EL ANDRÓGINO

 

EL ANDRÓGINO

Este ser híbrido (mitad hombre y mitad mujer) es un antiguo mito confirmado por la biología.

Es el símbolo de la indistinción primordial y divina y de toda experiencia que tiende a reintegrarla para el hombre.

Tal es enseñanza de éste mito iniciático que aparece en la mayoría de las tradiciones sagradas del Occidente y del Oriente, con variantes pero sobre todo con constantes.

Al comienzo había un ser (o muchos) que poseían ambos sexos.

Se dividió o se dejó dividir, en dos mitades, una macho y la otra hembra.

Pero con la separación o cortadura como diría Platón (efectivamente la etimología de sexo: “sectus” significa cortado) aparece el deseo de reunirse y de reconstruir la indistinción.

Ya la psicología por medio de Freud y Jung había dado la ocasión de sorprendentes confrontaciones

¿Freud no expresó desde 1898, su fe en la bisexualidad del hombre?

¿No escribió en una sorprendente carta a Fliess?

“Acostumbro a considerar todo acto sexual como un acontecimiento que implica a 4 personas”

En cuanto a Jung, todavía más explícitamente que Freud identifica en el psiquismo humano una tendencia a reconstruir un estado de coexistencia de lo masculino con lo femenino.

La comprobación de esta tesis es que los zoólogos y los biólogos hablan de la bisexualidad como un fenómeno natural.

Clases enteras de animales yuxtaponen características masculinas y femeninas,

Se los llama hermafroditas.

La bisexualidad, especie de bivalencia sexual, consiste originalmente en una aptitud para secretar a la vez productos masculinos y femeninos, diferenciación funcional que no tarda en traducirse en diferencias de estructura.

En un estado más avanzado la bisexualidad aparece en forma de órgano único (la ovotestis) que anuncia la división de los sexos, pues ya secreción masculina se hace en una zona y la femenina en otra.

Luego la función se desdobla y se reparte en dos órganos distintos.

Finalmente se reparte en dos individuos distintos.

Así desde las primeras observaciones, la sexualización se nos presenta como uno de los aspectos de lo simple hacia lo complejo, de la desunización hacia la diferenciación que caracteriza a la evolución de las especies.

Pero esta separación de los sexos (la gonocorización) no pone fin a la dualidad.

En un orden más complejo, la vida inventa especies de 3 y 4 sexos y unas que reúnen más o menos ambos aparatos genitales.

Tolera fenómenos y caprichos:

Así tenemos aves e insectos que tienen una mitad masculina y la otra femenina, crustáceos y pólipos que comienzan su vida con un sexo y la terminan con el otro y otros que periódicamente mudan de sexo como las hidras.

Estas extravagancias también pueden afectar a los humanos:

Se sabe que el adivino Tiresias había pasado muchas veces del estado masculino al femenino y viceversa.

Y también existe el extraño cuadro de Ribera que presenta a un ser barbudo descubriendo un seno hinchado que se dispone a dar a un niño de pecho.

+++++

1 comment so far ↓

#1 QVC discount on 05.17.17 at 9:13 pm

When did they make the first coin?

Leave a Comment