Entries Tagged 'Fantasmas' ↓

AVISO DEL HIJO QUE MURIÓ EN AFRICA

AVISO DEL HIJO QUE MURIÓ EN AFRICA
Por Camille Flamarion
Paris France
Desde que vivía con sus abuelos en el campo y que en cierta ocasión escucharon un estruendo en un cuarto.
La puerta estaba cerrada así como la ventana ninguna corriente pudo tirar la vajilla al suelo, y sin embargo ahí estaba completamente destrozada.
6 años después sucedió lo mismo en la casa donde se mudaron.
Pero si en la primera vez no se produjo ninguna tragedia, en la segunda ocasión coincidió con la muerte de su hijo acaecida ese mismo día en África.
Cualquier pensamiento que acuda a la mente parecerá vulgar.
Sin embargo, me siento con la obligación de denunciar los hechos.
Y de igual modo deseo reproducir lo que me informó tiempo después monsieur CASTES-DESGRANDE, director de la escuela de BELLAS ARTES DE LYON.
En una carta fechada el 17 de abril de 1900 me decía lo siguiente:
En primer lugar le llamaba la atención la sencillez casi infantil de manifestaciones incomprensibles, como ruidos insólitos, ventanas que se cerraban y otras por el estilo.
Pero había algo que jamás pudo explicar y que pareció terriblemente complicado.
Le sucedió a su propio suegro.
El hermano de ese suegro acababa de terminar sus estudios en la ESCUELA NORMAL.
Era además doctor en letras, conocía el hebreo y el sanscrito.
Pues bien el día que fue a visitar a su hermano mientras charlaban animadamente fuera de la casa, dispuestos a pasar al interior, se produjo un estruendo dentro de la casa.
Entraron rápidamente y encontraron todo patas arriba.
Nadie pudo entrar, ni nadie había en la casa.
Tampoco hubo un temblor que hubiese causado tal desastre.
Entonces
¿Qué explicación dar al fenómeno?
Para terminar recordaré lo que en 1893 le sucedió a un tal coronel CASTES-DESGRANDE, con quien me unía una buena amistad.
Decía que estando en el cuartel de MONS-VALERIÉN se quebró una pierna al resbalar en el helado patio del cuartel, y fue llevado al hospital militar.
Esto sucedió el 23 de enero.
La esposa del coronel estaba muy enferma desde diciembre.
El 17 de febrero, estando aún encamado, el coronel se enteró de la muerte de su esposa, pero no pudo abandonar el hospital hasta el mes de abril.
La misma noche que llegó a su casa, y estando ya acostado, a las 22 horas, repasó en su memoria todo lo sucedido en los últimos 3 meses.
De pronto en plena oscuridad, sintió que alguien le soplaba en la cara. Pensó en su mujer y exclamó en voz alta
¿Eres tú, que así manifiestas tu presencia?
De nuevo proyectaron aire en su rostro, durante unos segundos más, como si desearan contestar a su pregunta.
Y eso fue todo.
¿Acaso el Alma de su mujer llegó a darle un último adiós en su propia casa?
Yo más bien creo que el coronel CASTES-DESGRANDE, fue víctima de una ilusión y quiero con toda sinceridad transcribir aquí este caso, para demostrar que si bien a veces han sucedido fenómenos difíciles o imposibles de explicar, en otras sólo han sido incidentes que hemos de considerar sin importancia.
+++++

POLTERGEIST EN SWANLAND

POLTERGEIST EN SWANLAND
Estos sucedieron en una población cercana a HULL, en el taller donde trabajaba como aprendiz un joven llamado BRISTOW.
Estas son sus palabras textuales:
“Trabajaba en un lugar desde donde veía a mis 2 compañeros y también la puerta de entrada al taller.
Uno de ellos se volteó violentamente hacia mí y me dijo
“- A ver si se están quietos y dejan de tirar pedazos de madera”
Le pedimos explicaciones y nos contestó:
“-Saben bien a que me refiero. Uno de ustedes me tiró este madero.
“Todos protestamos. Yo estaba seguro de que mi compañero no había lanzado nada. Sin embargo unos minutos más tarde fue mi compañero quien me dijo, mostrándonos un pedazo de madera del tamaño de una caja de cerillos,
“Ahora me estás tirando a mi confiésalo.
“Estaba protestando mi inocencia, cuando otro objeto vino a pegarme en la cadera.
Era algo misterioso por lo que decidimos a investigar.
Buscamos por todas partes, pero no hallamos a nadie escondido que pudiera causar las bromas.
“Apenas había vuelto a mi trabajo, cuando las cortinas de la puerta, que estaban subidas comenzaron a agitarse haciendo tal ruido que parecía como que fuesen a romperse en mil pedazos.
Supusimos que alguien arriba estaba causando tal estrépito
Trepé por una escalera hasta lo alto y comprobé que las cortinas estaban inmóviles y cubiertas de polvo.
Cuando me disponía a bajar, descubrí un pedazo de madera que parecía brincar sobre una tabla, y que dio un salto hasta venir a golpear cerca de mi oreja.
Fue entonces cuando caí al suelo dando un grito y exclamé:
“-No es cosa de risa ¡Aquí está pasando algo muy raro…!
“-Uno de mis compañeros inclinó la cabeza, pero el otro seguía riendo Y en ese momento otro madero fue a golpear su cabeza.
Nunca olvidaré la expresión que apareció en su rostro.
A partir de entonces vimos varios objetos volar por el aire, y estrellarse contra la pared.
“Lo más extraño de estos fenómenos fue que siguieron produciéndose 6 semanas más y siempre a la luz del día.
Había ocasiones en que la actividad de los objetos era extraordinaria.
Pero lo más asombroso de aquella lluvia de maderos era que parecían llegar desde los rincones del taller, movidos por una mano invisible “
+++++

-LOS CUENTOS DEL ABUELO- Los fantasmas chinos.

