MITOS y LEYENDAS AZTECAS

MITOS Y LEYENDAS AZTECAS
+++++
ÁGUILA QUE ASCIENDE
(CUAUHTLEHUÁNITL)
Es el mismo SOL ó TONATIUH, al amanecer es decir cuando el ASTRO REY, sube en el cielo, según la mitología azteca.

ÁGUILA QUE CAYÓ
(CUAUHTEMOC)
Es el mismo SOL o TONATIUH, pero cuando entra en el ocaso y se oculta en el horizonte, según la mitología azteca.
También CUAUHTÉMOC, fue el nombre aplicado al último heroico e infortunado emperador del pueblo azteca.

ÁGUILA QUE HABLA
(AGUILA PARLANTE)
(CUAUHTLATLATZIN)
Este es el nombre que sus contemporáneos, daban a San JUAN DIEGO a quien en el año 13 CAÑA (entre el sábado 9 y el lunes 11 de diciembre de 1531) se le apareció TONANTZIN “NUESTRA MADRE”, en el cerro de TEPEYACAC (hoy llamado TEPEYAC) según el CÓDICE DE TEPEXPAN.
Entre los estudios que se han llevado a cabo en la imagen estampada y correspondiente a la de “LA VIRGEN DE GUADALUPE”, plasmada en una “tilma” o “ayate” de burdo ixtle.
Increíblemente en un análisis que se hizo, en “LAS PUPILAS” de la Imagen de la VIRGEN estampada en el burdo textil, cuando fueron examinadas por medio de un “scanner ó explorador digital” y luego de ser convenientemente amplificadas por unos expertos; fueron encontradas las figuras de El fraile JUAN DE ZUMÁRRAGA, la de San JUAN DIEGO el indígena aludido y posteriormente consagrado, además se encontraron las figuras de JUAN GONZÁLEZ, mestizo que hacía de traductor e intérprete entre ambos, así como las figuras de unos españoles desconocidos, la de una familia de indígenas también desconocidos y la de una esclava negra que trajo El fraile JUAN DE ZUMÁRRAGA desde ESPAÑA, y otras más, etcétera
¿Parece increíble, no es cierto?

AGUSTÍN LARA
Fue una de las más fecundas figuras musicales de MÉXICO y alcanzó celebridad Internacional a través de composiciones musicales como: MUJER, SANTA, y una recopilación de música española como: MADRID, VALENCIA, etcétera

AQUEL POR QUIEN TODOS VIVEN
(EL DIOS DE LA INMEDIATA VECINDAD),
(IPALNEMOHUANI)
El que está colocado en lo más alto de los cielos y del que dependen todas las cosas. Este era el dios invisible adorado por el REY DE TEXCOCO, NEZAHUALCOYÓTL.

ATL
Raíz fonética americana abundante en todas las culturas precolombinas y que significa AGUA, tanto entre los AZTECAS de MÉXICO como entre los habitantes de MARRUECOS, o sea a ambos lados del ATLÁNTICO y se cree proveniente de la mítica ATLÁNTIDA.
Por cierto esta raíz es muy difícil de pronunciar para los europeos pues la separan en la sílaba AT y la letra L de esta manera en vez de pronunciar la palabra ATLÁNTICO en dos sílabas como serían ATLÁN-TICO, ellos dicen: AT-LÁNTICO
¿Curioso Verdad?

ATLACA CHICHIMECA
(LOS SALVAJES LACUSTRES)
Era la forma despectiva en que referían a los AZTECAS, los demás pueblos ribereños del sistema lacustre que cubría todo el valle de ANÁHUAC, debido a la vida de miseria que llevaban cuando llegaron por primera vez a establecerse ahí, pues solamente se dedicaban a cazar las aves que habitaban el lago y a la pesca, todo lo cual después cambiaban por los materiales necesarios para la construcción de sus modestos templos y casas.

ÁTLATL
Era la lanza dardos que portaba TEZCATLIPOCA, (dios azteca) en una de sus representaciones.

ATLTLACHINOLLI
(AGUA)
(COSA QUEMADA)
Este era el nombre que daban a la guerra sagrada, entre AZTECAS y TLAXCALTECAS y que tenía por objeto proporcionar al SOL la sangre y los corazones de las víctimas enemigas capturadas.

AUIANIME
(MAQUI)
En los mitos AZTECAS, eran las cortesanas que vivían con los guerreros solteros y cuya patrona era XOCHIQUETZAL, que fuera raptada por el dios TEZCATLIPOCA “El guerrero del norte”, aún siendo la esposa de MACUILXOCHITL (5 FLOR),

AZCAPUTZALCO
(AZCAPOTZALCO)
(LUGAR DE LAS HORMIGAS)
Era uno de los barrios o suburbios de la GRAN TENOCHTITLAN.

AZTATLÁN
(AZTLÁN)
(LUGAR DE LAS GARZAS)
Sitio mítico, supuestamente situado en medio de un lago donde originalmente estaban establecidas varias tribus de origen NÁHUATL, como los HUEUEXOTZINCAS, LOS CHALCAS, LOS XOCHIMILCAS, LOS CHUITLAHUACAS, LOS MALINALCAS, LOS CHICHIMECA, LOS TEPANECAS, LOS MATLATZINCAS Y LOS AZTECAS.
Este fue el lugar desde el cual, a los AZTECAS en el año 1 PEDERNAL, año en que nació su dios HUITZILOPOCHTLI, les indujo a salir en peregrinación para establecerse en otra isla situada en medio de otro lago, donde fundarían la que sería su verdadera capital “La Gran Tenochtitlan”.

AZTAXELLI
Adorno de plumas de garza que llevaba el dios de los AZTECAS TEZCATLIPOCA en una de sus representaciones.

AZTECAS
(AZTECATL)
Nombre que tomó una de las tribus de origen NÁHUATL (Nahoa) cuando salió de las SIETE CUEVAS o CHICOMOZTOC, para formar la que constituiría una gran estirpe guerrera.
Esta tribu partió, en el año 1075 de Nuestra Era según lo atestigua el historiador don FERNANDO ALVARADO TEZOZÓMOC que fuera nieto del emperador MOCTEZUMA XOCOYOTZIN.
Llegaron a TEXCOCO en el complejo lacustre que llenaba totalmente EL VALLE DE MÉXICO en el AÑO 1345 D. DE JC.
Y en una pequeña isleta entre los juncos que abundaban en el enorme lago, fundaron su capital a la cual llamaron TENOCHTITLAN, y en cuyo mercado posteriormente se podía comprar tanto como: verduras, maíz, cacao, frijoles, plumas recubiertas de polvo de oro, joyas de plata, vasijas de barro, cestas, tejidos, hasta toda clase de hierbas para curar y matar, tortillas, chiles de varios tipos, insectos, aves, ranas, pavos, conejos, perros especialmente engordados para ser comidos, serpientes, peces, tortugas, cangrejos, jabalíes, faisanes, etcétera
Eran capaces de regular el tráfico de las canoas en su trayecto por el lago y realizar empadronamientos para el cobro de los tributos.
Además sus estudiosos estaban perfectamente informados acerca de la forma esférica que tienen los planetas.
Pero, según las tradiciones ancestrales de esta civilización, cada 52 años, se acabaría el mundo.
Esta cifra correspondía a un siglo AZTECA, y cuya cantidad se obtenía a partir de multiplicar cada uno de sus 4 símbolos anuales por 13 vueltas cada uno.
Y ésta fue la razón por la que ofrecían sacrificios humanos a sus dioses con el fin de apaciguar su cólera y salvar a la HUMANIDAD de otro desastre, como ya había sucedido anteriormente.
De esta manera sus sacerdotes conservaban devotamente el recuerdo de “AZTLÁN”, (ATLÁNTIDA) país situado para ellos al ESTE de su actual capital TENOCHTITLAN, y lugar de donde habría llegado su dios QUETZALCÓATL, portador de la civilización.
Esta creencia fue en gran medida la razón de la derrota de éstos valientes guerreros a manos un puñado de conquistadores españoles.
Por otro lado la tribu norteamericana de los SHOSHONES, consideraba a los aztecas como la raza aborigen de AMÉRICA.

AZTECATL
(LOS AZTECAS)
Es la misma denominación de ésta civilización, solamente que en su idioma el Náhuatl, debido a que la terminación “ATL”, significa el plural del nombre, semejante a la “S” en el nuestro.

AZTLÁN
(AZTATLÁN)
(LUGAR DE LAS GARZAS)
Mítico sitio y lugar de procedencia de los AZTECAS y cuyo nombre tiene mucha semejanza con el de LA ATLÁNTIDA, pero que es mucho más antiguo que las inscripciones existentes en el Templo de MEDINET HABÚ construido por RAMSÉS III en EGIPTO.
Este fabuloso sitio, supuestamente estaba situado en medio de un inmenso lago donde originalmente se hallaban establecidas varias tribus de origen NÁHUATL, como los HUEXOTZINCAS, los CHALCAS, los XOCHIMILCAS, los CHUITLAHUACAS, los MALINALCAS, los CHICHIMECA, los TEPANECAS, los MATLATZINCAS y los AZTECAS.
De éste lugar LOS AZTECAS, en el año 1 PEDERNAL, cuando nació su dios principal HUITZILOPOCHTLI, les avisó que salieran en peregrinación para establecerse en otra isla situada en medio de otro lago en donde fundarían una ciudad que sería TENOCHTITLAN, la capital de su gran Imperio.

