 0,5 a 2,5 μm es más plana en el anillo principal.
El halo no es rojo y puede ser incluso de color azul.
Origen del anillo halo
Las propiedades ópticas del anillo halo pueden ser explicadas por la hipótesis de que se compone únicamente de polvo con tamaños de partículas menores de 15 μm.
Las zonas del halo alejadas del plano del anillo pueden consistir en polvo submicrométrico.
Esta composición explica el mayor brillo en iluminación frontal, el color más azulado y la ausencia de estructura visible en el halo.
El polvo posiblemente se origina en el anillo principal, una teoría que se apoya en el hecho de que la profundidad óptica ~10-6 es comparable con la del polvo del anillo principal.
El gran espesor del anillo puede ser atribuido a la excitación de la inclinación orbital y excentricidad de las partículas de polvo por las fuerzas electromagnéticas de la magnetosfera de Júpiter.
El borde exterior del halo coincide con la situación de una fuerte resonancia de Lorentz 3:2.
Como el arrastre de Poynting-Robertson provoca que las partículas tiendan a caer en dirección a Júpiter, sus inclinaciones orbitales son excitadas mientras pasan a través de ella.
El engrosamiento del anillo principal puede ser el comienzo del anillo halo.
El borde interior del anillo no está lejos de la fuerte resonancia de Lorentz 2:1.
En esta resonancia la excitación es probablemente significativa, forzando a las partículas a precipitarse a la atmósfera joviana y formando de esta manera un borde interior muy definido.
Al estar originado por material del anillo principal, la edad del anillo halo es la misma que la del anillo principal.

Anillos difusos
Anillo difuso de Amaltea

Imagen de los anillos difusos obtenida por la sonda Galileo
con iluminación frontal.
El anillo difuso de Amaltea es una estructura muy débil de sección rectangular que se extiende desde la órbita de Amaltea a 182.000 km del centro de Júpiter, RJ hasta aproximadamente 129.000 km 1,80 RJ.
Su borde interior no está definido claramente debido a la presencia de los relativamente mucho más brillantes anillo principal y anillo halo.
El espesor del anillo es de aproximadamente 2.300 km cerca de la órbita de Amaltea y se reduce ligeramente en dirección a Júpiter.
El anillo difuso de Amaltea es más brillante cerca de sus bordes superior e inferior y gradualmente más brillante en dirección a Júpiter, siendo el borde superior más brillante que el lado inferior.
El borde exterior del anillo está relativamente bien definido y existe una brusca caída del brillo justo en el interior de la órbita de Amaltea.
En imágenes con iluminación frontal el anillo parecer ser 30 veces más débil que el anillo principal.
En imágenes con iluminación trasera sólo ha sido detectado por el telescopio Keck y por el telescopio espacial Hubble.
Estas imágenes muestran una estructura adicional en el anillo, un pico de brillo justo dentro de la órbita de Amaltea.
En 2002 y 2003 la sonda Galileo hizo 2 pasadas a través de los anillos difusos.
El contador de polvo detectó partículas del tamaño de entre 0,2 y 5 μm y confirmó los resultados obtenidos por el análisis de las imágenes.
Las observaciones del anillo difuso de Amaltea desde la superficie terrestre y las imágenes de la sonda Galileo y sus medidas directas del polvo han permitido determinar la distribución del tamaño de las partículas, que parece seguir la misma ley potencial que el polvo del anillo principal con q=2 ±0.5.
La profundidad óptica del anillo es de aproximadamente 10−7, que es un orden de magnitud menor que la del anillo principal, pero la masa total del polvo, entre 107 y 109 kg, es comparable.
Anillo difuso de Tebe
El anillo difuso de Tebe es el más débil de los anillos jovianos.
Parece ser una estructura de sección rectangular que se extiende desde la órbita de Tebe a 226.000 km del centro de Júpiter, RJ hasta aproximadamente 129.000 km, 1,80 RJ.
Su borde interior no está definido, igualmente por el mayor brillo relativo de los anillos principal y halo que dificulta las observaciones.
El espesor del anillo es de aproximadamente 8.400 km cerca de la órbita de Tebe y decrece ligeramente en dirección al planeta.
El anillo de Tebe es, al igual que el de Amaltea, más brillante en los bordes superior e inferior y crece su brillo en dirección a Júpiter.
El borde exterior del anillo no está bien definido extendiéndose durante 15.000 km.
Hay una continuación difícilmente observable que se extiende hasta los 280.000 km, 3,75 RJ llamada Extensión de Tebe.