-LOS CUENTOS DEL ABUELO-
LOS FANTASMAS CHINOS
Por Manuel Arturo Ortiz y Nava
León de los Aldama, Guanajuato
Hace algunos años una compañía china establecida en TAIPEI capital de TAIWÁN ofreció un buen empleo al ingeniero norteamericano llamado DENIS SMITH, cuya familia estaba compuesta por su esposa de nombre CANDICE SMITH y sus 2 jóvenes hijas llamadas MARISA y STACY respectivamente; y como junto con un gran salario también le prometieron una “EXCELENTE” residencia, una enorme limosina y el servicio de un chofer llamado HA-CHAN.
Como podría comprenderse aceptó la oferta de inmediato y así se trasladó toda la familia desde su natal CALIFORNIA, ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA, hasta el remoto país en el extremo oriente.
En cuanto llegaron a la enorme residencia la señora CANDICE SMITH recibió un fuerte golpe en la espalda que le pareció una broma pesada de alguien, pero curiosamente nadie se encontraba junto a ella, extrañada entró a la casa y de inmediato percibió una extraña presencia y con rabillo del ojo le pareció percibir que chorreaba sangre por las paredes de la entrada.
Al llegar a la cocina notó un extraño ruido en una de las alacenas y al abrirla sintió que una enorme tarántula le brincaba encima, gritando se apartó del lugar y de inmediato el diligente chofer se la retiró de encima y mientras todo esto sucedió los demás miembros de la familia, percibieron como detrás de ellos cruzaba el lugar una extraña luz informe.
Tiempo después ya estando habitando el lugar vieron extrañas sombras cruzando el enorme edificio y un día estando durmiendo en su recámara, el matrimonio escuchó los pasos de una persona que jamás vieron.
Es de notar que los derrames de lluvia de los vecinos montes caían casi por completo sobre la residencia, que no obstante que contaba con un buen sistema de drenaje, el agua excedente se escurría por los conductos de los cables eléctricos, quienes al no contar con el tercer cable de aterrizaje; como es de suponerse se producían corto-circuitos, cada vez que trataban de encender algún interruptor por lo que tenían que hacerlo a través de una vara aislante y en muy contadas ocasiones.
Después de cierto tiempo de vivir en la casa, notaron que llegaba un recibo de la compañía de luz con un cobro excesivo y como ambos padres creyeron que sus jóvenes hijas dormían con las luces encendidas debido al temor que sentían por las sombras y los ruidos extraños que acontecían en la enorme residencia.
Como se comprenderá el padre les reclamó por el consumo excesivo de energía, pero todas le contestaron que jamás usaban ninguna luz además de las lámparas necesarias, y como se supondrá el ingeniero mando una extensa carta, quejándose por el excesivo cobro del consumo de corriente a la compañía suministradora de la energía eléctrica, quienes de inmediato enviaron a un experto para revisar las instalaciones, poco después éste les comunicó que la casa había sido construida con un pésimo sistema eléctrico y que esa era la razón del alto consumo de dicha energía.
El experto al desenterrar los cables eléctricos subterráneos, junto a ellos encontró los esqueletos humanos de alguien muerto hacía bastante tiempo.
Un día que el novio de MARISA llegó a verle, se topó con:
La imagen espectral de su madre la señora CANDICE SMITH “sin ojos” parada en el vano de la escalinata,
Extremadamente asustado fue a su coche y tomando su teléfono portátil le llamó a su novia MARISA y le pidió que buscase a su madre para ver si se encontraba bien; ésta corriendo llegó a la recámara conyugal, encontrando a su madre placidamente recostada en su cama leyendo un libro y de inmediato se lo comunicó a su novio quien seguía esperando en el teléfono la contestación, en ese instante de inmediato el espectro desapareció como por encanto.
Ante las rogativas de la familia en pleno decidieron contarle todas sus horrorosas experiencias al padre de la familia el ingeniero DENIS SMITH, quien les aseguró que no podía dejar su empleo por el momento, pero les aseguró que buscaría quien pusiera encontrar la solución a sus problemas.
De esta forma consultó con sus empleados de la oficina quienes le aseguraron que la región donde vivían era señalada como el lugar de brujería más reconocido de la isla y que le aconsejaban 2 opciones:
O que abandonase la residencia o bien que consultase a un monje TAOISTA para que tratara de desembrujar la casa.
Cuando la señora CANDICE SMITH le preguntó al chofer HA-CHAN, si sabía porqué les sucedía todo aquello, éste cortésmente le contestó que toda su vida había vivido en esa región y que sabía bien que en el predio donde estaba construida la residencia antiguamente había existido una granja de puercos y que cierta vez un brujo del lugar la incendió, ardiendo tanto el matrimonio dueño de la granja como todos sus animales y que ahora los fantasmas del matrimonio propietario clamaban venganza y se había apoderado del alma de MARISA por el enorme miedo que experimentaba y del cual se retroalimentaban los fantasmas.
Después de que el ingeniero DENIS SMITH, consultó con ciertos compañeros, estos le aconsejaron que buscase a un monje muy connotado de un convento cercano a su residencia, cosa que éste hizo de inmediato.
En cuanto llegó el monje a la residencia les dijo que iba a realizar un exorcismo TAOISTA, porque percibía que había espíritus descarnados que clamaban venganza y compensación por los daños sufridos y de inmediato sugirió que enviaran a MARISA de vuelta a casa de unos familiares, en los ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA porque de otra forma no podría realizar el exorcismo de la residencia, pues su gran temor que sufría la joven, era quien alimentaba la fuerza de los fantasmas.
Así se hizo y después uno de esos días llegó el monje diciéndoles que era el momento preciso para realizar el sortilegio de la casa, y de esta forma comenzó por encender unos cirios rojos, ofrecer unas viandas y quemar incienso haciendo unas oraciones en desagravio de aquellas pobres almas, que no encontraban la paz.
Posteriormente le indicó a STACY que ella debía llevarles las ofrendas al patio donde estaban sepultados los esqueletos.
STACY temblando de miedo y temiendo lo peor accedió a llevar las ofrendas al patio y casi de inmediato se notó una mejoría en el ambiente, que fue notado principalmente por la señora CANDICE SMITH.
Habiendo terminado la ceremonia el monje les dijo que la casa estaba libre de las malas influencias pero sólo sería por poco tiempo y que buscaran la forma de cambiar de lugar de residencia.
Nada eficaz ¿Verdad?
+++++

-LOS CUENTOS DEL ABUELO-UNA PRESENCIA EN LA ESTACIÓN- Manuel Arturo Ortiz y Nava FERROVIARIA.-