CIVILIZACIÓN AZTECA
Después de la decadencia de los reinos TOLTECA Y CHICHIMECA, entra en la escena mesoamericana, la HEGEMONÍA AZTECA, los que pertenecían al linaje Nahoa y aunque de un origen humilde, con el tiempo se convertiría en la principal civilización de MÉXICO.
Su primer rey fue ACAMAPICHTLI que reinó en 1376 y cuya estirpe duraría hasta 1521, cuando fue destruida por HERNÁN CORTÉS.
Como otras tribus del mismo linaje, los AZTECAS llamaban ASTLAND a su lugar de origen pero:
¿Era quizá, una nobleza adquirida de una leyenda robada de alguno de los pueblos conquistados ó de su origen Nahoa?
Según cuentan sus leyendas vendrían de un lugar llamado CHICOMOZTOC (LUGAR DE 7 CUEVAS) y después de un largo peregrinaje llegaron al complejo lacustre que existía en el VALLE DE MÉXICO donde fundaron su capital llamada TENOCHTITLAN, la que posteriormente se convertiría en una gran ciudad con cerca de 60,000 edificios, llena de maravillosos palacios, espléndidos templos piramidales y rodeada de palafitos.
La ciudad era una gran urbe de sacerdotes en donde había más altares y aras de sacrificios que en ninguna otra de AMÉRICA.
Era la patria de su feroz dios HUITZILOPOCHTLI (que significa pájaro lúgubre) cuya pirámide estaba literalmente cubierta de sangre y casi a diario los oficiantes de su culto vistiendo de negro con sus orejas y lenguas perforadas, subían los peldaños de este enorme y pétreo poliedro para llevar a cabo sacrificios humanos llamados CAPACOCHA, en los cuales abrían el pecho a sus víctimas y les sacaban el corazón todavía palpitando.
Así cuando se inauguró el templo en el SIGLO XV se sacrificaron a 20,000 prisioneros.
Aunque no eran buenos agricultores, pues no contaban con mucho terreno, no obstante fueron los precursores del cultivo hidropónico con sus famosos huertos semiflotantes llamados CHINAMPAS y del cultivo de las diversas semillas de colores que iban del pardo al azul y del algodón que ya crecía teñido en diferentes colores.
Entre paréntesis se sabe con certeza, que el algodón americano es el resultado del cruce de su original planta silvestre y la europea.
¿Acaso, sería su dios blanco QUETZALCÓATL, quien realizó el cruce entre ambas plantas?
En cuanto a lo referente a su mercado, el antropólogo PIERRE HONORÉ nos cuenta:
“Podía encontrarse en él todo cuanto “el nuevo mundo” producía: y era 3 veces mayor que el de SALAMANCA.
Los orfebres de AZCAPOTZALCO tenían sus tenderetes junto a los joyeros y alfareros de CHOLULA, los pintores de TEXCOCO, los talladores de piedras preciosas de TENAYUCA, los cazadores de XILOTEPEC, los pescadores de CUITLAHUAC, los fabricantes de cestos y de sillas de CUAUHTITLÁN, los floricultores de XOCHIMILCO.
Cada mercancía tenía su puesto en la plaza del mercado, rodeada de grandes pórticos…
“Había extrañas cosas que comprar: peces de oro con minúsculas escamas, pájaros de oro con plumas del mismo metal y cabezas móviles, recipientes de todas clases de madera, barnizados y hasta dorados, hachas de bronce, cascos con figuras de animales, corazas acolchadas para los guerreros, corazas flexibles, espadas mexicanas con hojas de ITZLI, navajas de afeitar, espejos de piedra bruñida, pieles y trabajos en cuero de todas clases, animales domésticos y feroces, cestas de fibra de algodón y de agave, de piel…, y esclavos.
Había vendedores de hierbas medicinales, farmacéuticos y hasta barberos, muy atareados, pese a que los indios no tenían nada de barbudos…,
Pero en cambio se afeitaban la cabeza.”
En ésta maravillosa plaza también habría narradores que daban su versión personal de extrañas leyendas como la de TAPI. (EL PRESERVADOR AZTECA DE LA HUMANIDAD, DESPUÉS DEL DILUVIO.)
Mitos que hicieron sospechar a los españoles que aquel pueblo, conocía LAS SAGRADAS ESCRITURAS y que probablemente un apóstol habría arribado, en el comienzo de Nuestra Era, a las costas mexicanas.
Aunque la suposición parezca absurda, hay cosas que no pueden soslayarse como:
LOS ANTIGUOS MEXICANOS LOS EUROPEOS CRISTIANOS
Bautizaban a los recién nacidos con agua De forma semejante a como actualmente lo hacen los Cristianos
Usaban incienso en sus templos Igualmente se hace en cualquier ceremonia religiosa
Practicaban la confesión oral Similar a la Cristiana
Los fieles se reunían para recibir de los sacerdotes pequeños trozos de pan que ingerían con gran recogimiento De forma Igual comulgan los Cristianos
Todo ello estaba encaminado a reconciliarse con sus dioses. Intención semejante que guía a los Cristianos
Asimismo los sacerdotes de TENOCHTITLAN aseguraban que su dios blanco QUETZALCÓATL, había muerto en el año CE-ACATL y que el mismo año volvería; lo que constituía un lapso de tiempo equivalente a 52 años.
Precisamente de esta manera al principio de un año CE-ACATL, los hombres de HERNÁN CORTÉS arribaron a México el 22 de abril de 1519 y desembarcaron justamente en donde según la leyenda “QUETZALCÓATL el DIOS BLANCO” había desaparecido, y como si fueran pocas las coincidencias, también llegaba vestido como éste, con capa y sombrero negros.
Debido a ésta leyenda el emperador MOCTEZUMA, temeroso por pensar que los invasores, eran enviados de su DIOS BLANCO, fue puesto preso por éstos, y encerrado en el palacio de su primo; ATZAYÁCATL, donde anteriormente, MOCTEZUMA les había alojado “COMO A GRANDES SEÑORES”, quedando sometido a la voluntad absoluta de los conquistadores, que se ensañaron con la población indígena con toda clase de brutalidades.
Más tarde en un último impulso de rebeldía, y liderados por CUAUHTÉMOC, los AZTECAS se sacudieron el yugo conquistador.
Tiempo después según cuenta la leyenda; MOCTEZUMA, el GRAN TLATOANI, “EL SEÑOR DE HOMBRES” murió de una pedrada tirada por el populacho y HERNÁN CORTÉS fue expulsado de la ciudad.
No obstante más tarde éstos regresaron con cañones y bergantines y no fue sino hasta el 13 de agosto de 1521, cuando los ESPAÑOLES pudieron derrotar a los MEXICANOS y apoderarse en forma definitiva de la GRAN TENOCHTITLAN.

ÁCATL
(CAÑA)
Uno de los cuatro signos anuales de los años entre los AZTECAS que al ser multiplicado 13 veces junto con los otros 3 signos TÉCPATL, TECHTLI Y CALLI se obtenía el SIGLO AZTECA ó XIUHMOLPILLI, de 52 años.

ACECENTLI
(MILIUM)
(MAÍZ DE AGUA)
Su nombre esotérico era 4 FLOR y fue el alimento de los hombres cuando se convirtieron en pájaros por mandato de QUETZALCÓATL al hacer llover fuego sobre ellos, en el día cuatro LLUVIA, en una de tantas creaciones del mundo según la mitología AZTECA.

ACOCENTLI
(DOCE SERPIENTE)
Era el nombre esotérico, que le daban los sacerdotes AZTECAS al número 12.

AGOREROS
(LOS NAGUALES)
Entre el pueblo AZTECA se llamaba así a los adivinos y gente que fungía como clarividente.

AGUA
(COSA QUEMADA)
(ATLTLACHINOLLI)
De esta manera se nombraba a la guerra sagrada entre los AZTECAS, que tenía por objeto proporcionar al SOL (TONATIUH) la sangre y los corazones de las víctimas capturadas en ella.

AGUA HIRVIENDO
Los agoreros o “naguales aztecas” consideraron como un mal presagio y al que no encontraron explicación alguna, el hecho de que el agua de la laguna de TEXCOCO del complejo lacustre mexicano, hirviera en algunos lugares, esto sucedió precisamente un poco antes de la conquista de TENOCHTITLAN por el hispano HERNÁN CORTÉS.

ÁGUILA QUE ASCIENDE
(CUAUHTLEHUÁNITL)
Es el mismo SOL ó TONATIUH, al amanecer es decir cuando el ASTRO REY, sube en el cielo, según la mitología azteca.

ÁGUILA QUE CAYÓ
(CUAUHTEMOC)
Es el mismo SOL o TONATIUH, pero cuando entra en el ocaso y se oculta en el horizonte, según la mitología azteca.
También CUAUHTÉMOC, fue el nombre aplicado al último heroico e infortunado emperador del pueblo azteca.

AGUILA PARLANTE
(AGUILA QUE HABLA)
(CUAUHTLTLATZIN)
Este es el nombre que sus contemporáneos, daban a San JUAN DIEGO a quien en el año 13 CAÑA (entre el sábado 9 y el lunes 11 de diciembre de 1531) se le apareció TONANTZIN “NUESTRA MADRE”, en el cerro de TEPEYACAC (hoy llamado TEPEYAC) según el CÓDICE DE TEPEXPAN.
Entre los estudios que se han llevado a cabo en la imagen estampada y correspondiente a la de “LA VIRGEN DE GUADALUPE”, plasmada en una “tilma” o “ayate” de burdo ixtle.
Increíblemente en un análisis que se hizo, en “LAS PUPILAS” de la Imagen de la VIRGEN estampada en el burdo textil, cuando fueron examinadas por medio de un “SCANNER ó EXPLORADOR DIGITAL” y luego de ser convenientemente amplificadas por unos expertos; fueron encontradas las figuras del fraile JUAN DE ZUMÁRRAGA, la de San JUAN DIEGO el indígena aludido y posteriormente consagrado, además se encontraron las figuras de JUAN GONZÁLEZ, mestizo que hacía de traductor e intérprete entre ambos, así como las figuras de unos españoles desconocidos, la de una familia de indígenas también desconocidos y la de una esclava negra que trajo el fraile JUAN DE ZUMÁRRAGA desde ESPAÑA, y otras más, etcétera
¿Parece increíble, no es cierto?

AQUEL POR QUIEN TODOS VIVEN
(EL DIOS DE LA INMEDIATA VECINDAD),
(IPALNEMOHUANI)
El que está colocado en lo más alto de los cielos y del que dependen todas las cosas. Este era el dios invisible adorado por el Rey de Texcoco, NEZAHUALCOYÓTL.

ATL
Raíz fonética americana abundante en todas las culturas precolombinas y que significa AGUA, tanto entre los AZTECAS de MÉXICO como entre los habitantes de MARRUECOS, o sea a ambos lados del ATLÁNTICO y se cree proveniente de la mítica ATLÁNTIDA.
Por cierto esta raíz es muy difícil de pronunciar para los europeos pues la separan en la sílaba AT y la letra L de esta manera en vez de pronunciar la palabra ATLÁNTICO en 2 sílabas como serían ATLÁN-TICO, ellos dicen: AT-LÁNTICO
¿Curioso Verdad?

ATLACA CHICHIMECA
(LOS SALVAJES LACUSTRES)
Era la forma despectiva en que referían a los AZTECAS, los demás pueblos ribereños del sistema lacustre que cubría todo el valle de ANÁHUAC, debido a la vida de miseria que llevaban cuando llegaron por primera vez a establecerse ahí, pues solamente se dedicaban a cazar las aves que habitaban el lago y a la pesca, todo lo cual después cambiaban por los materiales necesarios para la construcción de sus modestos templos y casas.

ÁTLATL
Era la lanza dardos que portaba TEZCATLIPOCA, (dios azteca) en una de sus representaciones.

ATLTLACHINOLLI
(AGUA)
(COSA QUEMADA)
Este era el nombre que daban a la guerra sagrada, entre AZTECAS y TLAXCALTECAS y que tenía por objeto proporcionar al SOL la sangre y los corazones de las víctimas enemigas capturadas.

AUIANIME
(MAQUI)
En los mitos AZTECAS, eran las cortesanas que vivían con los guerreros solteros y cuya patrona era XOCHIQUETZAL, que fuera raptada por el dios TEZCATLIPOCA “El guerrero del norte”, aún siendo la esposa de MACUILXOCHITL (5 FLOR),

AZCAPUTZALCO
(AZCAPOTZALCO)
(LUGAR DE LAS HORMIGAS)
Era uno de los barrios o suburbios de la GRAN TENOCHTITLAN.