En imágenes con iluminación frontal el anillo es 3 veces más débil que el anillo difuso de Amaltea.
Con iluminación trasera, en imágenes obtenidas por el telescopio Keck, el anillo muestra un pico de brillo justo en el interior de la órbita de Tebe.
En 2002 y 2003 el contador de partículas de la sonda Galileo detectó partículas del tamaño entre 0,2 y 5 μm (similares resultados a los de las del anillo de Amaltea), confirmando los resultados de los análisis de las imágenes.
La profundidad óptica del anillo difuso de Tebe es de alrededor de 3×10-8, que es 3 veces menor que la del anillo difuso de Amaltea, pero la masa total del polvo es la misma, aproximadamente entre 107 y 109 kg.
La distribución de tamaño de partículas de polvo es más dispersa que en el anillo de Amaltea, siguiendo una ley potencial con q < 2.
En la extensión de Tebe, este parámetro puede ser incluso menor.
Origen de los anillos difusos
El polvo de los anillos difusos se origina esencialmente de la misma manera que el de los anillos principales y halo.
Su fuente son los satélites internos Amaltea y Tebe respectivamente.
La alta velocidad de impacto de objetos procedentes de fuera del sistema joviano expulsa partículas de polvo de sus superficies.
Esas partículas inicialmente retienen las mismas órbitas que los satélites de los que provienen, pero poco a poco esas órbitas decaen cayendo en espiral hacia el planeta a causa del efecto de arrastre de Poynting-Robertson.
El espesor de los anillos difusos está determinada por la inclinación orbital de los satélites.
Esto explicaría casi todas las propiedades observables de los anillos: sección rectangular, caída del espesor en dirección a Júpiter y el mayor brillo de los bordes superior e inferior de los anillos.
De todas formas hay algunas propiedades que siguen inexplicadas, como la Extensión de Tebe, que puede ser debida a cuerpos no observados en el exterior de la órbita de Tebe, y las estructuras observadas en imágenes con iluminación trasera.
Una posible explicación a la Extensión de Tebe es la influencia de las fuerzas electromagnéticas de la magnetosfera de Júpiter.
Cuando el polvo entra en la sombra detrás del planeta, pierde su carga eléctrica con cierta rapidez.
Como las pequeñas partículas de polvo rotan parcialmente a la vez que el planeta, se moverán hacia fuera durante el paso por la sombra creando una extensión exterior al anillo de Tebe.
Las mismas fuerzas pueden explicar la transición de distribución de partículas y de brillo que ocurre entre las órbitas de Amaltea y Tebe.
El análisis de las imágenes de los anillos difusos reveló un pico de brillo justo en el interior de la órbita de Amaltea debido a partículas de polvo atrapadas en los puntos de Lagrange L4 y L5.
El mayor brillo observado en el borde superior del anillo de Amaltea puede ser asimismo causado por este mismo polvo.
Debe haber también partículas de polvo atrapadas en los puntos de Lagrange de la órbita de Tebe.
Su descubrimiento implicaría que hay 2 tipos de poblaciones de partículas en los anillos difusos, una con órbitas que decaen lentamente hacia Júpiter mientras que otras se mantienen atrapadas en resonancia 1:1 con el satélite que las ha producido.
Enlaces externos
Wikimedia Commons alberga contenido multimedia sobre Anillos de Júpiter.
Jupiter Rings Fact Sheet
Jupiter's Rings por la NASA's Solar System Exploration
Planetary Ring Node: Jupiter's Ring System
Página de la NASA sobre el proyecto Pioneer
Página de la NASA sobre el proyecto Voyager
Página de la NASA sobre el proyecto Galileo
Página de la NASA sobre el proyecto Cassini
Página de la NASA sobre el proyecto New Horizons
Categorías: Anillos planetarios Júpiter Objetos astronómicos descubiertos en los años 1970
+++++

LA EXTINCIÓN DE LOS DINOSAURIOS

LA EXTINCIÓN DE LOS DINOSAURIOS
Se han emitido diversas hipótesis para explicar la desaparición de unas especies que tenían 150 millones de años de antigüedad, es decir que contaron con muchísimo mas tiempo para adaptarse y evolucionar en la TIERRA que el hombre, al cual los cálculos más optimistas apenas le conceden una antigüedad de 6 millones de años de existencia.
Y sin embargo estos animales gigantescos desaparecieron,
¿Por qué?