-LOS CUENTOS DEL ABUELO-
Manuel Arturo Ortiz y Nava
León de los Aldama, Guanajuato
UNA PRESENCIA EN LA ESTACIÓN FERROVIARIA.
La mayor astucia del DIABLO, consiste
En hacernos creer que no existe
DENIS DE ROUGEMONT
El viajero arribó a la estación ferrocarrilera de LEÓN DE LOS ALDAMA, ESTADO DE GUANAJUATO, era un vetusto edificio con la clásica figura de una antigua terminal de ferrocarriles, con el techo de dos aguas, hecho con láminas acanaladas de zinc, sus altas paredes de ladrillo cubiertas de verdoso moho, mugre y rastros de pintura que alguna vez fuera blanca.
En ambos lados del galpón, así como sobre el frontispicio existen los restos desvencijados del que fuera un letrero de madera dibujado en negro con la leyenda común sobre el nombre de la estación, la cifra de los habitantes estimados en su época, la altitud de la población sobre el nivel del mar, etcétera
El apeadero estaba junto a varios cobertizos que antiguamente servían como bodegas aduanales y que hoy no son más que nidos de ratas.
En el bordillo que circunda el edificio y que servía como andén, todavía existen los tristes restos de madera apolillada y sin pintar de la que fuera una banca construida con tablones, sobre los que dormitaban dos borrachos, en tanto que recargados a la pared de la terminal, estaban los residuos de una rueda de carreta y el antiguo arnés de algún flácido jaco ya desaparecido…
Todo el conjunto producía en el ánimo de nuestro personaje una sensación de envejecimiento, como que el apeadero vivió en el pasado mejores tiempos, y una leve sensación que algo estuviese rondando en el ambiente como de secreto, como de misterio…
Cavilando comenzó a caminar y casi sin darse cuenta, llego a la parte posterior del andén, ahí observaba a un famélico perro que afanosamente trataba de arrancar algo comestible a un triste hueso al que previamente ya habían repasado sus semejantes.
Nuestro amigo, creyendo estar sólo, se sorprendió al notar la presencia de un vejete, que con tremenda herida en el tobillo derecho, de la que manaba sangre purulenta, se la lavaba con las sucias aguas de un canal que corría paralelamente a una vereda.
El vetusto hombre al mirarlo le preguntó:
-¿Usted que hace aquí?
¿Que vientos le traen por acá?
Todo esto fue dicho todo en una forma altanera, como si le recriminase el que se atreviese a invadir su propiedad, su intimidad, su miseria.
Nuestro protagonista al escucharle, se sorprendió por un momento, pero reponiéndose de la sorpresa, le contestó:
-Y ¿Usted quien es?,
¿Por qué me reclama?
¿Que hace aquí…?
Ahora fue el menesteroso quien aparentemente desconcertado por la inesperada respuesta de su interlocutor, suavizó su tono de voz y le respondió:
-Soy un comerciante, y cuando caminaba por el rumbo del “COECILLO” me asaltaron unos “CHOLOS”, pero en un momento en que se descuidaron me eché a correr, y cuando corría, me corté con unos vidrios que sobresalían de un bote de basura.
-Aunque el pie me dolía mucho, seguí corriendo hasta que dejaron de corretearme y como pude vine a dar a la estación, donde estoy esperando un tren para recoger la mercancía que necesito urgentemente para mi comercio…
Al escuchar su perorata, nuestro personaje, le comentó que él también estaba esperando la llegada del tren que le traería una mercancía de la ciudad de MÉXICO para su negocio de jarciaría establecido en el mercado de SAN MIGUEL.
Así, y sólo para pasar el tiempo, trató de entablar una conversación con el desconocido, preguntándole:
-¿Cuál es su negocio y que mercancía está esperando?
El vejestorio sonriendo irónicamente le contestó a nuestro individuo:
-¡Mi negocio es la gente y esa es la mercancía que estoy esperando, para mi comercio!
Nuestro personaje un tanto desconcertado por la respuesta del vejete le interpeló diciéndole:
-Cómo que su mercancía es la gente pues que comercio tiene, ¿Quien usted y a que se dedica?
Entonces nuestro amigo recibió la siguiente e inesperada respuesta del carcamán con el que dialogaba:
-¿Pero que idiota eres que no te has dado cuanta que mi negocio es la gente porque soy el DIABLO y necesito ánimas para mi puesto en EL INFIERNO?
Ante tan “increíble” respuesta nuestro protagonista, creyendo que el viejo se estaba burlando de él le dijo:
-¡Pues yo al DIABLO me lo paso por debajo del arco!
En ese preciso momento, se escuchó un terrible estruendo que resonó por toda la estación y la cara del achacoso viejo, paulatinamente se convirtió en la apariencia de una acémila, lanzando una estruendosa carcajada que paulatinamente se convirtió en un horrendo relincho caballuno mientras desaparecía, dejando tras de sí una nube de humo con el clásico olor a azufre…
Ante este inesperado resultado, nuestro personaje no supo como reaccionar, el corazón le empezó a latir frenéticamente, sufriendo una “taquicardia incontrolable” que le hizo sentarse en el andén a unos metros de distancia del lugar donde había estado el vejestorio.
Al escuchar el trueno y los rebuznos, el par de ebrios que dormitaban del otro lado del terraplén despertaron sobresaltados, dirigiéndose rápidamente hacía el lugar de donde provenían, encontrando a nuestro personaje sentado con la cabeza entre los brazos, mientras se reponía del susto y de las consecuencias que éste le había producido.
Después de un tiempo prudente ambos borrachines le preguntaron a nuestro personaje sobre lo que le había pasado, así éste les contó brevemente los hechos que había presenciado…
Al escucharle el primero de ellos le preguntó:
-¿Oiga, “pus” no sabe que día es hoy?
Nuestro protagonista extrañado, a su vez le interpeló:
-¿Y porqué me pregunta la fecha?,
-¿Que importancia tiene?
De nuevo ambos ebrios le preguntaron por la fecha, y ante la insistencia de éstos a los que por cierto, con el susto del fuerte tronido, ya se les había pasado la embriaguez, nuestro personaje un tanto extrañado les señaló el calendario que se encontraba en la oficina de boletos y cual mostraba la fecha en forma muy clara, era el viernes 13 de marzo del año de 1948.
-“P’os” verá usted, “meramente” estamos aquí por la fecha, en un día como hoy, pero hace como unos diez años, aquí en esta “mesma” estación pasó un “aiccidente” muy feo, en el cual murieron “munchas” personas.
-P’os resulta que en la madrugada, ya pa’manecer se quedó parado un tren de pasajeros, que se descompuso aquí “mero” en ésta estación, y no “traiba” las luces prendidas, “quezque” porque no servían…
-Ahí “merito” estaba parado el tren, cuando llegó otro, pero de carga “que‘staba” adelantado de su horario, y chocó contra el de los pasajeros pero en una forma muy fea, haciendo un ruido espantoso y hubo “munchos” muertos, por todos lados volaban “trozos de gente”, unos brazos por aquí, unas piernas por allá y las cabezas por otro lado…
-La “mera verda” hubo un montón de muertos y heridos…
-Entre los de nuestro barrio, “cre’mos” que cada año en la misma fecha se repite la historia, pero con fantasmas tal y como le pasó a usted.
-Nosotros ya lo sabíamos y queríamos verlo con nuestros “mesmos ojos”, pero pa’ star valientes y no asustarnos con lo que “juera”, pu’s nos “echamos” unas “palomitas” (tequila con refresco de toronja), pero creo’que se nos pasaron “las cucharadas” y nos “juimos” quedando dormidos un rato como “uste” ya sabe.
-Na’mas que “ora yo” y mi compadre, ya nos vamos y no vendremos nunca mas “pa” ver lo que pasó, “p’os” con lo que nos contó, hemos quedado escarmentados, y cre’mos que quien se le apareció a’ ste’ fue el “mismísimo” diablo ¿No cree compadre?
-P’o’s la mera verda’, creo que tiene razón “compa” ya no volveremos pa’ca, nunca más.
Después de haber escuchado lo narrado por ambos borrachines, nuestro personaje quedo un tanto confundido ante los hechos, por lo que no hizo mas que regresar a su casa lo mas pronto que pudo, porque después de lo que escuchó no deseó ver nada mas de lo que ya le había ocurrido.
Mientras tanto en la “radiola” de una cantina cercana a la estación del ferrocarril de LEÓN DE LOS ALDAMA, GUANAJUATO, apenas si se escuchaban las notas de una tonada muy antigua que decía más o menos así:
♪♫♪“Y el tren que corría, por la ancha vía, de pronto se fue a estrellar, frente a un aeroplano que andaba en el llano tratando de aterrizar…
-Y mientras esto sucedía, sin saber como ni cuando, y la maquina seguía pita, pita y caminando…”
-En tanto pasaba, la gente miraba, a uno que ya sin cabeza, andaba corriendo, sin saber donde encontrarla…
-Y mientras esto sucedía, sin saber como ni cuando, y la máquina seguía pita, pita y caminando,
En tanto la gente miraba, a otro que ya sin las manos, corría tras de su pierna que andaba de aquí p’llá corriendo sin descansar.
-Llegó la Cruz Verde, llegó la Cruz Blanca a llevarse a los heridos,
Y mientras esto sucedía, sin saber como ni cuando, y la maquina seguía: pita, pita y caminando…”♫♪♫
¿Verdad o mentira? ¿Tu que crees amable lector?
Tal y como te lo narré, a mí me lo contaron y así yo lo expongo a tu consideración y aprecio, estimado Amigo lector.
+++++
LOS FANTASMAS DE LA PASTELERÍA
Hay más cosas entre los cielos y tierras,
HORACIO, que aquellas soñadas en nuestra Filosofía.
“HAMLET”
WILLIAM SHAKESPEARE
En una taberna que también funge como pastelería, en un edificio construido desde la “ÉPOCA VICTORIANA” en una pequeña población de condado de ESSEX, en la GRAN BRETAÑA, varios clientes y parroquianos han visto la figura de una mujer menuda, con el rostro muy pálido y vestida de tafetán negro que súbitamente aparece frente a ellos y sin decir ninguna palabra atraviesa el lugar y luego desaparece por cierta pared del lugar.
En el local con mucha frecuencia ocurren fenómenos de los llamados “POLTERGEIST” como cuando frente a los clientes y los dueños del lugar un pesado refrigerador-vitrina se movió de su lugar más de 15 centímetros sin que ninguno de los presentes interviniera para ello.
También varias veces se ha visto cruzar la cocina, y desaparecer atravesando una puerta cerrada, la pálida figura, de un cocinero de pelo negro, con pantalones y delantal blancos, que según los propietarios del lugar falleció ahí mismo, víctima de un fulminante ataque cardiaco.
Cuando varias clientas dejaron de asistir al lugar por la aparición de las fantasmales figuras, los titulares del local decidieron llamar a una persona especializada en fenómenos paranormales quien les dijo que el lugar estaba embrujado, puesto que existían varios espíritus que por ahí deambulaban.
De esta forma les indicó que existía la figura de un soldado de la Primera Guerra Mundial que portaba uniforme de color caqui y su fusil con la bayoneta de combate, que estaba muy disgustado porque murió en una batalla en FRANCIA y había prometido casarse con su novia cuando regresara de la guerra, cuando ella se enteró de su muerte, se había casado con otro muchacho y ahora ya era madre de un pequeño.
También la psíquica les afirmó que existía el fantasma de una mucama llamada SARAH que vestía de color café y llevaba una especie de cofia, la pobre muchacha había muerto atrás del establecimiento por un mal parto, sola y sin asistencia de ninguna clase.
Hasta aquí amable lector como lo escuché yo te lo cuento, Gracias.
+++++
LOS FANTASMAS DEL “SUBTE” BONAERENSE
La pereza viaja tan despacio,
Que la pobreza no tarda en alcanzarle.
Benjamín Franklin
Existen varias leyendas que circulan entre los viajantes y usuarios del ferrocarril subterráneo de la CIUDAD DE BUENOS AIRES, REPÚBLICA ARGENTINA y entre estas hemos rescatado algunas que trataremos de narrar a continuación:
Una de las más conocidas es la de la novia de la ESTACIÓN DE ALBERTI de las cual existen dos versiones:
La primera nos dice que una bella joven al haber sido plantada en la Iglesia, por no llegar el novio a la boda, vistiendo aún el traje de novia se arrojó al paso del convoy y ahora de vez en cuando aparece su fantasma, tanto por los pasillos como por los andenes del ferrocarril subterráneo ó “SUBTE” como comúnmente le llaman los “PORTEÑOS” de esa ciudad.
La segunda versión es parecida a esta; sólo que en esta versión ella se arrojó al paso del tren porque no deseaba casarse con el supuesto novio pues estando enamorada de otro joven, y el matrimonio había sido arreglado previamente por ambos padres, y únicamente por conveniencia económica; a lo cual ella siempre se opuso.
Por otro lado en la ESTACIÓN DE PASCO muchos pasajeros aseguran que varias veces han visto como los molinetes que permiten el paso de las personas a los andenes, giran solos como si estuviera pasando un humano, sin que nadie lo haga realmente o cuando menos nadie “vivo”.
En el ferrocarril subterráneo, como se puede suponer existen túneles de derivación que no llegan a ninguna parte y sólo sirven para la bifurcación momentánea de algún tren para permitir el paso de algún convoy que por alguna circunstancia debe ser reparado.
Bien pues cuenta una leyenda que cierta vez salió un trabajador intempestivamente y sin ninguna precaución de uno de aquellos túneles y obviamente al tratar de cruzar la vía del tren que en ese momento pasaba, fue atropellado por el convoy quedando decapitado y cuyo cuerpo destrozado completamente, jamás apareció, no obstante habérsele buscado cuidadosamente por todos lados.
Ahora según cuenta la leyenda se aparece algunas veces en los andenes caminando con su cabeza bajo el brazo, causando el espanto de quienes le llegan a ver.
En otra leyenda parecida a la anterior pero ahora en la ESTACIÓN VASCO, sucedió que uno de los más antiguos trabajadores del tren subterráneo que estaba enfermo del estómago súbitamente sintió la perentoria necesidad de evacuar su intestino y corriendo sin fijarse cruzó la vía del tren que en ese preciso momento pasaba, quedando decapitado y según cuentan los usuarios de ese medio de transporte ahora lo ven de vez en cuando corriendo y como puede suponerse sin su cabeza.
Siguiendo con estas leyendas del ferrocarril subterráneo de aquella bella ciudad sudamericana pero ahora en la Línea A, cierta vez que un empleado que tuvo necesidad de ir a los sanitarios salió corriendo espantado diciendo que en uno de los retretes, estaba el cuerpo horriblemente ensangrentado de un hombre y cuando se presentaron las Autoridades competentes, “no encontraron a nadie” no obstante haberle buscado por distintas partes del ferrocarril.
Tal vez correspondiera al cuerpo del individuo que aseguran haberle visto decapitado y cuyo cadáver jamás fuera encontrado. ¿Pero quién podría asegurarlo?
Y para terminar con esta pequeña serie de mitos que circulan entre los usuarios habituales del medio de transporte de aquella ciudad conocido popularmente como “EL SUBTE”
Ahora vamos a narrar la aparición de la llamada “Viuda Negra”, es decir el fantasma de una mujer vestida completamente de negro, que aparece simplemente caminando por los andenes de la Línea B y específicamente en el de la ESTACIÓN DE FEDERICO DE LACROIX que coincidentemente está ubicada bajo el cementerio de “LA CHACARITA”.
Y hasta aquí terminan las leyendas que he escuchado de los fantasmas del ferrocarril subterráneo de la CIUDAD DE BUENOS AIRES, REPÚBLICA ARGENTINA.
Espero que te hubiese entretenido, amable lector.
+++++
LA MUJER FANTASMA DE PANZACOLA
“No te tomes la vida demasiado en serio;
De todas maneras no saldrás vivo de ésta”.
Bernard Fontenelle.
En la ciudad de México, Capital, la avenida Universidad, actualmente es una gran vía de alta velocidad, por la que el denso tránsito que la recorre, se desplaza del norte al sur de la misma gran ciudad, haciendo la conexión entre la glorieta de Miravalle y el pintoresco barrio de Coyoacán al sur de la megalópolis metropolitana.
Viajando por esta avenida y mas o menos a la altura del pintoresco suburbio citado hay un gran rectángulo que constituye uno de los tan necesarios “pulmones verdes”, es decir de las áreas arboladas que tan urgentemente requiere la metrópoli, conocido como “Los viveros de Coyoacán”, y no hace mucho tiempo ahí preexistía un rincón muy característico, cuya construcción databa de la época Virreinal, cuando todavía nuestra nación era la “Nueva España”.
Pues bien, éste típico lugar llamado con el antiguo nombre de “PANZACOLA”, (no conozco la razón para tal nombre) estaba formado por una pequeña y añosa iglesia conocida popularmente como “La Ermita”, situada entre un arroyuelo que tenía un antiguo y característico puente de piedra y una callejuela empedrada que al tiempo presente lleva el nombre de la calle Fernando Sosa, una vía que parte del jardín central de Coyoacán y desemboca en la actual Avenida Coyoacán.
Allá por el año de 1935 por ésta avenida, que entonces era solo una calle común y no muy ancha, corría una línea de “tranvías”, nombre con el que antiguamente se conocía en forma popular a los trenes eléctricos que por entonces circulaban por la ciudad.
En ésta línea del transporte eléctrico trabajaba el señor Eugenio Sandoval como “motorista”, es decir el operador que conducía la maquina ferroviaria durante su recorrido.
“Don Queno”, como cariñosamente le llamaban sus compañeros de trabajo, era muy puntual y tenía la “primera corrida”, es decir tenía que conducir el primero de los trenes eléctricos que debían circular por la mañana.
Debido a esto, tenía la sana costumbre de levantarse a las 4 de la madrugada para así tener el tiempo necesario para bañarse, afeitarse, desayunar y trasladarse caminando…
En aquella época, todavía se podía caminar temprano por la ciudad, pues no había tanta delincuencia en las calles, como actualmente sucede.
Los 5 kilómetros que eran mas o menos la distancia que mediaba entre su domicilio en el número 9 de la calle de don Juan en la “Colonia Portales”, y el depósito de los trenes eléctricos ó tranvías, que estaba ubicado justamente en la plazoleta de “Indianilla”, a cierta distancia del centro histórico, de la por aquella época, no tan grande ciudad de México.
Ahora bien, uno de tantos días, como era su costumbre, se levantó bien temprano, se bañó, se afeitó y se dispuso a ingerir el almuerzo que como casi siempre consistía en un par de huevos “revueltos a la mexicana”, un “cafecito” con leche y 2 “bolillos” (pan blanco), pues no volvería a tomar alimento alguno hasta regresar a su casa, cosa que sucedía como a las 3 de la tarde.
Después de haber tomado su desayuno, y de despedirse de su esposa doña Refugio, y de besar calladamente a sus hijos que aún permanecían dormidos, salió de su domicilio y empezó a caminar por la acera derecha de la calzada de Tlalpan, camino que iba del centro histórico de la ciudad, hasta la población de Xochimilco al sur del valle de México, es decir seguía el mismo trazo de los aztecas quienes la conocían como la calzada de HUITZILOPOCHCO, es decir de la ruta del dios HUITZILOPOCHTLI
Aquí creo necesario aclarar que por aquellos días los rieles de los tranvías ó trenes eléctricos que circulaban por ésta calzada, estaban flanqueados por sendas acequias llenas con agua fangosa repleta de “bichos” tales como ranas, sapos, renacuajos y hasta “viborillas de agua” y que solamente existía piso firme y cementado en los lugares preestablecidos como estaciones de parada y abordaje del tranvía
Aunque debo aclarar que éstas estaciones sólo constaban de una simple banca de cemento con un techo de lámina de zinc.
Y en las pocas aceras que tenían las por entonces, incipientes colonias.
Bien, después de haber caminado bastante, pues como dijimos su domicilio se encontraba a una considerable distancia del depósito de los trenes, llegó a su destino en forma puntual tal y como lo hacía habitualmente, a las 5.¾ de la mañana; luego visitó al vigilante del reloj marcador, verificó que se marcara su tarjeta de asistencias, saludó a sus compañeros de labores y se dirigió con el despachador de los vehículos, quien le dijo:
-Don Queno, hoy le toca la primera corrida de los trenes Zócalo-Coyoacán, así que tome el 157 y empiece su maniobra…
Don Eugenio, ni tardo ni perezoso, se dirigió al cobijo donde estaba el convoy mencionado y abordándole empezó su manipulación con el fin de ponerlo a circular…
De esta forma y luego de haber realizado la maniobra, salió del depósito de tranvías y se dirigió por las solitarias calles de la ciudad hasta llegar al punto de partida de su ruta, precisamente en la cara sur del Zócalo capitalino, precisamente frente a la Catedral Metropolitana.
Después de tomar la salida del operador encargado de ello, hizo marchar el tranvía del Zócalo ó Plaza Central de la ciudad, y empezó el habitual recorrido de su ruta, en la forma acostumbrada, hasta llegar a la actual Avenida Universidad.
Ahora creo que también es conveniente aclarar, que por aquella época, y por conveniencia en la operación de los vehículos, se acostumbraba hacer subir al pasajero por la puerta trasera del transporte y se le permitía descender por la portezuela frontal, para que al bajar hiciese la consignación del pasaje que se llevaba a cabo en unas cajas metálicas con cristales en sus costados que para el efecto estaban colocadas al lado derecho del operador del vehículo, desde donde veía perfectamente lo depositado en la urna, cosa que podía hacerse en efectivo o en forma de un pequeño boleto de cartón que se vendía en planillas en ciertos lugares instalados estratégicamente por toda la ciudad.
Después de esta aclaración y continuando con nuestro relato; el día aludido apenas hacía unos minutos que habían sonado las 6 campanadas en el reloj de “La Catedral”, y como era época de invierno, aún estaba oscuro pues febo todavía no asomaba su luminosa cara.
Luego que inició su recorrido Don Eugenio conduciendo su tranvía, sin prisas, sin preocupaciones y concentrando toda su atención únicamente en el manejo del transporte, luego de llegar a la parada de Panzacola, súbitamente apareció una mujer que le hizo la señal de detención.
Se trataba de una joven mujer de figura agraciada, vestida completamente de negro, tocada con un sombrero de ala ancha y con la cara cubierta por un espeso velo del mismo tono, también llevaba zapatos de tacón alto; y sus medías como el vestido eran del mismo color oscuro; en una palabra, iba absolutamente vestida de luto de la cabeza a los pies.
DON EUGENIO concentrado como iba en la conducción del vehículo eléctrico, fue sorprendido un poco por lo intempestivo de la aparición, no obstante rápidamente giró la palanca del freno que detuvo la marcha del tranvía, un poco después de la estación; entonces miró por el espejo retrovisor y alcanzó a observar que la extraña pasajera, subía y sin pronunciar palabra alguna, tomaba asiento en uno de los últimos lugares del tren.
El conductor, olvidándose del hecho, volvió a concentrarse en su trabajo y continuó su recorrido habitual; de esta forma al llegar a otra de las estaciones, subieron 3 viajeros más, luego en otra parada lo hicieron otros 5, y así sucesivamente, hasta que casi se llenó el vehículo eléctrico por completo.
Como se puede suponer, al estar subiendo y bajando tantas personas, DON EUGENIO, jamás se percató del lugar exacto en que se apeó su primera y un tanto extraña pasajera.
Pasaron los días y varias otras veces volvió a suceder lo mismo, al llegar el tren a la parada de PANZACOLA, el conductor se encontraba de pronto con que la extraña pasajera le hacía la señal de detención, subía al vehículo y más tarde nuestro personaje, no se percataba cuando se bajaba del transporte.
Cuando esto sucedió en varias ocasiones, nuestro protagonista, rindió un informe de lo acontecido al licenciado LEBRIJA, su jefe inmediato superior, pensando que la viajera se bajaba del tren por la puerta trasera para no pagar su pasaje, mientras se encontraba distraído el motorista.