AZTATLÁN
(AZTLÁN)
(LUGAR DE LAS GARZAS)
Sitio mítico, supuestamente situado en medio de un lago donde originalmente estaban establecidas varias tribus de origen NÁHUATL, como los HUEUEXOTZINCAS, LOS CHALCAS, LOS XOCHIMILCAS, LOS CHUITLAHUACAS, LOS MALINALCAS, LOS CHICHIMECA, LOS TEPANECAS, LOS MATLATZINCAS Y LOS AZTECAS.
Este fue el lugar desde el cual, a los AZTECAS en el año 1 PEDERNAL, año en que nació su dios HUITZILOPOCHTLI, les indujo a salir en peregrinación para establecerse en otra isla situada en medio de otro lago, donde fundarían la que sería su verdadera capital “La Gran Tenochtitlan”.

AZTAXELLI
Adorno de plumas de garza que llevaba el dios de los AZTECAS TEZCATLIPOCA en una de sus representaciones.

AZTECAS
(AZTECATL)
Nombre que tomó una de las tribus de origen NÁHUATL (Nahoa) cuando salió de las SIETE CUEVAS o CHICOMOZTOC, para formar la que constituiría una gran estirpe guerrera.
Esta tribu partió, en el año 1075 de Nuestra Era según lo atestigua el historiador don FERNANDO ALVARADO TEZOZÓMOC que fuera nieto del emperador MOCTEZUMA XOCOYOTZIN.
Llegaron a TEXCOCO en el complejo lacustre que llenaba totalmente El Valle de México en el AÑO 1345 D. DE JC.
Y en una pequeña isleta entre los juncos que abundaban en el enorme lago, fundaron su capital a la cual llamaron TENOCHTITLAN, y en cuyo mercado posteriormente se podía comprar tanto como: verduras, maíz, cacao, frijoles, plumas recubiertas de polvo de oro, joyas de plata, vasijas de barro, cestas, tejidos, hasta toda clase de hierbas para curar y matar, tortillas, chiles de varios tipos, insectos, aves, ranas, pavos, conejos, perros especialmente engordados para ser comidos, serpientes, peces, tortugas, cangrejos, jabalíes, faisanes, etcétera
Eran capaces de regular el tráfico de las canoas en su trayecto por el lago y realizar empadronamientos para el cobro de los tributos.
Además sus estudiosos estaban perfectamente informados acerca de la forma esférica que tienen los planetas.
Pero, según las tradiciones ancestrales de esta civilización, cada 52 años, se acabaría el mundo.
Esta cifra correspondía a un siglo azteca, y cuya cantidad se obtenía a partir de multiplicar cada uno de sus 4 símbolos anuales por 13 vueltas cada uno.
Esta fue la razón por la que ofrecían sacrificios humanos a sus dioses con el fin de apaciguar su cólera y salvar a la HUMANIDAD de otro desastre, como ya había sucedido anteriormente.
De esta manera sus sacerdotes conservaban devotamente el recuerdo de “AZTLÁN”, (¿ATLÁNTIDA?) país situado para ellos al ESTE de su actual capital TENOCHTITLAN, y lugar de donde habría llegado su dios QUETZALCÓATL, portador de la civilización.
Esta creencia fue en gran medida la razón de la derrota de éstos valientes guerreros a manos un puñado de conquistadores españoles.
Por otro lado la tribu norteamericana de los SHOSHONES, consideraba a los aztecas como la raza aborigen de AMÉRICA.

AZTECATL
(LOS AZTECAS)
Es la misma denominación de ésta civilización, solamente que en su idioma el Náhuatl, debido a que la terminación “ATL”, significa el plural del nombre, semejante a la “S” en el nuestro.

AZTLÁN
(AZTATLÁN)
(LUGAR DE LAS GARZAS)
Mítico sitio y lugar de procedencia de los AZTECAS y cuyo nombre tiene mucha semejanza con el de LA ATLÁNTIDA, pero que es mucho más antiguo que las inscripciones existentes en el Templo de MEDINET HABÚ construido por RAMSÉS III en EGIPTO.
Este fabuloso sitio, supuestamente estaba situado en medio de un inmenso lago donde originalmente se hallaban establecidas varias tribus de origen NÁHUATL, como los HUEXOTZINCAS, los CHALCAS, los XOCHIMILCAS, los CHUITLAHUACAS, los MALINALCAS, los CHICHIMECA, los TEPANECAS, los MATLATZINCAS y los AZTECAS.
De éste lugar LOS AZTECAS, en el año 1 PEDERNAL, cuando nació su dios principal HUITZILOPOCHTLI, les avisó que salieran en peregrinación para establecerse en otra isla situada en medio de otro lago en donde fundarían una ciudad que sería TENOCHTITLAN, la capital de su gran Imperio.

BARBUDO DIOS OLMECA
En la región de VERACRUZ, MÉXICO se encontró la estatua de un ser de facciones blancas, con barba poblada y grandes bigotes, tipo de persona de obviamente no corresponde a la del indígena americano que era barbilampiño.
¿Entonces a quien representaba?

BOSQUE DE LA REGIÓN DE LOS MUERTOS
(MICTLANCUAUHTLA)
Entre los MEXICATL, MICTLANCUAUHTLA se llamaba a la región del Inframundo a donde iban a parar los que habían dejado éste planeta y habían partido al de los muertos.

BRUJOS
(NAHUALTIN)
Entre el pueblo AZTECA, el NAHUALTIN era el nombre con que eran conocidos los encantadores y magos nefastos

CE ACATL
(UNO CAÑA)
Corresponde al AÑO 1519 D. DE JC., fecha de la promesa hecha por QUETZALCÓATL de regresar por el ORIENTE, y coincidentemente fue cuando desembarcaron los conquistadores españoles en el puerto de VERACRUZ, por eso MOCTEZUMA creyó que era el mismo dios que regresaba después de su partida por el mítico TLILLÁN TLAPALLÁN.

CE TECTATL
(UNO ¿?)
Este año es equivalente al 1116 D. DE JC., y corresponde al año en que partió de AZTLÁN (CHICOMOZTOC) la tribu de los AZTECAS para iniciar su largo peregrinar hasta el lugar donde establecerían TENOCHTITLAN, capital de su imperio.
Según el códice llamado “LA TIRA DE LAS PEREGRINACIONES”.

CE TOCHTLI
(UNO CONEJO)
Nombre dado por la tradición AZTECA al año que equivale al 1090 D. DE JC., y fue cuando supuestamente empezaron las ceremonias del “DESCENSO DEL FUEGO NUEVO” ó de la “ATADURA DE LOS AÑOS”, en la población de ACAHUALTZINGO, y que fuera consideradas como las de mayor repercusión dentro de ésta civilización, según la “CRÓNICA TEZOZOMOC”.

CARGADOR
(MACEHUALLI)
Entre el pueblo AZTECA, con éste apelativo eran conocidos todos aquellos seres de humilde condición que se ocupaban en cargar desde personas hasta paquetes de mercancías.

CARIAMARILLO
(IXCOZAUHQUI)
Otra de las representaciones de TEZCATLIPOCA como inventor del fuego, junto con los dioses XIUHTECUHTLI Y HUEHUETÉOTL.

CEMANÁHUAC
(EL UNIVERSO)
Desde el punto de vista de los AZTECAS era el UNIVERSO tal y como lo concebían sus creencias, el mismo que ya había terminado en catástrofes 4 veces antes de ellos, por lo que inventaron un 5° SOL, período durante el que tuvo lugar la epopeya del imperio MEXICATL, ó MEXICATLALPAN.

CENCOCOPI
(TEOCENTLI)
Planta considerada como el antepasado silvestre del maíz, y que por hibridación engendró el maíz actual y el que según cuenta una leyenda:
“LAS HORMIGAS GUARDABAN LAS SEMILLAS ESCONDIDAS, EN SU MADRIGUERA”.
Lugar de donde lo rescató QUETZALCÓATL y supuestamente después produjo la hibridación.

CENTÉOTL
(DIOS DEL MAÍZ)
Este nombre está formado por las raíces CENTLI = maíz y TÉOTL = dios.
En otras palabras es decir el dios de la gramínea divinizada entre los AZTECAS.

CENTLI
(EL MAÍZ)
El nombre que daban a ésta semilla los AZTECAS.

CENTZON HUITZNÁHUAC
(LOS INNUMERABLES DEL SUR)
(LAS ESTRELLAS DEL FIRMAMENTO)
Según los AZTECAS eran las estrellas del cielo concebidas en forma de dioses y reunidas en dos escuadrones estas eran las que se podían ver desde el sur, de esta forma eran llamadas CENTZON MIMIXCOA o las ESTRELLAS DEL NORTE.

CENTZON MIMIXCOA
(LOS INNUMERABLES DEL NORTE)
Las estrellas que se podían ver desde el NORTE y ambos escuadrones son los guerreros contra los que tiene que luchar el SOL todos los días para salir e iluminar al mundo.

CENTZON TOTOCHTIN
(LOS INNUMERABLES DIOSES DE LA EMBRIAGUÉZ)
Que eran adorados en diferentes pueblos del altiplano mexicano, de los cuales eran patronos, y alimentados por los 400 pechos de la diosa MAYÁHUEL para alimentar a los 400 hijos.
Esta diosa era parecida a la VENUS DE ÉFESO que tenía cuatrocientos pechos para alimentar a sus seguidores.

CREENCIAS FÚNEBRES ANTIGUAS
Entre las numerosas y extrañas costumbres de los pueblos antiguos, para con sus muertos podemos destacar las siguientes:
Los GRIEGOS ponían a un perro de 3 cabezas, llamado EL CANCERBERO como custodio del HADES (es decir el mundo subterráneo).
Los AZTECAS transportaban a sus difuntos al más allá, circundando 7 veces un río, al dios XOLOTL con cabeza de perro, similar al dios ANUBIS el “dios de los muertos” egipcio, hasta llegar con el señor del MICTLÁN (o del reino de los muertos.
En la boca de algunas momias sudamericanas, se ha encontrado una delgada lámina de cobre como si fuese el óbolo destinado al pago al CARONTE (el barquero GRIEGO), que transportaba en su barca, a los muertos para cruzar la laguna ESTIGIA.
En algunos túmulos funerarios de TIHUANAKO encontramos un redondo agujero similar al de los SEPULCROS EGIPCIOS, destinado al paso del “pájaro de los muertos”, lo que podría significar el paso de las aves de rapiña o como algunos investigadores suponen, sería algo similar a una leyenda boliviana que nos narra el transporte de gigantes blancos transportados vivos en una enorme ave (¿QUIZÁ EL PÁJARO DE FUEGO?), a través de la noche (O el espacio interestelar) hasta el país de los dioses y “De los muertos que volverán”.
La costumbre de los “entierros dobles” era común entre los habitantes de AMAZONÍA, de los antiguos IRLANDESES, los CRETENSES y otros pueblos europeos.
Los cadáveres eran primeramente sepultados en un terreno húmedo para acelerar su descomposición
Actualmente ciertos indios del BRASIL los encierran en una red de bejucos, sumergiéndolos en corrientes de agua donde las voraces pirañas aceleran rápidamente la tarea.
Luego el esqueleto es sacado, limpiado y pintado de rojo y como dice el investigador MARCEL F. HOMET:
“Rojo como la sangre vivificadora, rojo como la placenta”
Y tras ello, nuevamente es inhumado.
Como símbolos representativos de la vida después de la muerte, también se pueden encontrar los “yugos” OLMECAS y EGIPCIOS, además de los “NUDOS” y las “MARIPOSAS”
Entre tanto en la INDIA éste símbolo es el “LOTO” que también se refleja en ciertos sepulcros precolombinos, especialmente en CHICHÉN-ITZÁ, YUCATÁN; donde este símbolo, representado con sus flores, sus flores y el rizoma; se impone en motivos similares a los HINDÚES, CAMBOYANOS e INDOCHINOS, incluso las figuras monstruosas que les acompañan como FELINOS, DRAGONES y MONSTRUOS MARINOS, son iguales.
Por otro lado no se puede determinar a que época se remonta la representación de la planta del LOTO ASIÁTICO en el mundo, pues en EUROPA ya se encuentra entre LOS CELTAS que lo introdujeron del ASIA, 2,000 AÑOS A. DE JC.
Que después la tomaron como símbolo transformándola en la “FLOR DE LIS”
Aunque para nosotros este símbolo proviene de la INDIA desde donde se difundió en toda el ASIA SUDORIENTAL, pero el investigador MARCEL F. HOMET estima que se trata de un motivo ATLANTE, mucho más antiguo de lo que podemos imaginar, y su versión podría estar basada en “EL DISCO DE FAISTOS”.

