EL ESPIRITISMO,# 1 y # 2

EL ESPIRITISMO,# 1
Esta doctrina que atribuye ciertos fenómenos metapsíquicos a la acción de un espíritu es decir a un Alma desencarnada.
Según el Espiritismo, la inteligencia humana no desaparece después de la muerte.
Continúa evolucionado en un medio que no está condicionado por el espacio y el tiempo, y puede manifestarse a los vivos por la acción de un “médium” que le proporciona la fuerza necesaria para hacerlo.
Los espíritus sufren una evolución de las esferas inferiores a las esferas superiores.
Cuando la evolución es suficiente, pueden recibir la misión de guiar a los mortales.
Como secta fue fundada en Francia por Allan Kardec (1804-1869) cuyo verdadero nombre era Hippolyte Rivail a quien su seudónimo le fue dado por un “Espíritu de Verdad” quien lo llamó con ese nombre que “había sido el suyo en tiempo de los druidas”.
Su vida fue virtuosa y laboriosa, pero apasionada y escribió numerosos libros entre ellos “El libro de los Espíritus” que ejerció una gran influencia, y cuyo sepulcro en el cementerio de Père-Lanchaise, cerca de París tiene la forma de un dolmen y siempre es el más florido de todos, pues muchos de sus adeptos llevan a cabo peregrinaciones a la sepultura de su fundador.
Actualmente la asociación tiene una difusión mundial con más 10’000,000 de adeptos en todo el mundo y sólo en Francia cuenta con una cifra de adeptos que varía entre los 600,000 y 1’000,000.
Existen dos sociedades principales en Paris: “Unión Espiritista de Francia” y la “Casa de los Espiritistas”.
Sus seguidores tienen frecuentes congresos internacionales como el de 1966 llevado a cabo en Londres presidido por el mariscal del aire británico, sir Hugh Downing.
Editan numerosos libros y revistas y el “Survie” es el periódico de la “Unión Espiritista de Francia” donde se informa que
“El espiritismo es el estudio de las leyes naturales que rigen después de la muerte.
Deriva de hechos rigurosamente observados y científicamente controlados.
No exige ningún acto de fe y proporciona la certidumbre absoluta de la existencia del alma y de su supervivencia”
Su fundador escribió en alguna ocasión:
“Sin un médium no es posible ninguna comunicación mental, descriptiva, física o de cualquier otra clase”
Actualmente los científicos mejor se orientan por el estudio de la parapsicología
+++++
EL ESPIRITISMO, # 2
En forma breve se podía decir que El espiritismo (del latín espíritus, espíritu) es la doctrina que atribuye ciertos fenómenos metapsíquicas a la acción de un espíritu, es decir, a un alma desencarnada.
Según esta creencia, la inteligencia humana no desaparece después de la muerte.
Sigue evolucionando en un medio que no está condicionado por el espacio ni el tiempo, y puede manifestarse a los vivos a través de un médium.
Sobre todo gracias a H. Rivail (1803-1869), más conocido con el seudónimo de Allan Kardec, el espiritismo se ha constituido en una doctrina homogénea, basada en un considerable número de hechos.
Según el profesor Charles Richet
“La doctrina espiritista de Allan Kardec, es muy simple. No hay muerte para el alma.
Después de la muerte, el alma se transforma en un espíritu, que trata de manifestarse a través de ciertos seres privilegiados, que son los médium, capaces de recibir las órdenes e impulsos de los espíritus.
El espíritu trata de reencarnarse, es decir, volver a vivir bajo la forma de un ser humano, cuya alma sea.
Los espíritus conocen el pasado, el presente y el porvenir.
A veces se materializan y tienen el poder de actuar sobre la materia.
Estamos rodeados de espíritus.
Desde el punto de vista moral, se debe uno dejar guiar por los buenos espíritus que nos dirigen hacia el bien, y no escuchar a los malos espíritus, que nos inducen al error”
De hecho la doctrina espiritista es más compleja.
Según su principio fundamental, el Universo es, a la vez, materia y espíritu, elementos que evolucionan paralelamente.
En lo que concierne más particularmente al hombre, éste no sería como afirman los materialistas, una personalidad efímera, que saldría de la nada, sólo para entrar en ella al poco tiempo, sino que se trataría de una individualidad indestructible que proseguiría por su propio esfuerzo, así según el doctor Gustave Geley.
“En una inmensa serie de reencarnaciones y desencarnaciones, la progresiva evolución que debe liberarla de las sujeciones materiales y darle conciencia, libertad, amor dicha”.
Además y según el espiritismo, el hombre estaría constituido por tres partes esenciales: sobre el cual es inútil insistir, el periespíritu y el alma.
El periespiritu (del griego peri, alrededor y espíritu) sería un principio intermedio entre la materia y el espíritu, evolucionaría y progresaría al mismo tiempo que el alma, asegurando la conservación de la individualidad; fijaría los hechos acaecidos en el curso de una encarnación y serviría, de algún modo, como un sustrato orgánico para toda nueva encarnación,
El periespíritu es el desempeñaría un importante papel en los fenómenos llamados “materializaciones”, en cuanto al alma (del latín ánima, soplo, vida) sería –concepción que está de acuerdo con la acepción corriente- su principio espiritual, consciente y libre.
Comprendería –como lo indican los datos de la Psicología Clásica- una parte consciente y otra subconsciente, y sería posible poner de relieve ésta última en ciertos estados hipnóticos, mediúminicos o, simplemente patológicos.
Además, según el espiritismo, el alma estaría formada por unos elementos adquiridos en las anteriores encarnaciones y por otros conseguidos en el curso de su actual encarnación.
El espiritismo presenta algunos puntos comunes con la teosofía.
El espiritismo como práctica de invocación a los espíritus, fue condenado por un decreto del Santo Oficio con fecha del 30 de marzo de 1898.
+++++

0 comments ↓

There are no comments yet...Kick things off by filling out the form below.

Leave a Comment