Al leer el informe, el jefe simplemente sonrió y le dijo a DON EUGENIO:
-¿Así que a usted también, ya se le apareció el fantasma de la joven suicida, mi estimado DON EUGENIO?
Al escuchar esto, DON EUGENIO, extrañado y confundido por un momento se quedó mudo de asombro y luego reponiéndose, le preguntó a su interlocutor:
-¿Que cosa es lo que dice licenciado?
-¿Acerca de un fantasma?
Entonces su jefe, el licenciado LEBRIJA, sonriendo le contestó al conductor:
-¿Qué, a poco no leyó en los periódicos, DON EUGENIO?
-Pues si fue un hecho muy comentado, todos los diarios lo publicaron y durante varios días no se habló de otra cosa.
Luego el licenciado LEBRIJA, procedió a explicarle a don EUGENIO, que ya hacían varios años, que una joven de buena familia que vivía en una señorial casa frente al “PARQUE DE LA CONCHITA”, en el barrio de Coyoacán, se había comprometido para casarse con un muchacho, también miembro de una de las familias más linajudas de la parroquia, y continuó con su detallado relato:
-Ambos formaban una bonita pareja, y ya habían hechos todos los preparativos para la boda, misma que se celebraría en unas cuantas semanas.
-La bella muchacha se había mandado a hacer un vestido blanco con un renombrado diseñador, y ya se habían contratado los servicios del restaurante “FOCOLARE”, para que sirviese el banquete en los jardines de su residencia.
-En fin ya todo estaba preparado para el evento…
-Cuando unos borrachos trataron de asaltar al muchacho, pero éste como joven que era, forcejeo con ellos y éstos lo mataron a puñaladas frente a una “pulquería” del barrio de “La Cruz” en Coyoacán.
-Cuando la joven se enteró de lo que le había pasado a su novio, casi se volvió loca, lloraba en forma desconsolada, gritaba sola en los aposentos de su enorme casona.
-Así luego de los trámites de rigor, y del velorio del cuerpo del muchacho en su residencia de las calles de Fernando Sosa en Coyoacán, procedieron a darle la cristiana sepultura en un panteón cercano.
-Tras la carroza fúnebre seguía el cortejo de dolientes, quienes formaban una gran caravana de carruajes, algunos de lujo y otros no tanto, pero eso sí eran bastantes, de acuerdo con la calidad social del difunto y de la novia.
-Después de pasado un tiempo, la comprometida se deprimió muchísimo, hasta que un día sin que la familia se diese cuenta, salió de madrugada de su casa, caminó hasta la estación de Panzacola y sin poder soportar su desgracia, se privó de la vida arrojándose al paso del primer tranvía que pasaba.
-El conductor trató de parar el tren, pero ya era tarde, la joven y bella mujer había quedado fatalmente destrozada bajo las ruedas del vehículo…
-Y desde entonces, su “espíritu” a veces se aparece en esa estación, “muy de mañana” generalmente al operador de la primera corrida.
Después que le hiciesen esta aclaración don EUGENIO, quedó estupefacto y tan desconcertado, que sin saber que decir, solamente acertó a dar las gracias al Licenciado LEBRIJA por tan prolija explicación, se retiró de las oficinas y rápidamente regreso a su domicilio.
Al llegar a su casa, le platicó a su esposa lo que había sucedido y habiendo quedado tan impresionado con estos hechos, ya jamás aceptó ser el conductor de la primera corrida de los tranvías de la ruta ZÓCALO-COYOACAN.
¿Será cierto que el alma de un suicida, no puede alcanzar la paz eterna, como lo predicaba antiguamente la Iglesia, y que tiende a repetir lo sucedido durante su muerte, día tras día, eternamente hasta la consumación de los siglos?
Aunque creo adivinar una sonrisa en su cara, creo que es conveniente recordarle amigo lector, que en la progresista y moderna GRAN BRETAÑA, por mandato de su “Real Judicatura”, hasta el año de 1823 era indispensable enterrar a los “suicidas” con:
¡Una estaca de madera enterrada en el pecho, para que “su ánima bendita” pudiese descansar en paz, y no regresara a espantar a los vivos!
Parece mentira que en pleno siglo XIX, todavía se creyese en tales cosas,
+++++
LA AMENAZA DEL “DIFUNTO”
Pero en el grado actual de ilustración se ha creído mejor aplicar dicho término a los fantasmas de personas descarnadas, cuya residencia temporal es en las capas inferiores del plano astral, que en lo invisible perdura buscando toda ocasión para volver al plano de la existencia que abandonó.
El “incubato” o relaciones sexuales,
Con demonios de forma masculina.
H. RIDLEY CÉLEBRE OCULTISTA.
En la ciudad de XALAPA VERACRUZ, vivía allá por el año de 1928 la familia SÁNCHEZ PIEDRAS, estaba compuesta por el padre don GERARDO SÁNCHEZ, su bella esposa MARGARITA GONZÁLEZ PIEDRAS DE SÁNCHEZ y sus 2 hijos GERARDO hijo, GONZALO y sus 2 hijas MARGARITA chica y JULIETA la más pequeña.
Don GERARDO era un próspero agricultor que cultivaba toda suerte de legumbres, y como toda su familia siempre había vivido de lo mismo, conocían perfectamente como ir mejorando sus cultivos, además que contaban con muy buena tierra y bastante agua, no olvidemos que a la ciudad de XALAPA le llaman “La Bella Pluviosilla”, por su clima de lluvia constante y además debido a los numerosos caudales que se derramaban desde el cerro llamado el “Cofre de Perote” (Monte al que por tener una forma de arca se le ha puesto tal nombre)
Así como sobre la serranía circundante, de tal forma la tierra casi siempre se encuentra húmeda, e indiscutiblemente es apta para la siembra y cosecha de las hortalizas; de las cuales obtenía hasta 2 acopios por año.
Todo esto lo hizo que se convirtiera don GERARDO SÁNCHEZ, en un potentado y rico hombre de la localidad que se codeaba en los salones del “Casino Español” con amistades que gozaban de los mismos privilegios, pues mientras unos eran agricultores como él, otros tenían la crianza de ganado fino, mientras que otros se dedicaban a la crianza de bravos toros de lidia los cuales eran muy solicitados por los empresarios de corridas de estos cornúpetas en la Ciudad de MÉXICO.
De esta manera mientras GERARDO hijo se puso a estudiar agricultura de la UNIVERSIDAD DE CHAPINGO, su hermano GONZALO, a quien no le gustaba el trabajo del campo, se fue a estudiar Economía a una universidad en los Estados Unidos de Norteamérica, y la más bella y pequeña JULIETA pronto conoció a un buen muchacho de la ciudad y contrajo matrimonio con él, llegando a formar una bonita familia, en tanto que su hermana MARGARITA que tocaba el piano muy bien, y bordaba maravillosamente, amén de ser una chica con muy bellas facciones como las de su hermanita, y un cuerpo juncal se dedicó a administrar la casa y a atender las necesidades de asistencia de sus padres.
Pero como entre sus amistades circulaba la expresión que dice:
“Hermana brincada, hermana quedada”
Como su hermana menor, JULIETA, aún siendo más pequeña, ya se encontraba casada y formando una bonita familia, un día como cualquier otro don GERARDO SÁNCHEZ, estando paladeando la manutención en el comedor familiar les dijo a su esposa y a su hija MARGARITA:
“Esta chamaca no puede quedarse de solterona, pues cuando fallezcamos ¿Que cosa va ser de ella?
¡MARGARITA!, -le dijo a su esposa- debemos buscarle marido a esta chamaca cuanto antes.”
La joven protestó airadamente, pero de nada valieron sus protestas, pues su padre siendo un “macho mexicano”, se impuso y sentenció:
“Mañana mismo voy a buscarle marido, entre mis amigos del Casino, pero claro, que quiero que sea una persona de nuestra misma posición social.”
De esta suerte don GERARDO, al día siguiente estando jugando dominó con sus amigos en el “Casino Español” encontró el que pensó, sería un “buen partido” para su agraciada hija MARGARITA.
Pero resulta que éste, era un viejo y “ricachón”, hacendado de la cercana población de XICO, VERACRUZ; así creyendo haber escogido el mejor prospecto para su hija, llegó a su casa muy contento, comunicándoselo a ambas MARGARITAS.
Pasado algún tiempo y pese a las protestas de MARGARITA hija, la Ceremonia de la Boda se llevó a cabo en la IGLESIA CATEDRAL DE XALAPA, la cual se encontraba adornada en forma suntuosa con multitud de flores, y con todos sus candiles encendidos, más una roja alfombra que se extendía desde el atrio, hasta el altar mayor de la iglesia.
Como se podrá entender después de la breve “LUNA DE MIEL” de la pareja en el cercano puerto de Veracruz, fincaron su residencia en la ciudad de XICO.
Pero en lugar de “LUNA DE MIEL” más bien podríamos haberle llamado “LUNA DE HIEL” porque así le pareció a la agraciada MARGARITA, pues el viejo siendo mayor que ella, le celaba continuamente, recriminándole hasta cuando ella volteaba a mirar el oleaje del mar, pues el vejete siendo como dijimos extremadamente celoso creía que volvía la cabeza, para ver algún joven marino que anduviera por las cercanías.
Como se supone no tuvieron hijos y entonces ella se dedicó a tocar el piano y a bordar sus maravillosos manteles para la enorme mesa del comedor en el que comían, evidentemente sentados uno en cada extremo.
MARGARITA padeciendo calladamente su pena, pasaba la vida y sufriendo con los constantes reproches de su marido que le había sentenciado:
-“Cuando me muera, si es que me voy antes que tú, te advierto que no voy a permitir que te acuestes con nadie porque vendré desde donde está y te jalaré las piernas para que no me engañes con nadie,
¿Lo oyes bien? ¿Con nadie?
-“Porque yo te quiero sólo para mí y para nadie más”
Pero como bien dice el refrán:
“No hay mal que dure 100 años, ni nadie que los aguante”.
Poco a poco toda su familia incluyendo su vejestorio marido; todos fueron muriendo de manera natural y cuando Margarita era la única que quedaba viva, se cambió de domicilio a la ciudad de PUEBLA con unas amistades, pero después de un breve tiempo, dijo que ya iba a “liar sus bártulos” e irse de su casa.
Sumamente extrañados sus buenos amigos le preguntaron:
-¿Qué pasó MARGARITA?
-¿Qué malas caras has visto?
-¿Te hicieron algo mis hijos?
-¿Qué cosa te pasó?
-¿Por qué deseas irte tan pronto?
Ella les contestó que al contrario, verdaderamente se encontraba muy a gusto viviendo con ellos, pero que:
-Me voy porque el “muerto” ya me localizó y no quiero que tus hijitos se vayan a asustar con él…
Entonces ellos justamente intrigados le preguntaron que a cual “muerto” se refería y por que razón le tenía tanto miedo.
Brevemente ella les contó lo que le había sentenciado su difunto marido y aunque nunca se había vuelto a fijar en ningún otro hombre, no obstante todas las noches cuando estaba durmiendo sentía su presencia junto a ella y además la descobijaba por lo que amanecía literalmente “muriéndose de frío”.
Como sus amistades eran muy católicas y llevaban cierta amigable camaradería con el señor obispo monseñor LUIS GONZAGA, inmediatamente le pidieron que exorcizara aquella presencia de su casa y le alejase de Margarita, que obviamente se iba desmejorando paulatinamente y aquellas bellas facciones de antaño, ahora se habían convertido en las de una anciana y aquel cuerpo juncal, se había convertido sólo en un conjunto de magras carnes cubriendo sus tristes huesos.
El prelado acudió de inmediato ante el pedido de sus amistades y más pronto que lo que le cuento, vertió con Agua Bendita toda la casa así como al cuerpo de su buena amiga después de pronunciar ciertas oraciones especiales.
Milagrosamente aquella nefasta, si no es que funesta presencia dejó de manifestarse y al fin MARGARITA SÁNCHEZ PIEDRAS, así como sus amigos, pudieron vivir en paz.
Ante la posible incredulidad de Usted amigo lector quisiera remitirlo a que leyera el libro de “LA MAGIA NEGRA”, editado por Ediciones Roca, S.A. 1982, escrito por el doctor G. Maxwell.
Esto me lo contaron las amistades de Margarita y amable lector de la misma forma te lo transmito.
+++++