CHALCHÍUATL
(EL LÍQUIDO PRECIOSO)
Según los mitos aztecas, se trataba de la sangre del hombre, el terrible néctar del que se alimentaban sus dioses.

CHALCHIUHTLICUE
(LA DE LAS FALDAS DE JADE,
LA DIOSA DEL AGUA, DEL MAR Y DE LOS LAGOS)
Era la hermana de TLÁLOC, que llevaba atavíos de papel de amate, pintados de azul y blanco y teñidos con hule derretido, con una banda y dos grandes borlas que le colgaban a ambos lados de la cara, su nombre esotérico en el calendario azteca era 8 MALINALLI (8 HIERBA), y era la patrona del mar como HUÉYATL, por esta razón los AZTECAS llamaban al GOLFO DE MÉXICO, en forma especial, el mar situado frente a VERACRUZ como CHALCHIUHCUEYÉCATL o sea “el agua de la diosa CHALCHIUHTLICUE”.
Además en ésta forma, todos los pescadores, los fabricantes de objetos de tule y las granjas cerca del agua le rendían culto.
Fue puesta como SOL por QUETZALCÓATL; después de la destrucción del mundo por la lluvia de fuego; pero TEZCATLIPOCA “EL NEGRO”, celoso por esto, hizo que lloviera tanto que la tierra se inundó y perecieron los hombres o fueron transformados en peces, en el día 4 AGUA;
Por esta razón y durante ésta edad los hombres únicamente comían CENCOCOPI o TEOCENTLI (una especie de maíz pero de inferior calidad que el normal).
Como el cielo es de agua y se cayó entero sobre la tierra, fue necesario que TEZCATLIPOCA Y QUETZALCÓATL lo levantasen para que apareciera de nuevo la tierra, así según el CÓDICE DE VIENA se puede notar al propio dios QUETZALCÓATL sosteniendo el cielo con ambas manos.

CHALMA
En éste lugar del ESTADO DE MÉXICO existe una cueva en la que según los sacerdotes AGUSTINOS, apareció en 1539 un crucifijo muy grande al que pusieron como nombre el SANTO SEÑOR de CHALMA, mismo que según la tradición popular es muy milagroso, y por ésta razón, ahí se construyó una iglesia que actualmente es muy visitada por cierta clase de personas especialmente de la ciudad capital de México.
Pero existe la leyenda de que tradicionalmente ese lugar era considerado por los AZTECAS, como un territorio ideal para la veneración de su diosa COATLICUE (La de la falda de serpientes)

CIELO NOCTURNO
(TEZCATLIPOCA)
Más tarde fue llamado: “EL NEGRO”, “EL SEÑOR DE LA NOCHE Y EL VIENTO”, Y EL “ESPEJO QUE HUMEA”, fue el creador alterno junto con QUETZALCÓATL, de una de las HUMANIDADES que han existido, era un dios todopoderoso multiforme y ubicuo, pero también era el “PATRONO DE LOS SALTEADORES, BRUJOS Y HECHICEROS ASÍ COMO DE LOS MALVADOS”.
Tenía como “NAGUAL” al tigre ó jaguar que es “EL CORAZÓN DEL MONTE”, TEPEYOLOHTLI, pues su disfraz cuya piel es manchada semejaba al cielo con sus enjambres de estrellas, otras veces era tomado como “LA OSA MAYOR”; quien después de recibir un bastonazo de QUETZALCÓATL, cayó a la tierra transformándose en tigre y comiéndose a los gigantes que entonces habitaban el mundo quedando despoblado de aquellos colosos, precisamente en el día 4 TIGRE.
Estaba conectado con todos los dioses estelares como la “LUNA y aquellos que significan MUERTE, MALDAD O DESTRUCCIÓN”.
Igualmente era considerado “principalmente como el DIOS DE LA PROVIDENCIA”, pues era omnipresente y entendía de todos los asuntos humanos, y de esta manera era adorado en TENOCHTITLAN y en otras partes del antiguo MÉXICO como en TEXCOCO.
De la misma manera es el “ETERNAMENTE JOVEN EL TELPOCHTLI QUE NO ENVEJECE NUNCA” y YÁOTL el enemigo, el patrono de los guerreros por lo cual se le encontraba vinculado con HUITZILOPOCHTLI, que es el cielo azul, por lo que en cierto modo también era su contrario, pues TEZCATLIPOCA era el cielo nocturno.
Siendo además el patrono de los príncipes recibía el nombre de NEZAHUALPILLI (el príncipe que ayuna) y como OME ÁCATL presidía los convites y banquetes, su fetiche era el cuchillo de pedernal o de obsidiana y así se llama TÉCPATL o IZTLI “que era el señor del frío y del hielo”.
También como TZTLACOLIUHQUI (El cuchillo curvo de pedernal), era el dios del pecado y de la miseria.
Incluso era conocido como XIUHTECUHTLI (El señor del año) e IXCOZAUHQUI (El Cariamarillo) Todas ellas eran otras versiones de TEZCATLIPOCA como inventor del fuego.
Como presidía la casa de los guerreros jóvenes y solteros en el “TEPOCHCALLI”, o la ESCUELA POPULAR DE GUERRA a la que acudían los plebeyos, en tanto que QUETZALCÓATL era el patrón del “CALMÉCAC”, la ESCUELA DE LOS NOBLES, de donde salían los jefes superiores del ejército, los sacerdotes, los jueces y los reyes del pueblo azteca.