No se puede admitir que experimentaron un fracaso en su evolución, pues si tenían 150’000,000 de años de mutaciones debían haberse adaptado sólidamente y no que sólo unas cuantas muestras sobrevivieran como ciertos crustáceos, cocodrilos y cucarachas.
Entre tales hipótesis está la de un súbito cambio climático, pero los océanos apenas variaron su temperatura.
Tampoco resulta viable la teoría que sostiene que pudo exterminarlos una forma superior de vida, pues se hubiera necesitado un armamento formidable del que aún quedarían trazas.
Otra curiosa hipótesis dice que nuestros antepasados los mamíferos, se alimentaron con los huevos de los reptiles, pero los “ICTIOSAUROS” vivían en el océano y depositaban sus huevos lejos de cualquier depredador.
También se dijo que la vegetación se había modificado y que resultaba demasiada dura para los grandes reptiles.
Pero las tortugas de las GALÁPAGOS no perecieron por falta de alimentación.
También se ha dicho, que las especies envejecen, entran en senilidad y mueren.
Pero el mantenimiento del código genético impide que una especie muera por sí misma.
Otra singular hipótesis es obra de 2 eminentes sabios soviéticos V.I. KRASOVKII, y el profesor I. S. CHKLOVSKI, astrofísicos eminentes, el segundo ha estudiado la irradiación sincrotrón emitida por ciertos cuerpos celestes y ha demostrado que hechos de extrema violencia y relativamente rápidos pueden producirse tanto en el centro de las galaxias como en cualquier punto del espacio.
De ésta forma ellos pretenden explicar el fin de los dinosaurios a causa de la explosión de una estrella, producida a corta distancia del sistema solar; una supernova a una distancia de 5 ó 10 PARCECS de la TIERRA, habría aumentado considerablemente la irradiación en el espacio.
El radioastrónomo inglés HANBURY BROWN cree haber detectado las huellas de la explosión de una supernova, hace 50,000 años sólo a 50 PARCECS del sistema solar.
Pero es muy posible que, haga 70 millones de años, un violento bombardeo cósmico coincidiera con la disminución del campo magnético terrestre, y que ello, a través de una oleada de mutaciones, ocasionara la muerte de los dinosaurios y el nacimiento del hombre.
Otra de las teorías es la propuesta por el profesor WALTER ALVAREZ y según sus propias palabras:
“Hace 70 millones de años un enorme asteroide con 19 kilómetros de anchura chocó contra la TIERRA al norte de la península de YUCATÁN en la REPÚBLICA MEXICANA, provocando enormes maremotos con olas marinas de mas de 50 metros de altura que barrieron todos los continentes, el desgarramiento de la corteza terrestre, el corrimiento de las placas tectónicas continentales, el levantamiento de la cordillera de LOS ANDES, y cambios climáticos, etcétera”
Todo esto provocó catastróficas erupciones volcánicas que al lanzar al espacio una gran cantidad de material de la LITOSFERA y cenizas oscurecieron el cielo durante centenares de años lo que provocó la desaparición de las plantas y por consiguiente la de los enormes herbívoros, que se alimentaban de ellas con la consiguiente desaparición de estos, que al morir a su vez hicieron que se extinguiesen los grandes carnívoros, que de ellos se alimentaban.
Además cree que únicamente debieron sobrevivir los animales que se pudieron adaptar a tales convulsiones, como los pequeños mamíferos similares a los lémures de AUSTRALIA, los cuales sobrevivirían de la leche materna mientras sus madres se alimentasen de lo que no se hubiera destruido por el impacto.
Para comprobar la validez de su teoría encontró que alrededor de toda la TIERRA, existen sedimentos conteniendo TK, IRIDIO un metal que no existe en estado natural en nuestro planeta, pero si y precisamente en las capas geológicas que corresponden a dicho período.
Comprensiblemente tan tremendo choque produjo un enorme cráter y los sabios que sostienen ésta teoría dicen haber localizado el lugar preciso del impacto por medio de fotografías de los satélites artificiales y buceos de profundidad dentro de aquellas aguas.
+++++

EXTRAÑAS OBSERVACIONES EN LA LUNA

EXTRAÑAS OBSERVACIONES EN LA LUNA
Desde hace muchos años los astrónomos han realizado asombras observaciones en nuestro satélite y como muestras veamos las siguientes:
1783 Sir WILLIAM HERSCHEL, descubridor del planeta URANO, observó puntos luminosos que supuso eran erupciones volcánicas.