-LOS CUENTOS DEL ABUELO-La Mujer del Camino-(Aguascalientes)

-LOS CUENTOS DEL ABUELO-
La Mujer del Camino
(Aguascalientes)
Una noche de 1934 una joven después de dejar a su novio, salió a la carretera a pedir un aventón, en lugar de eso encontró la muerte al ser atropellada.
Después de 5 años empezó a aparecer vestida de blanco pidiendo ser alejada del cementerio, aunque parecía ser indiferente, era muy parlanchina.
En una curva muy pronunciada la mujer gritó ¡Cuidado con la curva!
Y luego le reclamó al chofer que arriesgaba su vida y la de su familia, el conductor redujo la velocidad tomando el camino sin peligro, en ese momento se dieron cuenta que la mujer había desaparecido, cuando avisaron a la policía, los oficiales no se sorprendieron, ya dicha versión la habían escuchado bastantes veces.
Pues ese lugar había ocurrido un accidente mortal a una pareja de recién casados, en que murieron ambos.
+++++

LA MUJER FANTASMA DEL CASTILLO MAC CREADY,

LA MUJER FANTASMA DEL CASTILLO MAC CREADY,
Esta enorme propiedad con bellos jardines y bien cuidados campos de golf, está situada en la parte nororiental de IRLANDA, cuyo constructor y antiguo propietario fuera LORD MAC CREADY, fundador del clan del mismo nombre.
En la actualidad ha sido convertida en un elegante parador por una gran Cadena Hotelera Internacional.
Bien en esa costosa y elegante hostería varios de los huéspedes aseguran que han contemplado la figura difusa de una joven mujer vestida como sirvienta, con un largo vestido negro, un pequeño delantal blanco y una cofia.
Esta difusa silueta se les aparece algunas veces pasando a través de la puerta cerrada de la recámara, camina por ella y sin decir ninguna palabra se desvanece paulatinamente frente a la puerta de un ropero-vestidor que se comunica con otra de las recámaras.
Algunas veces le han visto sentada como meditando en el brocal de una fuente y en otras ocasiones se escuchan ruidos producidos como si se cayeran varios cacharros de la cocina, pero cuando alguien se presenta en ella; no encuentra ninguna cosa fuera de su lugar, ni tampoco ningún ser humano.
Otros huéspedes se han retirado despavoridos de la hospedería al contemplar horrorizados, la misma silueta, pero colgada desde la parte superior de la enorme y alta escalera de caracol que baja desde el ático hasta el escritorio de la Administración.
Ante la súbita retirada de varios de sus huéspedes, los actuales arrendatarios decidieron contratar una médium para que les aclarase “el porqué” de los fantasmales fenómenos.
Habiendo acudido a la propiedad, la médium consultada; les indicó que hacía 300 años ahí había vivido el propietario del alcázar, quien era un joven muy apuesto y del cual una de sus humildes sirvientas se enamoró perdidamente y como resulta obvio llegaron a tener relaciones sexuales, con las consecuencias previsibles o sea que la sirvienta de la casa solariega, quedó embarazada por su propietario.
Cuando ésta le comunicó a su patrón lo que sucedía, éste le dijo que no podía hacer nada por ella, puesto que en un futuro próximo, él contraería matrimonio con una dama de su propia clase y que ella hiciera lo que quisiese.
Cuando la recamarera conoció la que para ella era una desdichada noticia, en un arranque de celos y cólera, y sin saber que hacer, tomó la equivocada decisión de colgarse desde lo alto de la enorme escalera con el cordón de una cortina, muriendo al instante llevando en su seno el producto de sus ilícitos desvaríos amorosos.
Ante tan contundente aclaración de la médium los ocupantes del lugar decidieron llamar a un clérigo anglicano que muy “a regañadientes” decidió realizar un exorcismo en la que había sido la recámara del antiguo propietario y a continuación cesaron los macabros acontecimientos y parece que actualmente sigue funcionando adecuadamente como fuera su propósito inicial.
+++++

LOS MUERTOS QUE REGRESAN PARA CUMPLIR SU PALABRA.