CIHUACÓATL
(LA MUJER SERPIENTE)
Era la diosa de la TIERRA en su doble función creadora y destructora, era también COATLICUE (la diosa madre) que presidía los nacimientos, el renacimiento o la regeneración de la tierra, entre los MEXICATL.
Poco antes de la conquista por los españoles, del emporio lacustre conocido en el mundo antiguo como la gran TENOCHTITLAN, aparecieron vaticinios y pronósticos de su próxima destrucción, de todo lo cual fue informado oportunamente MOCTEZUMA, el “SEÑOR DE HOMBRES” ó “TLATOANI” por sus agoreros o “NAGUALES” y sus sacerdotes ó “TECUTLI”.
Entre tales presagios de “MAL AGÜERO” apareció un cometa (AUGURIO DE DESGRACIAS ENTRE TODOS LOS PUEBLOS DEL ORBE), en el cielo de ANÁHUAC, luego le informaron que habían encontrado un gallo viejo ó “HUEXÓLOTL”, con un:
¡Espejo en la cabeza en el que se miraba el firmamento o “el CITLATÓMAC” con las estrellas brillando!
Más tarde el templo del dios del fuego ó “XIUHTECUHTLI”, se quemó, sus techos de madera y paja ardieron sin ninguna razón aparente, mas tarde la casa del dios guía “HUITZILOPOCHTLI” ardió de manera espontánea, sin que nadie le pusiera fuego, tiempo después
“El agua de la laguna que rodeaba la ciudad, se agitó e hirvió”.
El propio “SEÑOR DE HOMBRES”, meditó sobre tales sucesos, sagrados para él y su pueblo, hechos que presagiaban algo funesto seguramente.
Mientras hechiceros y agoreros trataban de entender su significado, en todo el orbe azteca, existía una expectación general, una inquietud, un temor.
Así pasaban los días, hasta una noche aciaga en que la invencible ciudad de MÉXICO-TENOCHTITLAN, la valerosa, la orgullosa, la guerrera; esa ciudad extraordinaria, se conmovió se estremeció, se llenó de angustia, de tal pavor y de tal miedo, que hasta el propio “TLATOANI”, cayó presa de tal consternación.
El reposo nocturnal, el silencio y la quietud de la hermosa ciudad lacustre, fueron perturbados, por unos prolongados gritos, unos lamentos llenos de terror, de tristeza y de aflicción, un gemir pleno de dolor y pesadumbre, los sollozos de una mujer, una mujer a la que nadie vio.
El propio MOCTEZUMA convocó a los sacerdotes, a los sabios o “TLAMATINIME”; entre los que hubo juntas, discusiones, llantos, luego los sacerdotes rezaron a sus dioses, mientras el pueblo ofrecía plegarias y sacrificios en los templos; pero el terror y la congoja, no terminaban, iban creciendo hasta convertirse en una tortura general.
El gran “SEÑOR DE HOMBRES” y su pueblo estaban anonadados, pues las conclusiones a que llegaban los agoreros y los sacerdotes, fueron siempre las mismas; se trataba del aviso de los dioses sobre la próxima destrucción del imperio azteca ó “TENOCHCATLALPAN”.
Quizá era el presagio del regreso de “QUETZALCÓATL”, el dios blanco de frente amplia, de ojos grandes y de cabellera extensa y clara, de barba larga y redonda, quien gustaba de cuidar las maravillosas flores con delicado perfume de sus jardines…
Tal vez, era el cumplimiento de su profecía hecha al abandonar la ciudad de TULA.
Desde aquella primera noche, cada vez con mas frecuencia, con mayor intensidad y manifestando creciente dolor, se oía a la mujer que lloraba inconsolable, que iba gritando por la noche; dando gritos de angustia y desesperación.
¡HIJITOS MÍOS, YA TENEMOS QUE IRNOS LEJOS!
Y otras veces lastimosamente, decía:
¡Hijitos míos! ¿Adónde los llevaré?
No pasó mucho tiempo sin que los sacerdotes y aún el pueblo, identificaran por su ropa, a la mujer que tan lastimosamente lloraba y gemía en el cielo nocturno de TENOCHTITLAN, como su diosa “CIHUACÓATL”, o la “MUJER SERPIENTE”, la diosa madre que presidía los nacimientos, el renacimiento o la regeneración, entre los Náhuatl, mientras que otros pocos la identificaban con “TEOYAOMINQUI” la “VIGILANTE DE LAS ALMAS MUERTAS” y los demás la confundían con “QUILATZLI”, la “MADRE DE LOS GEMELOS”.
Eran todas juntas ó alguna de todas ellas, la que vestida de blanco hacía los dolorosos recorridos nocturnos llorando y gritando, por la ya muy próxima destrucción de su admirable pueblo, de sus “HIJITOS QUERIDOS”.
La angustia, la consternación que MOCTEZUMA sufrió ante los funestos presagios y frente al lamento y lloriqueo de CIHUACÓATL, le llevó a tratar de encontrar otra explicación, que no fuera, pues no podía ser, la destrucción de MÉXICO-TENOCHTITLAN.
No lo decía así, no lo señalaba así la profecía de QUETZALCÓATL y menos aún el ofrecimiento de grandeza, de poder, de su exaltación en señores del universo ó “CEMANÁHUAC”, que les había asegurado su dios HUITZILOPOCHTLI.
Aquellos lamentos, aquellos gemidos de “CIHUACÓATL”, escuchados por todo el pueblo, que estremecían la ciudad desde sus cimientos hasta los vastos dominios de la tierra TENOCHCA o “TENOCHCATLALPAN”, hasta los confines de la tierra MEXICATL o “MEXICATLALPAN”, debían tener otra mejor interpretación.
MOCTEZUMA, “El Señor de Hombres”, el “Señor de la Palabra”, el “TLATOANI”, mandó encarcelar en CUAUHCALCO (COACALCO) a los brujos “NAHUALTIN”, a los encantadores y a los agoreros para obligarlos a encontrar otro significado que no fuese el predicho, el de la destrucción de la ciudad, del pueblo y de sus dioses…
Y si no hubiese otra interpretación más que ésa, que le permitieran saber oportunamente la forma en que se produciría ese fin.
Lleno de desesperación, de angustia y de temor, enérgicamente, MOCTEZUMA ordenó a “PETLALCÁLCATL”:
Digan a esos encantadores que declaren alguna cosa; que si vendrá enfermedad, pestilencia, hambre, langosta, terremotos y agua o secura (sequía) de año, si lloverá o no, que lo digan; o si habrá guerra contra los tenochca, contra los mexicatl, o si vendrán muertes súbitas, o muertes por animales venidos, que no me lo oculten; o si han oído llorar a CIHUACÓATL, tan nombrada en el CEMANÁHUAC, en el mundo que cuando ha de suceder algo, lo interpreten primero, aún mucho antes de que suceda…
La consternación se acrecentó días después cuando un cargador o “MACEHUALLI”, procedente del oriente, del bosque de la región de los muertos, es decir de “MICTLANCUAUHTLA”, llegó hasta MOCTEZUMA para informar al TLATOANI de la aparición de una casa flotante o barco grande que andaba de una parte a otra y no llegaba a las orillas del mar grande…
¡Y éste mensajero venía de la costa de oriente, es decir por donde habría de retornar QUETZALCÓATL!
Según lo había profetizado cuando salió de TOLLAN; cuándo se inmoló en el oriente; pero no, lo tormentoso no era su procedencia de las cercanías del CUETLAXCATL, de allá por CHALCHIUHCUECAN, era que llegaba procedente de MICTLANCUAUHTLA y…
¿Esto tendría relación con la pena, con la aflicción, con el desconsuelo de “CIHUALCOATL”?
La tribulación y la zozobra entre las castas sacerdotales, entre los señores y el pueblo mismo se hizo más intensa; el grito plañidero era cada noche más aterrador, más agobiante, más doloroso; el TLATOANI llegó casi a la desesperación, a la incomprensión, cuando pasado algún tiempo, le informaron que:
“…una mujer de nosotros, los de aquí, les viene acompañando; acompaña a esos seres extraños, a los hombres barbudos que montan venados, que vomitan fuego, viene hablando en lengua náhuatl.
Su nombre. MALINTZIN (MALINCHE), su casa, TECTIPAC,
Allá en la costa primeramente la cogieron, ahora les acompaña…
Mientras tanto los nocturnos llantos de CIHUACÓATL se prolongaban, se hacían más lastimeros, más tristes, más desconsoladores, era la diosa madre que lloraba la suerte de sus hijos, del pueblo MEXICATL, del TENOCHCA, de la raza azteca.
Los hombres blancos, los barbudos, aquellos que vestían ropajes con los colores de HUITZILOPOCHTLI, de TLÁLOC, de XIPE y de QUETZALCÓATL ascendieron, escalaron las montañas hasta llegar a “TLAXCALLAN” (Tlaxcala), allí hablaron, se les juntó la gente; destruyeron “CHOLULAN” (Cholula), avanzaron hasta llegar a “IXTAPALAPAN”, (Iztapalapa) los TLAXCALTECATL (Tlaxcaltecas) les respaldaban, y así prosiguieron su camino hasta MÉXICO-TENOCHTITLAN…
CIHUACÓATL lloraba con mayor angustia con profundo dolor y tristeza; era inconsolable.
MOCTEZUMA quiso dar por cierto que se trataba de enviados de QUETZALCÓATL, tal vez el dios viniera con ellos, pues con ellos venía uno a quien llamaban “TONATIUH” (EL SOL).
“EL TLATOANI”, (El señor de hombres, El señor de la palabra) MOCTEZUMA en persona salió a recibirles, lo hizo por la calzada de HUITZILOPOCHCO (Xochimilco)
Allá los recibió como a dioses.
Recibió a los hombres barbudos y los alojó, los acomodó en las mejores casas de la ciudad, en el palacio de su primo AXAYÁCATL.
Los llevó a los templos, penetraron los recintos sagrados, y los blancos, los recién llegados de oriente, profanaron a los dioses, rompiéndolos y arrojándoles fuera de sus templos porque según argumentaban:
“Esas son obras del DEMONIO”
Entre tanto CIHUACÓATL gemía con un dolor indescriptible.
Al conocer de la profanación que los conquistadores habían hecho de sus “dioses”, el pueblo se reveló contra los españoles, y los blancos huyeron…
Pero una mujer descubrió su salida y gritó la alarma, fue un alarido tan angustioso como el de la misma CIHUACÓATL, un llamado que se unió al de la diosa madre y se dejó oír por toda la ciudad, por todo MEXICATLALPAN.
Huidos los hombres barbudos, así como sus aliados los TLAXCALTECAS, volvió cierta tranquilidad a la gran ciudad, pero ésta sólo era interrumpida por el plañir de la diosa madre, de la diosa CIHUACÓATL.
Casi un año después de la partida de los conquistadores, cuando ya hacían 13 años que noche tras noche lloraba CIHUACÓATL, nuevamente fue asediada MÉXICO-TENOCHTITLAN, de nuevo fue sitiada por los hombres blancos, por los barbudos quienes ahora venían con cañones montados en bergantines construidos en el mismo lago y por los TLAXCALTECAS, pero ahora la ciudad si fue vencida, todo lo destruyeron, los dioses cayeron, rodaron abajo por los peldaños de los templos, muchos se hicieron pedazos, se rompieron; las casas se destruyeron, fueron consumidas por el fuego; todo se acabó.
La ciudad fue abandonada por vencedores y vencidos…
Hubo un mortal silencio; sólo por las noches se escuchaba el llanto triste de una mujer que con gran lamentación sufría la suerte de sus hijos.
La ciudad se reconstruyó, MÉXICO-TENOCHTITLAN se transformó, de azteca en española; también cambió su nombre, desde entonces dejó su esotérica doble denominación para llamarse únicamente MÉXICO.
Todo se transformó, los dioses fueron otros, se cambiaron los templos, los edificios, las calles…
Aún las personas cambiaron sus nombres NÁHUATL por hispanos o por moros; y sólo perduró inalterable, incambiable, el profundo, él sin consuelo dolor de CIHUACÓATL que, con su plañidero y angustioso grito, gemía por la destrucción de su pueblo, y de su raza.
Los nuevos pobladores, los recién llegados, los hombres blancos, se aterraban al escucharla y pronto la llamaron “LA LLORONA”.
A través de los años, los largos lamentos seguían escuchándose por la CIUDAD DE MÉXICO.
En cuanto sonaba el toque de queda en la SANTA IGLESIA CATEDRAL, todo mundo echaba los cerrojos, ponía las trancas y fuertes aldabones en las puertas.
Cristos, imágenes y rezos acompañaban a los colonos para protegerse de “LA LLORONA”, cuyos lamentos hacían estremecer aún a los más valientes.
Después de las 10 de la noche, nadie se atrevía a salir de sus casas. Nadie deseaba ser sorprendido en la calle por los sollozos de CIHUACÓATL.
Muchos hombres del pueblo vencido, de los dominados mexicanos, identificaban en el llanto de la mujer fantasma a MALINTZIN (MALINCHE), la mujer que traicionó a su raza y a sus dioses para servir a los barbudos y ayudando para la destrucción de su cultura y de su religión.
Fue en el SIGLO XVI, época en que los hombres se mostraban cobardes y temerosos, las mujeres se desmayaban, los corazones aceleraban su ritmo al escuchar aquel lamento largo, agudo y lúgubre que venía de lejos y se iba acercando poco a poco, siempre cargado de dolor, de un dolor intenso, angustioso, impresionante.
No había ser en la NUEVA ESPAÑA que pudiera mostrarse valiente ante aquel plañido, ante aquel lloro prolongado y lastimero lleno de desconsuelo
¡LA LLORONA!; era la exclamación general que precedía al acobardamiento general.
Después, junto con el angustioso lamento de CIHUACÓATL, la ciudad se envolvía en temblorosas plegarias; la gente sujetaba rosarios y cruces; medallas y escapularios eran oprimidos contra el pecho, agua bendita rociada en forma de cruz protegía a las casas; los canes hacían más tenebrosa la noche con sus atemorizados aullidos.
Todo MÉXICO estaba aterrorizado por aquellos angustiosos gemidos. La población daba por cierto que tales sollozos eran cosa del mas allá.
No podía ser un lamento humano el que se hiciera escuchar en toda la ciudad, no podía ser a tal grado lastimero y lúgubre.
Además aseguraban que una mujer envuelta en flotante vestido blanco y con el rostro cubierto sobrevolaba al fino soplo del viento, cruzaba la ciudad; siempre por distintos rumbos, lanzando un tristísimo ¡ayyy…!
Largo, lento, doloroso; otras veces gemía por sus hijos; junto al lastimero llanto alzaba los brazos con desesperada angustia, los retorcía y lloraba por el pueblo vencido.
Los indígenas que sobrevivieron a la destrucción de TENOCHTITLAN de inmediato identificaron a la mujer que lloraba, era su diosa, su destruida diosa CIHUACÓATL, la que lloraba por la suerte del pueblo MEXICATL.
Mientras que los mestizos identificaban a “LA LLORONA” con la MALINTZIN, que lamentaba la traición que hizo a su pueblo y a su raza.
Para los colonizadores y sus curas, se trataba de una mala mujer que para ocultar un pecado había asesinado a su hijo, fruto de sus amores ilícitos.
Lo cierto es que el terror continuó en las noches de los SIGLOS XVI Y XVII.
En la plaza mayor de la CIUDAD DE MÉXICO, allí donde otrora se levantaba el TEMPLO MAYOR de los AZTECAS, el TEMPLO A HUITZILOPOCHTLI Y TLÁLOC, el de QUETZALCÓATL, la mujer misteriosa se arrodillaba y lanzaba un grito más doloroso, mas lleno de aflicción, siempre mirando al ORIENTE, al rumbo de MICTLANCUAUHTLA, por donde apareció el conquistador blanco.
Se inclinaba al suelo y lloraba con grandes ansias, poniendo su dolor en su alarido largo, penetrante, lúgubre; después, se iba en silencio, despacio, hasta llegar a la orilla del lago, donde penetraba, al parecer flotando entre la bruma; lentamente desaparecía sobre las salobres aguas, desvaneciéndose entre la niebla, cerca de donde se encontraban los bergantines de que se valió HERNÁN CORTÉS para vencer al bravo pueblo TENOCHCA; y ahí lentamente desaparecía…
Era la misma mujer que desde 10 años antes de la llegada de los españoles gritaba:
¡Oh, hijos míos, que ya ha llegado nuestra destrucción!
Sin duda era CIHUACÓATL.

