EL GOLEM

EL GOLEM

August 16th, 2013 — Mitos y Leyendas, Nuestro Mundo

EL GOLEM

Era el término judío empleado en la Edad Media para designar a seres humanoides fabricados artificialmente, de esta suerte Gershom Sholem, cabalista judío del siglo XIII, afirmaba que:

 “Adán mismo menciona en la Biblia ser un Golem, al dirigirse a Jehová según el salmo 139: XIV, XV y XVI.”

Y en efecto en dicho salmo después de agradecer Adán a Jehová el haberlo creado le dice:

“He sido hecho en lo oculto, pues he sido formado abajo, en la tierra y tus ojos vieron que yo no estaba aún preparado pues era un Golem”

Así según creencias muy antiguas basadas en la kabaláh, la alquimia y la geometría al igual que sus antecesores, el rabino Juda Loew Trebitsch tomó como materia prima para confeccionar un “Golem”, arcilla del río Moldavia y agua largamente destilada pues de acuerdo a esto, el lodo formado por la mezcla era similar, al usado por Dios para crear al primer hombre Adán, al que le insufló su espíritu vital, el cual los ocultistas lo substituían grabándole en la frente, al monstruo de barro, la palabra “Emeth”

Que significa lo amorfo, lo no formado, es decir el Adán de arcilla aun no moldeado por Dios.

Y al hacerlo, el “monstruo así hecho, cobraba vida” y cuando deseaban que dejase de moverse, simplemente le borraban la primera letra y entonces sólo quedaba escrito “Meth” (que significa muerte), el rabino Loew Trebitsch, después de haber hecho esto, colocó en la boca del engendro humanoide una tarjeta que contenía los nombres secretos de Dios y pronunció las palabras “Shem Hamephorasch”, en ese momento el “Hombre Nuevo” que tanto anhelaba Hitler se animó y caminó hasta su amo. ¡Estaba vivo!

Evidentemente era un ser fuerte, poderoso, pero sin “Alma ni sentimientos”·, o en otras palabras “despiadado.”

El rabino en efecto parece haber tenido éxito, puesto que Hitler mandó a un emisario a que buscaran y trajesen del Tíbet al poseedor del secreto para fabricar al Golem, a un monje llamado “El lama de los guantes verdes” quien llegó a Berlín en 1932 a bordo de un avión militar y le dejó encomendado el construir un Golem, para el dictador alemán, a un miembro influyente de la “Sociedad Thule”, Trebitsch Lincoln del que se dice que en realidad era Djordi Den, otro lama y cuando Hitler le comentó que le había impresionado Trebitsch le comentó:

“En su proximidad, me siento en contacto con una fuerza tan terrible, que sólo puedo compararla al efecto experimentado por alguien que se hallara cerca de un relámpago durante una violenta tempestad…”

¡El hombre nuevo ya existe! Lo he visto y es totalmente distinto a nosotros… ¡Es intrépido, es cruel! ¡Les confieso que he sentido miedo al verlo!

Y por consiguiente empezase la persecución nazi contra el Pueblo Judío, entonces Trebitsch se escondió en una sinagoga donde antes se había ocultado el rabino Juda Loew y guardó en el ático a su Golem.

Así fue durante casi 3 años, hasta que en 1942 los bombardeos aliados cayeron sobre la ciudad de Praga, y al mismo tiempo hicieron explotar la sinagoga judía en mil pedazos y quizá también al último fabricante del Golem, junto con su terrible obra.

+++++

2 comments ↓

#1 american eagle outfitters on 04.24.17 at 9:33 pm

Hello, I simply had to tell you, I disagree. Your actual point does not make any sense.

#2 Party City free shipping on 05.17.17 at 11:06 pm

Lol, celle de cyriak est vraiment trash cette année =) merci pour lien, ça fait chaud au coeur de voir la réaction du mec !

Leave a Comment