LOS MUERTOS QUE REGRESAN PARA CUMPLIR SU PALABRA
Esta cita para la post-vida puede adoptar 2 formas, refiriéndose la primera a la reencarnación.
Aún en vida o, más frecuentemente en el momento de la muerte, alguien anuncia a sus personas más allegadas que se reencarnará dentro de un lapso de tiempo prefijado, proporcionando unos medios que permitirán reconocer tal reencarnación.
Estos casos se dan a menudo en ASIA entre los LAMAS TIBETANOS y ciertas formas de chamanismo.
ALEXANDRA DAVID-NEEL cita el ejemplo de un sabio que murió describiendo con asombrosa exactitud el sitio en el cual reviviría, la época precisa en que nacería, el pueblo donde vería la luz y otros varios signos distintivos por los que sería reconocido.
En la fecha anunciada, los discípulos del LAMA se presentaron en el pueblo en cuestión y no tuvieron ninguna dificultad en reconocer la reencarnación del Maestro.
Por otra parte, el niño en que se reencarnó, desde la edad de 3 ó 4 años dio tales muestras de buen juicio y saber que su anterior personalidad no ofreció duda alguna para nadie.
Pero, en realidad, esta forma de retorno después de la muerte es difícilmente controlable.
Algunos parapsicólogos brasileños, como el profesor ANDRADE, de SAO PAULO, ó GUY PLAYFAIR, han tratado de verificar reencarnaciones de éste tipo prometidas por los moribundos.
A pesar de lo que exponen, sus investigaciones no nos parecen absolutamente concluyentes.
Puede haber efectos de TELEPATÍA PURA o ser explicados por la tesis de KARL JUNG sobre el inconsciente colectivo de estos fenómenos.
Un niño nace, por ejemplo, algunos meses después de la muerte de una persona que ha prometido reencarnarse en un plazo determinado y a varios kilómetros del lugar donde murió.
¿Cómo no pensar en la posibilidad de que el difunto proyectara en el espacio todas las informaciones necesarias, de modo que una mujer embarazada pudiera captarlas e integrarlas?
Como quiera que se admita que en la telepatía no existe el tiempo, al menos como nosotros lo concebimos, esta hipótesis es mucho más simple que la reencarnación.
Para el profesor norteamericano IAN STEVENSON, esta promesa de reencarnación cabe dentro de lo posible.
Con motivo de una entrevista que le hizo una revista italiana de parapsicología, pretendió haber descubierto todos los medios de mantenerla.
Ha asegurado que después de la muerte se podría –y él sería el primero en hacerlo-, reconocer la nueva vida en otro ser.
Pero le falta todavía aportar la prueba de tal afirmación.
Siendo así que esta prueba debe pasar forzosamente por su muerte, no seremos nosotros quienes se la deseemos para ver con mayor claridad este asunto.
La segunda forma de la reencarnación es, a la vez que mucho más corriente, también mucho más controlable.
Se trata de la conocida historia de dos personas que un día se ponen a hablar de la muerte y de una eventual SOBREVIDA.
Entonces en un momento cualquiera, hacen una apuesta el que muera primero se compromete a volver y a decir al superviviente lo que pasa en el otro lado.
El folklore y las tradiciones populares están llenos de anécdotas semejantes.
Es muy frecuente que los interlocutores lo tomen como una provocación, como si la promesa de realizar, al menos una vez, el viaje a la inversa implicara una noción de sacrilegio.
Por otra parte, la mayoría de las veces las cosas discurren bastante mal; el que vuelve está en el infierno, sufre mil tormentos a causa de su escepticismo en ésta vida, paga muy cara su estúpida apuesta y viene invariablemente a conjurar a su amigo que aún está en la TIERRA para que se enmiende.
El primero en estudiar estos retornos prometidos
–y el único en hacerlo de un modo muy general-
Fue el gran investigador CAMILLE FLAMMARION.
En sus diversas obras sobre el tema de la vida después de la muerte y las manifestaciones del más allá, cita cierto número de casos, debidamente verificados, que merecen mencionarse.
Para él, en efecto, tales testimoniales de la post-vida entran en una consideración aparte.
La gran mayoría de estos fenómenos no se producen más que una sola vez.
El muerto mantiene su promesa pero no volverá a aparecer, contrariamente a lo que ocurre con otros difuntos a los que se atribuye haber establecido un auténtico puente entre nuestro campo de realidad y el suyo.
En los ejemplos registrados por FLAMMARION, la noción de infierno y sacrilegio ha desaparecido.
El muerto vuelve, indica que existe un más allá y desaparece de una vez por todas.
El investigador se pregunta, entonces, si la visión no es un simple fenómeno alucinatorio en el que la persona superviviente hace surgir de su inconsciente ó de una “zona límite” de sí mismo una imagen subjetiva de la persona difunta.
Esta sola objeción elimina ya un número importante de casos tendenciosos.
Pero:
¿Qué hay que pensar de las manifestaciones en las cuales el sujeto viviente no conoce la muerte del otro?
¿Cómo explicar que varios testigos vean al difunto?
La hipótesis alucinatoria aquí no puede sostenerse y hay que admitir la de la SOBREVIDA y de la promesa mantenida más allá de la muerte.
CAMILLE FLAMMARION cita diversos ejemplos analizados de cerca por él y que considera inatacables,
“Una de las apariciones más notables entre todas las que he coordinado desde hace largo tiempo es la del amigo de lord BROUGHAM, contada por este mismo eminente personaje.
Jamás se ha formulado ninguna duda sobre la exactitud de éste recuerdo que se remonta al mes de diciembre de 1799.
El futuro político y célebre historiador inglés sólo tenía pues 25 años y realizaba, a la sazón un viaje por SUECIA.
Aquella noche, el joven político inglés no se hallaba en estado febril ni colérico.
Había llegado a una excelente posada y, mientras esperaba la cena, tomó un baño caliente.
En tales circunstancias, nada puede explicar una eventual alucinación.
En la High School –escribe FLAMMARION- había tenido un amigo llamado G.H. a quien quería y estimaba particularmente.
Los dos habíamos hablado alguna vez de la inmortalidad del alma.
Un día cometimos la locura de redactar un contrato, escrito con nuestra sangre, en el que decíamos que aquel de nosotros que muriera primero volvería para manifestarse al otro y disipar la duda que pudiera abrigar respecto a la continuación de la vida después de la muerte. G.
Partió a la INDIA y yo casi olvidé su existencia
”Aquella noche en la posada sueca, mientras se aprestaba a salir del baño estaba tranquilo y relajado…
“Dirigí la vista a la silla donde había dejado mis ropas y ¡cuál no fue mi estupor al ver sentado en ella a mi amigo que me miraba tranquilamente!
No puedo decir como salí del baño porque, al recobrar el sentido, me hallé tendido en el suelo”
A su regreso a EDIMBURGO, el joven lord recibió una carta de las Indias, anunciándole que algunas horas antes de la visión su amigo G. Había muerto.
No había tardado mucho, pues, en presentarse a BROUGHAM para respetar su contrato.
Merece ser recordado otro caso registrado también por FLAMMARION porque pone en escena a unos eclesiásticos católicos y su testigo principal fue, por añadidura, un hombre de lo más escéptico en cuanto a este tipo de manifestaciones.
Se trataba del canónigo BOUIN, sacerdote de DOUZEN, en la DORDOÑA.
El buen cura explica en su carta al sabio que uno de sus amigos creía firmemente en el retorno después de la muerte, de ciertos difuntos que así lo habían prometido.
Como el lo dudara, su amigo se comprometió firmemente ante él a volver en el caso de que fuera el primero en morir.
Cuando nos separamos –escribió el canónigo BOUIN-, nadie pensó más en ello.
6 meses después, una tarde de febrero, mientras yo estaba en la iglesia arrodillado en una silla sentí en la espalda una palmada brusca, tanto, que me hizo inclinar hacia delante.
Me volví inmediatamente para ver de donde provenía una familiaridad tan fuera de lugar, pero constaté que no había sido ninguno de los presentes, ya que la persona más cercana estaba por lo menos a unos 6 metros”
El buen sacerdote se acordó de que su amigo le había prometido manifestarse de éste modo tan cordial después de su muerte.
Se enteró de ella unos días más tarde.
Por su parte el doctor BOZZANO narra una curiosa historia de pacto a propósito de manifestaciones póstumas.
Tres estudiantes de medicina, los hermanos KINNAMAN y un tal ADAMS, decidieron un día que si uno de ellos moría, los demás tendrían derecho a conservar su cuerpo con fines de estudio.
Pero sería preciso que el cadáver y más tarde el esqueleto, permaneciera siempre custodiado por amigos, de lo contrario, el difunto tendría derecho a acudir para quejarse.
Sobre esta cláusula ADAMS se mostró especialmente puntilloso.
Fue el primero en morir.
Su esqueleto se conservó y todo marchó bien mientras estuvo en el despacho de médicos allegados o amigos.
En 1849, los huesos de ADAMS fueron relegados a una buhardilla.
Empezaron entonces los ruidos extraños en el desván, los pesados pasos en la escalera que conducía a él, golpes en la pared del despacho…
También parecían oírse quejas y gruñidos de descontento
Cuando el esqueleto fue colocado en un ambiente más digno, estas manifestaciones cesaron inmediatamente.
Y según la investigación llevada a cabo por el profesor JAMES HYSLOP, hacia 1874 los restos pasaron a otro miembro de la familia que los trasladó a un sótano usado como almacén de materiales de construcción.
Los obreros que diariamente acudían a trabajar ignoraban lo que ahí se había depositado y, con mayor razón, el pacto firmado por ADAMS.
Al cabo de algunos días ninguno de ellos consentía en bajar al sótano.
Efectivamente, ahí se oían ruidos inexplicables y amenazadores, gritos sordos, golpes en las paredes, en fin, un alboroto de todos los demonios.
Estas manifestaciones sonoras iban acompañadas de desplazamientos y roturas de objetos.
Todo esto cesó cuando el esqueleto fue de nuevo colocado en el despacho del médico. HYSLOP
Siguió la historia de los restos de ADAMS hasta el año de 1900 aproximadamente.
La familia KINNAMAN, que ha practicado la medicina de padres a hijos y de tíos a sobrinos, seguiría siempre en respetuosa posesión de los huesos objeto del famoso pacto.
Actualmente, se pueden leer en la prensa historias muy parecidas, pero por desgracia, no parece que ningún investigador serio se haya interesado por ellas de una manera tan sistemática como FLAMMARION Y BOZZANO.
Es una lástima porque se trata de un campo de estudio extremadamente rico que aportaría elementos preciosos a los estudios destinados a desentrañar los fenómenos de la “Vida después de la muerte”.
+++++