CUAUHTEMOC
(EL ÁGUILA QUE CAYÓ)
Es el mismo Sol, TONATIUH, pero cuando se oculta en el horizonte.
También es el nombre del último heroico e infortunado emperador de los AZTECAS.

CUAUHTLATLATZIN
(ÁGUILA PARLANTE)
(ÁGUILA QUE HABLA)
Este es el nombre que sus contemporáneos, daban a SAN JUAN DIEGO a quien en el año 13 CAÑA (entre el sábado 9 y el lunes 11 de diciembre de 1531) se le apareció TONANTZIN “NUESTRA MADRE”, en el cerro de TEPEYACAC (hoy llamado Tepeyac) según el CÓDICE DE TEPEXPAN.
Curiosamente y contraviniendo las creencias de que fue pintada por un indígena mexicano para unir al indígena irredento. entre los numerosos estudios que se han llevado a cabo en la imagen estampada; que corresponde a la de “LA VIRGEN DE GUADALUPE”, plasmada en una “tilma” o “ayate” de burdo ixtle, existe uno realizado por un experto y el cual dictamina que encontró en las pupilas de los ojos de la imagen de LA VIRGEN DE GUADALUPE, las cuales le fueron exploradas por medio de un “scanner digital” se han encontrado las figuras de FRAY JUAN de ZUMÁRRAGA, de SAN JUAN DIEGO el indígena aludido, de JUAN GONZÁLEZ mestizo que hacía de traductor e intérprete entre ambos, la de unos españoles, la de una familia de indígenas desconocida y una esclava negra que trajo FRAY JUAN de ZUMÁRRAGA, desde ESPAÑA, etcétera
¿Acorde con su criterio personal, Usted júzguelo?

CUAUHTLEHUÁNITL
(EL ÁGUILA QUE ASCIENDE)
Es el mismo TONATIUH, es decir el Sol, al amanecer o sea cuando asciende en el cielo.

COMETA
La aparición de un cuerpo celeste de esta clase siempre fue considerada como un MAL PRESAGIO entre el pueblo indígena del ALTIPLANO MEXICANO.

COSA QUEMADA
(AGUA, ATLTLACHINOLLI)
Esta era la guerra sagrada de los AZTECAS, que tenía por objeto proporcionar al SOL, la SANGRE y los CORAZONES de sus VÍCTIMAS, para sus ofrendas.
COYOLXAUHQUI
Dentro de los mitos de los AZTECAS se encuentra la siguiente:
Un día la diosa virgen COATLICUE que se encontraba barriendo el templo, se encontró una masa de plumas, la recogió y la puso en su regazo.
Después de un tiempo buscó la bolsa y no encontrándola se dio cuenta de que estaba embarazada, entonces COYOLXAUHQUI que era la diosa de la LUNA, junto con sus hermanas las estrellas urdieron el asesinato de su madre COATLICUE, por encontrarse en cinta.
Pero mientras duró su preñez escuchó dentro de sí misma, una voz que le decía: que
“Que no se preocupara porque la quisieran asesinar puesto que cuando naciera el hijo que llevaba en sus entrañas, éste le defendería contra quien desease su muerte”
De esta manera después de nacer su hijo, fueron muertas tanto la LUNA como sus hermanas las estrellas por HUITZILOPOCHTLI que era el hijo de COATLICUE.
Evidentemente se trata de una alegoría de un hecho cotidiano; pues cuando nace el SOL, desaparecen tanto la LUNA como las estrellas.
Así la escultura circular de COYOLXAUHQUI, teniendo su figura despedazada y con un peso de 20 toneladas, fue desenterrada cerca del ZÓCALO o Plaza Central de la CIUDAD DE MÉXICO en el año de 1978.
Actualmente se puede admirar esta escultura en el MUSEO NACIONAL DE ANTROPOLOGÍA e HISTORIA de CHAPULTEPEC en la misma CIUDAD CAPITAL.

CUCHILLO CURVO DE PEDERNAL
(TZTLACOLIUHQUI)
Entre los mitos AZTECAS en ésta forma TEZCATLIPOCA, es también considerado como TZTLACOLIUHQUI ó el dios del pecado y de la miseria

CUE
(TEMPLO)
Nombre genérico con el que se conocía entre los pueblos de origen NÁHUATL a los oratorios o lugares de devoción para sus dioses.

LOS DANZANTES DE MONTE ALBAN
En las ruinas del templo de MONTE ALBAN en el ESTADO de OAXACA, MÉXICO, existen varios monolitos grabados con seres de rasgos felinos y en actitud de bailar o de brincar en una gravedad inferior a la suya.
Todos llevas trajes parecidos a los de los astronautas, con todo y escafandras.
Aunque según los arqueólogos “OFICIALES” sólo representan a guerreros a los que por alguna circunstancia les han castrado.
¿Usted que opina?

LA DE FALDA DE SERPIENTES
(COATLICUE)
Preexistía como la vieja diosa de la tierra, con su doble función creadora y destructora, además era la madre de todos los dioses (EL SOL, LA LUNA Y LAS ESTRELLAS), y algunas veces era llamada (LA COMEDORA DE INMUNDICIAS, PORQUE EN ELLA SE ENTIERRAN LOS CADÁVERES)
Cuenta la leyenda que siendo la sacerdotisa de un templo y viviendo en retiro y castidad, después de haber engendrado a la LUNA Y LAS ESTRELLAS, un día al estar barriendo encontró una bola de plumas que guardó en su regazo, luego cuando la buscó ya no la tenía pues esta bola le había dejado embarazada.
Cuando lo supieron sus hijas, la LUNA “COYOLXAUHQUI” y las ESTRELLAS “CENTZONHUITZNÁHUAC”, se enojaron al grado de quererla matar no obstante que era su madre, y más tarde cuando ya se habían armado para hacerlo y mientras COATLICUE lloraba su pena, escuchó la voz del ser que llevaba en su seno diciéndole que en el preciso momento, él la salvaría contra todos sus hermanos.
Cuando éstos llegaban para sacrificarla nació HUITZILOPOCHTLI, quien con una serpiente de fuego (es decir el rayo del sol naciente) le cortó la cabeza a la LUNA, (COYOLXAUHQUI) e hizo que se fugaran las ESTRELLAS (CENTZONHUITZNÁHUAC)
Y con éste acto se inició el nuevo día.

LA DE LAS FALDAS DE JADE
(CHALCHIUHTLICUE),
(LA DIOSA DEL AGUA, DEL MAR Y DE LOS LAGOS)
Como la hermana de TLÁLOC, llevaba atavíos de papel de amate, pintado de azul y blanco, teñido con hule derretido, con una banda y dos grandes borlas que cuelgan a ambos lados de la cara.
Su nombre esotérico del calendario era 8 MALINALLI (8 Hierba), y era la patrona del mar (HUÉYATL), por lo que los AZTECAS llamaban al GOLFO DE MÉXICO especialmente el mar situado frente a VERACRUZ como CHALCHIUHCUEYÉCATL (el agua de la diosa CHALCHIUHTLICUE), de ésta manera, todos los pescadores, los fabricantes de objetos de tule y de granjas cerca del agua le rendían culto.
Fue puesta como SOL por QUETZALCÓATL; después de la destrucción del mundo por la lluvia de fuego; pero TEZCATLIPOCA EL NEGRO, celoso por esto, hizo que lloviera tanto que la TIERRA se inundó y perecieron los hombres o fueron transformados en peces, en el día 4 AGUA. Durante ésta edad los hombres sólo comían unas semillas llamadas CENCOCOPI o TEOCENTLI.
El cielo como es de agua se cayó sobre la tierra y fue necesario que TEZCATLIPOCA Y QUETZALCÓATL lo levantaran para que apareciera la superficie de la Tierra y así se ve según el CÓDICE DE VIENA, a QUETZALCÓATL sosteniendo el cielo con sus propias manos.

DIAS NEFASTOS
(NEMONTEMI)
Según el doctor GUSTAVO CASO los NEMONTEMI eran considerados días nefastos por los AZTECAS y estaban colocados entre el 19 y el 23 de enero, mientras que el inicio del año MEXICATL (IZCALLI) se situaba entre el 24 de enero y el 12 de febrero y el TLACAHUALO, del 13 de febrero al 4 de marzo.
Debemos recordar que ellos llevaban un calendario de 12 meses de 30 días cada uno o sea de 360 días y los restantes 5 días eran de luto o nefastos (NEMONTEMI).

DIOS DE LAS MONTAÑAS
(TEPEYOLOHTLI)
En el panteón AZTECA, TEPEYOLOHTLI era el dios que reinaba en las altas cumbres de la nación.

DIOS DEL FUEGO NUEVO
(HUITZITÓN)
De acuerdo a una tradición ancestral de los AZTECAS, ésta chispa no era simplemente prendida como cualquier otro fuego, sino que debía caer desde el cielo hasta unos leños especiales, que HUITZITÓN había descubierto.

DIOS DEL MAÍZ
(CENTÉOTL)
Es la planta de esta gramínea, divinizada entre los AZTECAS, Su nombre CENTEOTL provine de las raíces CENTLI = maíz y TÉOTL = dios.

DIOS DEL PULQUE
(YAUTÉCATL)
Era el dios de ésta bebida fermentada del maguey, entre los indígenas de YAUTEPEC, estado de MORELOS, según el CÓDICE MAGLIABECCI.

DIOS DEL PULQUE
(TEOTÉCATL)
Según el CÓDICE MAGLIABECCI, TEOTECATL, entre los nativos de TULA, ESTADO DE HIDALGO, era el dios de ésta bebida fermentada del maguey.

