LOS CASTIGOS A LOS ALBIGENSES

LOS CASTIGOS A LOS ALBIGENSES
El 15 de marzo de 1211 Simón de Montfort el jefe cruzado contra los ”dualistas” Albigenses ó cátaros inició el sitio al castillo de Lavaur que pertenecía a Geralda de Lavaur quien había hecho de su castillo un refugio para los Albigenses, mientras su hermano Emerico de Montreal comandaba la guarnición de 80 caballeros.
Mientras esto sucedía un cuerpo de 6,000 cruzados alemanes, que marchaba hacia el sitio fue hecho pedazos por Rogelio Bernardo.
Posteriormente cuando lograron penetrar a la fortaleza los sitiadores Emerico de Montreal y sus 80 caballeros fueron ahorcados y Geralda de Lavaur “hereje obstinada”, fue arrojada viva a un pozo, que luego se llenó de piedras, hasta que se dejaron de oír los gritos de la desdichada mujer.
Cuando cayó ante los cruzados el castillo Bécedé, en Lauraguais, los cátaros se negaron a evadirse, ni rendirse, entre los que se encontraba el diácono Gerardo de La Motta, fueron quemados vivos en julio de 1227.
+++++

0 comments ↓

There are no comments yet...Kick things off by filling out the form below.

Leave a Comment