LOS FANTASMAS DE LA CASA BLANCA DE WASHINGTON

LOS FANTASMAS DE LA CASA BLANCA DE WASHINGTON
La secretaria social de la CASA BLANCA DE WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA, CAPRICIA MARSHALL como portavoz del ex-presidente de ese país, BILL CLINTON, y MIKE MAC CURRY, en una fiesta de “HALLOWEEN” revelaron que ciertos fantasmas habitan la llamada “CASA BLANCA PRESIDENCIAL.”
Según CAPRICIA MARSHALL, algunas personas sienten un irracional miedo al entrar al llamado “dormitorio LINCOLN”, una habitación donde curiosamente jamás llegó a dormir el presidente asesinado, sino que sólo la usaba como despacho.
Por su parte MIKE MAC CURRY ha dicho que además del fantasma del presidente asesinado, que ha sido visto por numerosos testigos,
“De vez en cuando se dan misteriosas apariciones de personajes históricos y hay leyendas como la del guardia que aparece en ciertos rincones y en los momentos más insólitos”
El guarda, llamado PRESTON, fue portero de la “CASA BLANCA” en tiempos muy remotos y ahora es una figura muy popular entre los diversos funcionarios presidenciales.
También hay otros fantasmas pintorescos, como el de ABIGAIL ADAMS, la esposa del segundo presidente de los ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMÉRICA, JAMES ADAMS, que se aparece colgando la ropa en uno de los salones de la mansión, igual a como lo solía hacer en vida.
De esta forma el portavoz de la “CASA BLANCA”, enfatiza que la sede presidencial positivamente está encantada.
+++++

-LOS CUENTOS DEL ABUELO–La casa embrujada,- Manuel Arturo Ortiz y Nava

-LOS CUENTOS DEL ABUELO-
LA CASA EMBRUJADA,
Por Manuel Arturo Ortiz y Nava
En la pequeña población de FISHSPRING, Nevada Estados Unidos de Norteamérica.
Existe una pequeña construcción de madera construida en 1879 con su techo de 2 aguas, y levantada junto a un cementerio que fue comprada a muy buen precio y habitada 100 años después en 1979 por la familia de JOHN Y SUSAN KELSY.
Pero pronto descubrieron la razón del precio tan bajo, una de las hijas del matrimonio, se quejaba de escuchar ruidos en la parte superior de su dormitorio, ruido de pasos y el suave arrastre de una falda de “CHIFFÓN” según sus propias palabras y en el vano de su puerta decía haber visto paradas las silueta de un hombre y la de un niño, sus padres le consolaban diciéndole que sólo era su imaginación, pero una vez subió al ático de la casa el papá y encontró entre trastos viejos la foto de un marino con grandes bigotes llamado SAMUEL que protegía a su hijo SAMMY.
No le dio importancia al asunto y bajó a decirlo a su familia cuando vio que la cama donde dormía su hija JENNIFER se levantaba del suelo sola o sea “LEVITABA”.
Al día siguiente el padre comunicó lo sucedido a su familia y todos de acuerdo decidieron mudarse de ese domicilio.
Pasó un tiempo y la casa seguía sin rentarse, hasta que la familia ROBINSÓN en octubre de 1989, ante el bajo precio del alquiler decidió mudarse a ella.
Pero después de un tiempo de haberlo hecho comenzaron los ruidos de pasos y de los golpes en el ático y uno de sus chicos llamado GARRETT de 11 años de edad, comenzó a escuchar pisadas, mezcladas con llantos, risotadas y la voz de hombre pronunciando obscenidades, las puertas eran azotadas, mas tarde vieron la silueta y las facciones de un hombre cruel y similarmente, cuando el jefe de la familia vio que la cama de su hijo “MEL” TAMBIEN LEVITABA, decidieron marcharse de ahí y así el 31 de enero de 1990, cuando lo hacían, voltearon a mirar la casa encantada por última vez y todos notaron en el pórtico, las siluetas de 2 hombres y una mujer todos con un aspecto fantasmal, como desleídos, casi transparentes que reían escandalosamente, exactamente como si estuviesen mofándose de ellos.
Tiempo más tarde llegó otra familia a vivir en la casa y sus miembros no observaron ningún fenómeno de POLTERGEIST, ni de ninguna otra clase de anomalía fantasmal.
¿Resulta extraño, verdad?
+++++

JOVEN EXTRAÑAMENTE MORDIDA.

JOVEN EXTRAÑAMENTE MORDIDA.
Por Manuel Arturo Ortiz y Nava
En Manila, el 10 de mayo de 1953, una joven de 18 años CLARITA VILLANUEVA, entró corriendo a una comisaría y dijo que estaba siendo perseguida por un extraño ser que la mordía.
Al ver las mordeduras en los brazos y en las piernas de la joven, llamaron a un médico que lo único que hizo fue encogerse de hombros y que les aseguró no había ninguna razón para que le molestasen en plena noche por una pobre epiléptica.
¿Entonces es ella misma la que se muerde?
Preguntó uno de los policías, pues también en Manila los policías hacen toda clase de preguntas.
¡Desde luego!
¡Es asombroso doctor, absolutamente asombroso!
¡Lo hace en plena crisis. Es muy sencillo.!
Por supuesto doctor que usted sabe más que yo, pero
¿Me permite hacerle otra preguntita?
¿Cuál?
¿Cómo se las arregla para morderse detrás del cuello?
En ese mismo instante, CLARITA VILLANUEVA, comenzó a gritar que el monstruo estaba ahí la estaba atacando.
Atónitos, el galeno y los policías sólo acertaron a sujetar a CLARITA VILLANUEVA, que se debatía como una loca, mientras aparecían en su mejilla y en sus hombros visibles marcas de mordeduras
¡Algunas de las marcas mojadas con saliva!
Al ver aquello, el médico llamó a un colega, mientras que los policías ponían al tanto de lo que ocurría al alcalde de Manila, ARSENIO LACSON.
Las sesiones de mordeduras continuaron durante horas.
La pobre CLARITA VILLANUEVA, que era la única que veía a su atacante, explicó que éste tenía la apariencia de un hombre menudo, con grandes ojos y envuelto en una especie de capa.
En ocasiones flotaba a algunos centímetros del suelo.
El alcalde llamó al Arzobispo, quien acudió en persona.
Todos partieron en procesión detrás de la ambulancia que trasladó a la pobre de CLARITA VILLANUEVA, al hospital y en el que la joven continuó gritando y las mordeduras continuaron apareciendo.
Una vez en el hospital, los ataques cesaron, pero hicieron falta varias semanas para tratar y curar las mordeduras de CLARITA VILLANUEVA, algunas de las cuales se habían infectado.
El doctor MARIANO LARA, que había asistido a las mordeduras del invisible monstruo y en seguida cuidó a la joven, declaró que sólo había una explicación posible, la de la victima.
Este es un valiente médico que nunca será un gran sabio para dar explicaciones científicas, son muy pocos pero los hay.
+++++