DIOS INVENTOR DEL FUEGO
(XIUHTECUHTLI)
(EL TEMPLO DEL DIOS DEL INVENTOR DEL FUEGO).
Según la teología AZTECA, XIUHTECUHTLI, era el lugar donde se guardaba el fuego sagrado entregado por el SOL Ó TONATIUH.
Aunque el fuego en sí mismo, tiene como patrono al “señor del año” o HUEHUETÉOTL “el dios viejo”, y a IXCOZAUHQUI el “Cariamarillo”, no obstante todas éstas no son más que otras representaciones de TEZCATLIPOCA como “dios de la noche” y de HUITZILOPOCHTLI como “dios del día”, mientras que ambos se cubren a veces con el “nagual” XIUHCOATL propio del dios XIUHTECUHTLI.
Al que por cierto se hacían diversas ceremonias y sacrificios, siendo uno de los más crueles aquel en el que se quemaban hombres vivos en su honor, festividad que se celebraba cada 8 años y en la que hacían ciclo los períodos de 584 días del planeta VENUS, mientras que el primer día del año ó IZCALLI estaba dedicado a éste dios.
Aunque según otra leyenda fue una pareja un hombre y una mujer los que inventaron el fuego y cuando lo hicieron se dedicaron a asar peces para comerlos, pero los dioses se enojaron con ellos por haberlo hecho sin su consentimiento y les cortaron las cabezas convirtiéndoles en perros.
Este mito AZTECA tiene cierta semejanza con el de PROMETEO de la mitología GRIEGA, quien dio a los humanos el fuego sin el consentimiento de los dioses, por lo que fue atado a una roca.

DIOS VIEJO
(HUEHUETÉOTL)
Entre los AZTECAS HUEHUETÉOTL, era el dios del fuego, y siempre era representado como un anciano, cargado en años que llevaba sobre su cabeza un brasero interpretando a la vieja CULTURA TEOTIHUACANA que floreciese en los primeros siglos de nuestra Era, su espalda estaba encorvada y tenía la boca sin dientes, así como arrugas en las comisuras de sus labios etcétera
Era un dios muy antiguo ya adorado no sólo en TEOTIHUACAN, sino que se ha encontrado entre los OLMECAS en el cerro de LAS MESAS y en algunas urnas ZAPOTECAS.
Pero su figura más antigua probablemente es la encontrada en un sitio arcaico del VALLE DE MÉXICO de la CULTURA DE TICOMÁN, que tuvo su auge antes de que hiciera erupción el VOLCÁN DEL XITLE, es decir varios siglos antes de Nuestra Era.
Siempre en contraste con el joven guerrero TEZCATLIPOCA que llegaba primero a la fiesta de la reunión de los dioses ó del mes TEOTLECO.
En el concepto del hombre mesoamericano éste dios representa sin duda el centro en relación con los puntos cardinales, por eso se pueden ver en los sacerdotes de éste dios la figura de la cruz, que también decoran sus incensarios.
Otras de sus advocaciones son XIUHTEHCUTLI (El señor del año), (El señor de la hierba) ó (El señor de la Turquesa), donde aparece con una mitra azul formada por un mosaico de turquesas, característica de los reyes mexicanos, su nagual o disfraz es la XIUHCOATL (La serpiente de fuego.)

DIOSA DE LA INMUNDICIA
(TLAZOLTÉOTL)
En los mitos aztecas, TLAZOLTÉOTL era la misma diosa de la tierra en su doble función como creadora y destructora.
Además se le consideraba como “LA COMEDORA DE INMUNDICIAS” puesto que en ella se enterraban los cadáveres.

DIOSA DE LAS FALDAS VERDES
(MATLALCUEITL)
Antiguo nombre de la montaña de TLAXCALA que hoy conocemos como LA MALINCHE, que forma parte de la cordillera del IZTACCIHUATL.

DIOSA DE LOS MANTENIMIENTOS
(CHICOMECÓATL 7 SERPIENTE)
(DIOSA DEL MAÍZ)
(CHICOMOLOTZIN 7 MAZORCAS DE MAÍZ).
Su culto es antiquísimo quizá de la época arcaica, conocida como la diosa de la fecundidad de la tierra.

DIOSA DEL AGUA, DEL MAR Y DE LOS LAGOS
(LA DE LAS FALDAS DE JADE)
(CHALCHIUHTLICUE).
Era la hermana de TLÁLOC, llevaba atavíos de papel de amate, pintados de azul y blanco y teñidos con hule derretido, con una banda y dos grandes borlas que colgaban a ambos lados de la cara, su nombre del calendario era 8 MALINALLI (8 HIERBA), HUÉYATL (patrona del mar) y por esta razón los AZTECAS llamaban al Golfo de México especialmente al mar frente al estado de VERACRUZ como CHALCHIUHCUEYÉCATL (ó el agua de la diosa CHALCHIUHTLICUE),
Asimismo a ésta diosa, le rendían culto todos los pescadores, los fabricantes de objetos de tule y los propietarios de granjas cerca del agua.
Fue puesta como Sol por QUETZALCÓATL; después de la destrucción del mundo por la lluvia de fuego;
Pero TEZCATLIPOCA EL NEGRO, celoso por esto hizo que lloviera tanto que la tierra se inundo y perecieron los hombres o fueron transformados en peces, en el día 4 AGUA.
Durante ésta edad sólo se comía CENCOCOPI o TEOCENTLI.
Como el cielo es de agua se cayó sobre la tierra y por esta razón fue necesario que los dioses TEZCATLIPOCA y QUETZALCÓATL lo levantaran para que apareciese el suelo, tal y como puede verse en el CÓDICE DE VIENA a QUETZALCÓATL sosteniendo el cielo con sus propias manos.

DIOSA DEL AMOR Y LA HERMOSURA
(LA FLOR DE LA PLUMA RICA),
(XOCHIQUETZAL),
Era la diosa de las flores y patrona de las labores domésticas, pero como ella había sido raptada por el dios TEZCATLIPOCA, el GUERRERO DEL NORTE, también patrocinaba a las cortesanas, las “AUIANIME” ó “MAQUI” que vivían con los guerreros solteros, y de esta forma posteriormente XOCHIQUETZAL sedujo al virtuoso YAPPAN, provocando la ira de los dioses, quienes convirtieron al íntegro YAPPAN en el venenoso alacrán.

DIOSA DEL MAÍZ
(DIOSA DE LOS MANTENIMIENTOS)
(CHICOMECÓATL 7 SERPIENTE)
(CHICOMOLOTZIN 7 MAZORCAS DE MAÍZ.)
Su culto es antiquísimo quizá de la época arcaica, cuando era conocida como la diosa de la fecundidad de la tierra.

DIOSES HINDÚES DEL TRUENO
Coincidentemente eran análogos a los “DIOSES DEL TRUENO” de los pueblos ABORÍGENES MEXICANOS.

DIOS DE LA INMEDIATA VECINDAD
(IPALNEMOHUANI),
“AQUEL POR QUIEN TODOS VIVEN”
“QUE ESTA COLOCADO EN LO MAS ALTO DE LOS CIELOS Y DE LOS QUE DEPENDEN TODAS LAS COSAS”.
Era el dios invisible adorado por el TLAXCALTECA rey poeta de TEXCOCO “NEZAHUALCOYÓTL”.

EHECAILACACÓZCATL
(PECTORAL DEL VIENTO)
Símbolo toráxico formado por el corte transversal de un gran caracol marino que llevaba en el pecho QUETZALCÓATL en su alegoría como EHÉCATL (el viento)

EHÉCATL
(EL VIENTO)
Otra de las advocaciones de QUETZALCÓATL, aquí representado con una mascara roja como de pico de ave, colmillos de serpiente, y con un gorro cónico de piel de tigre llamado OCELOCOPILLI rematado con un adorno de turquesas y sostenido con un moño de puntas doradas y otros atributos más.

ESCUELA DE LOS NOBLES
(CALMÉCAC)
A diferencia del TELPOCHCALLI que era la escuela popular de guerra; ésta era la escuela de la que salían los jefes superiores del ejército AZTECA, los sacerdotes, los jueces y los reyes.
Su patrón era QUETZALCÓATL.

ESCUELA POPULAR DE GUERRA
(TELPOCHCALLI)
A donde asistían los jóvenes plebeyos AZTECAS, y cuyo patrón era el joven dios TEZCATLIPOCA.

EL ESPOSO DE MAYÁHUEL
(PATÉCATL)
Dentro de la mitología AZTECA, era representado originalmente como cierta planta que se le ponía a la “aguamiel” del maguey para ayudar a que fermentara y se convirtiese en pulque (bebida embriagante), por lo que más tarde fue uno de los dioses de la medicina azteca.

ESTRABISMO PROVOCADO
Entre ciertos indígenas del MÉXICO PRECOLOMBINO se acostumbraba provocar el estrabismo entre los niños recién nacidos mediante la colocación de una bolita de cera entre las cejas, como un símbolo de “STATUS SOCIAL”

LAS ESTRELLAS DEL FIRMAMENTO
(CENTZON HUITZNÁHUAC)
Según la mitología AZTECA, a estos innumerables (CENTZON) astros eran a los que daban éste nombre.

EL ETERNAMENTE JOVEN
(TELPOCHTLI)
(EL QUE NUNCA ENVEJECE)
Es otra de las representaciones de TEZCATLIPOCA, y por eso presidía el TEPOCHCALLI ó “ESCUELA POPULAR DE GUERRA” a la que iban los jóvenes guerreros plebeyos.

FECHAS PRECOLOMBINAS ANTIGUAS
El cómputo largo o fechas de series iniciales precolombinas aparecen en:
ESTELA 1 del BAÚL (AÑO ¿?)
ESTELA 3 de TRES ZAPOTES (AÑO 31 A. DE JC.)
ESTATUILLA de TUXTLA (AÑO 162 D. DE JC.)
ESTELA 29 de TIKAL (AÑO 292 D. DE JC.)

LAS FIGURAS ARCAICAS “MODERNAS”
Entre los objetos prehistóricos encontrados cerca de las ruinas de TEOTIHUACAN en MÉXICO se encontraron 2 pequeñas figurillas de barro cocido con ojos medio rasgados; la figura de la mujer lleva un complicado y cuidadoso tocado en su pelo y la del hombre lleva un sombrero semejante a los actuales de “CHARRO”

LA FLOR DE LA PLUMA RICA
(XOCHIQUTZAL),
(DIOSA DEL AMOR Y LA HERMOSURA)
Dentro del panteón AZTECA era la diosa de las flores y patrona de las labores domésticas, pero como también era la diosa patrona de las cortesanas, las “AUIANIME” ó “MAQUI” que vivían con los guerreros solteros, debido a que ella también fue raptada por el dios TEZCATLIPOCA, el guerrero del norte.
Esta diosa posteriormente sedujo al virtuoso dios YAPPAN, provocando la ira de los dioses quienes convirtieron al dios, en el venenoso alacrán.