1821 Sir JOHN HERSCHEL, hijo de Sir WILLIAM encuentra varios puntos luminosos y poco después otra luz que no es ninguna estrella, pues se desplaza al mismo tiempo que la Luna.
1824 El 20 de octubre, el astrónomo GRUYTHUISEN nota en el MAR DE LAS NUBES una claridad que se extiende hasta el MONTE COPÉRNICO. Poco después desaparece, pero luego de 6 minutos surge una pálida luz durante unos segundos. No encuentra la explicación.
1835 El 22 de diciembre el astrónomo FRANCIS BAILEY observa una fuerte luz, tan brillante como una estrella en el cráter ARISTARCO.
1847 Durante un eclipse, RANKIN ve unos puntos luminosos en la parte oscura de la Luna. Supone que serán el reflejo de unas estrellas. El 11 de diciembre HODGSON ve una luz que brilla, se apaga y se enciende como si fuera un faro.
1865 El 1° de enero, CHARLES GROVER observa un punto luminoso al este de los ALPES LUNARES, que brilla durante media hora. El 10 de abril, al oeste del cráter PICARD; INGALL halla otro punto muy luminoso.
1866 Nuevas observaciones de puntos luminosos en el circo de ARISTARCO, vistos por TEMPLE Y DENNING. El 16 de octubre el astrónomo SCHMIDT anuncia que el lugar llamado LINNEO está cambiando de aspecto. Para diciembre es completamente blanco, pero en enero ha surgido un extraño punto negro observado en varios lugares del Mundo.
1869 Se multiplican las observaciones en el MAR DE LAS CRISIS. La REAL SOCIEDAD ASTRONÓMICA INGLESA pide información a sus socios. En sólo 2 años recoge más de 100 aportaciones con esquemas y dibujos de los puntos luminosos observados en la LUNA, algunos con forma de cruz, otros con forma de cuadrado o de triángulo. Bruscamente en 1871 desaparecen las luces.
1874 El 24 de abril, el profesor SCHAFARIK, del observatorio de PRAGA, ve un objeto tan extraño que no sabe que cosa es. Se trata de un objeto brillante, blanco, que atraviesa lentamente el disco lunar. El astrónomo explica que no vio cuando se aproximó al satélite pero que si observó cuando se alejaba de él.
1875 El astrónomo KLEIN de COLONIA ALEMANIA, señaló un cráter al sureste del circo de HIGINIO, que mide unos 4.½ kilómetros de diámetro y que jamás antes se había observado en ese lugar.
1877 El 20 de febrero, TROUVELOT observa desde MAUDON una línea luminosa en el fondo del cráter de EUDOXO, como si fuera un grueso cable tendido a través del mismo. El 21 de marzo un inglés C. BARRET, observa una extraña luz en el fondo del cráter PROCLO, que obviamente no ha sido causada por el resplandor solar.
1888 Un triángulo luminoso es visto en varias ocasiones en el centro del circo de PLATÓN, según KLEIN se trata de un juego de luces y sombras producido por el sol. Pero resulta que ese ¡Juego se extiende por toda la LUNA!
1889 El 13 de septiembre, el PROFESOR THURY, astrónomo de Ginebra, observa un punto negro rodeado de blanco en el circo de PLINIO. El 30 de marzo del año siguiente, el astrónomo GAUDIBERT ve otro punto semejante en el circo de COPÉRNICO y el 30 de mayo otro más en el circo de PLINIO.
1903 El 3 de marzo, el astrónomo MAURICE GHEURY ve desde el observatorio de MARSELLA una luz brillante en el circo de ARISTARCO.
1912 El astrónomo norteamericano F. B. HARRIS declara haber visto un objeto enorme, de unos ¡80 kilómetros de diámetro!, pasar sobre la LUNA. Añade que el objeto se veía claramente, y volaba tan bajo que era muy visible la sombra que proyectaba.
1915 El doctor BERNARD THOMAS, observa desde TASMANIA un punto brillante al norte del mar de las CRISIS. Piensa que se trata de la luz solar reflejada por un pequeño cráter. Pero en diciembre ven desde PARÍS, no una luz sino una formación de luces en el centro del circo de ARISTILO.
¿Qué explicación se podría dar a tantas observaciones?
¿Simplemente podemos decir que aquellos instrumentos eran muy deficientes?
Parece una explicación muy simplista, pero realmente nada se podrá afirmar mientras el hombre no instale bases en nuestro satélite y lo explore en toda su extensión.
+++++