EL GEMELO PRECIOSO
(QUETZALCÓATL)
(LA SERPIENTE DE PLUMAS)
También fue llamado “EL PROMETEO MEXICANO”, en los mitos primitivos correspondía al TEZCATLIPOCA BLANCO o el punto cardinal del Oeste, y dios de la providencia según el códice de BOLONIA o COSPI, mientras que para otros lo era TEZCATLIPOCA;
Era además el patrón del “CALMÉCAC” o ESCUELA DE LOS NOBLES de donde salían los JEFES SUPERIORES DEL EJÉRCITO, los SACERDOTES, los JUECES y los REYES
Según el concepto NÁHUATL, el hombre había sido creado varias veces y asimismo había sido destruido varias veces por un cataclismo, de ésta forma el último hombre según el CÓDICE MENDIETA, fue creado por un dios benéfico para todos llamado QUETZALCÓATL, que bajó al mundo de los muertos, es decir el MICTLÁN, donde reinaba el dios MICTLANTECUHTLI; para recoger los huesos de las generaciones pasadas y regándolas con su propia sangre, crear la NUEVA HUMANIDAD, mientras esto hacía, el dios del MICTLÁN, celoso, ordenó a las codornices que le atacaran.
Después por su osadía al atacar a un dios, estas aves fueron condenadas a ser sacrificadas y a que con su sangre fuesen regados los altares de los sacrificios.
Al GEMELO PRECIOSO, también lo consideraban como el descubridor del maíz, que guardaban celosamente las hormigas, dentro de su hormiguero en la cima de un cerro.
Además les enseñó la manera de pulir el jade y las otras piedras preciosas así como encontrar los yacimientos de ellas, a tejer las telas policromas con el algodón milagroso que ya nacía teñido de diferentes colores y a fabricar los mosaicos de plumas de quetzal, del pájaro azul, del colibrí, de la guacamaya y de otras aves de brillante plumaje de la selva.
Pero sobre todo enseñó al hombre la ciencia dándole el medio de medir el tiempo y estudiar las revoluciones de los astros, le enseñó el calendario e inventó las ceremonias para las oraciones y los sacrificios, por todas estas razones, QUETZALCÓATL, es un héroe antiquísimo.
También ya existía como KUKULCÁN y GUKUMATS entre los MAYAS Y los QUITCHÉS y aunque no se sabe su nombre aparecen como serpiente emplumada en las antiquísimas ruinas teotihuacanas, anteriores a la ÉPOCA TOLTECA.
Un dios zapoteca representado frecuentemente en las urnas de barro, características de su cultura y de las que les precedieron en el VALLE DE OAXACA, por muchas de sus características parece también ser éste mismo dios.
También aparece en las creencias de toda MESOAMÉRICA.
En la religión NÁHUATL, lo representaban como
“Un hombre blanco de frente amplia, de ojos grandes, de cabellera extensa y clara, de barba larga y redonda, vestido hasta los pies con una capa blanca sembrada de cruces coloradas, llegado del Norte, que era de condición suave e ingeniosa, que les enseñó a fundir el oro y la plata y labrar las piedras preciosas, que luego se dedicaba a cuidar y aspirar el delicado perfume de sus jardines, y que según lo había profetizado, habiéndose inmolado en el levante al abandonar la ciudad de TULA, por el mítico TILLAN TLAPALLAN “LA TIERRA DEL NEGRO Y DEL ROJO” (¿ATLÁNTIDA?)
Y su promesa de volver por el oriente en el año de su nombre CE ÁCATL con mas hombres como él”.
Siendo uno de los máximos dioses del PANTEÓN AZTECA, sintetizaba un sólo dios con múltiples aspectos así lo tenemos como el dios del viento, (EHÉCATL), el dios de la vida, de la mañana, el PLANETA VENUS, el dios de LOS GEMELOS (VENUS por la MAÑANA y en la TARDE), de LOS MONSTRUOS, teniendo varios nombres tales como, QUETZALCÓATL, TLAUIZCALPANTECUTLI, CE-ÁCATL. XOLOTL, etcétera

LOS GIGANTES QUE COMEN BELLOTAS Y RAICES
(QUINAMETZIN)
Según tradiciones históricas TOLTECAS éstos seres LOS QUINAMETZIN, habitaron la tierra y pelearon contra los TLAXCALTECAS, siendo comidos por los tigres en la 4ª y última destrucción de la HUMANIDAD en el día 4 TIGRE.

EL GORRO CÓNICO DE PIEL DE TIGRE
(OCELOCOPILLI)
Tocado que porta QUETZALCÓATL en su representación como EHÉCATL (EL VIENTO)

LA GUERRA FLORIDA
(XOCHIYAÓYOTL)
A diferencia de otras guerras como las de conquista, ésta guerra llamada: XOCHIYAÓYOTL solamente tenía como único fin el capturar prisioneros para sacrificarlos al SOL, así desde su nacimiento se preparaban para la “GUERRA SAGRADA”, especie de torneo al que concurrían contra.
“Sus enemigos de casa, los TLAXCALTECAS los hombres del bezote (enorme arete) curvo en forma de garra, que iban como los AZTECAS adornados con sus mejores galas y grandes penachos de plumas ricas con sus armaduras y escudos adornados con bellas plumas, piedras preciosas, láminas y cascabeles de oro”.
“EL PUEBLO DEL SOL” por don ALFONSO CASO.

EL FIRMAMENTO
(CITLATÓMAC)
Era la curvatura del cielo visto desde la latitud de la GRAN TENOCHTITLAN.

HACHA DE COBRE
(TEPOZTÉCATL)
Era el dios del pulque, (bebida fermentada del maguey) entre los indígenas de TEPOZTLÁN, MORELOS, MÉXICO y tal como se dice de HUITZILOPOCHTLI y QUETZALCÓATL, éste dios también nació de una virgen fecundada milagrosamente, según el códice MAGLIABECCI.

HERMANO GEMELO
(COATL)
(SERPIENTE)
De éste vocablo se deriva el mexicanismo “CUATE”, es decir amigo tan cercano que podría considerársele como un hermano.

HERMANO GEMELO DE VENUS
(XOLOTL)
Como es la primera y última estrella que aparece en el cielo, era el dios de los gemelos y por ésta misma razón además era el dios de los monstruos, también era un extraordinario hechicero, así su muerte no fue tan sencilla, pues primero se transformó en MEXÓTL (maguey doble), luego en maíz doble y en otras cosas dobles o monstruosas y al final en AXÓLOTL (ajolote) que vive en el agua en donde lo mató el SOL (TONATIUH)

HOMBRE BÚHO
(TLACATECOLOTL)
Personaje cuyo canto era maligno para el indígena, pues significaba su muerte, entre los AZTECAS.

EL HOMBRE DE TEPEXPAN
En este sitio cercano a la ciudad de MÉXICO, HELMUT DE TERRA descubrió los vestigios fosilizados de un hombre primitivo al lado del esqueleto de un elefante y según la prueba del carbono 14, ambos vivieron hacia el AÑO 9,300 A. DE JC., es decir, 250 años después de la desaparición de la ATLÁNTIDA.

LOS HOMBRES SABIOS
(TLAMATINIME)
Generalmente se trataba de los más viejos, instruidos, y venerables ancianos, los TLAMATINIME los cuales constituían un consejo de asesores en la genealogía AZTECA.

HUEHUETÉOTL
(EL DIOS VIEJO)
Entre los AZTECAS era el DIOS DEL FUEGO, siempre era representado como un anciano, cargado en años que llevaba sobre su cabeza un brasero que representaba a la vieja cultura TEOTIHUACANA que floreciera en los primeros siglos de la ERA CRISTIANA, su espalda encorvada con su boca sin dientes y arrugas en las comisuras de los labios etcétera
Era un dios muy antiguo ya adorado no sólo en TEOTIHUACAN, sino que se ha encontrado entre los OLMECAS en el cerro de Las MESAS y en urnas ZAPOTECAS.
Pero su figura más antigua probablemente es la encontrada en un sitio arcaico del VALLE DE MÉXICO de la cultura de TICOMÁN, que tuvo su auge antes de que hiciera erupción el volcán del XITLE, es decir varios SIGLOS A. DE JC.
Siempre en contraste con el joven guerrero TEZCATLIPOCA que llegaba primero a la fiesta de la reunión de los dioses ó del mes TEOTLECO.
En el concepto del hombre mesoamericano éste dios representa sin duda el centro en relación con los puntos cardinales, por eso se pueden ver a los sacerdotes de éste dios la figura de la cruz, que también decoran los incensarios.
Otras de sus advocaciones son XIUHTEHCUTLI (EL SEÑOR DEL AÑO), (EL SEÑOR DE LA HIERBA) ó (EL SEÑOR DE LA TURQUESA), donde aparece con una mitra azul formada por un mosaico de turquesas, característica de los REYES MEXICANOS, su nagual o disfraz es la XIUHCOATL (LA SERPIENTE DE FUEGO)

HUEXÓLOTL
(GALLO VIEJO)
Era el nombre que los agoreros le dieron a una señal funesta que presagiaba la caída de la gran urbe AZTECA TENOCHTITLAN
¡Supuestamente era un gallo que tenía un espejo en la cabeza en el que se reflejaban las estrellas del firmamento!

HUÉYATL
(EL MAR)
Según los AZTECAS eran los dominios de su diosa llamada CHALCHIUHTLICUE, así al GOLFO DE MÉXICO le llamaban como CHALCHIUHCUEYÉCATL, es decir el agua de esta diosa HUEYATL.

HUITZILOPOCHTLI
(EL DE LA FAZ OBSCURA)
Dios azteca cuyo nombre provenía de HUITZILIN, colibrí y OPOCHTLI, siniestro ó lúgubre.
En una de sus manifestaciones es considerado como un dios solar que nace todos los días de su madre la tierra.
Era un individuo mitológico NÁHUATL considerado como el caudillo de los AZTECAS en su larga peregrinación desde AZTLÁN Ó AZTATLÁN, que en cierto lugar les dio el arco y la flecha, así como la red para poner las piezas cobradas, les instruyó como cazadores y además les cambió el nombre a MEXICATL en lugar de AZTECATL que antes ostentaban.
En su advocación como TEZCATLIPOCA que siendo un dios nocturno, está pintado de negro, pero con la cara surcada por franjas alternas de color azul y amarillo.

HUITZITÓN
(DIOS DEL FUEGO NUEVO)
De acuerdo a la tradición ancestral AZTECA, éste no era simplemente prendido como cualquier otro fuego, sino que debía caer desde el cielo hasta unos leños especiales, que había descubierto éste dios HUITZITON.
Para mayor información verifique la CEREMONIA del FUEGO NUEVO.

HUIXTOCÍHUATL
La diosa de los traficantes de sal que vestía un atavío semejante al de la diosa del mar CHALCHIUHTLICUE, pero en el que el color azul a sido substituido por el blanco y no se sabe bien cual era el parentesco de ésta diosa, HUIXTOCÍHUATL con TLÁLOC y CHALCHIUHTLICUE, si es hermana o hija de ambos.

HUIZACHECATL
(HUIZACHTÉPETL)
(LOMERÍO Ó CERRO DE LOS HUIZACHES)
Se trata de un monte especial, dentro de las varias lomas ubicadas en los límites de la actual delegación de IZTAPALAPA de la ciudad capital de MÉXICO, conocido actualmente como el “CERRO DE LA ESTRELLA”.
¿Curioso nombre, no? Sabiendo que QUETZALCÓATL su dios benefactor se consumió supuestamente en una llamarada y se convirtió en la estrella Venus.
Este es el lugar donde antiguamente los AZTECAS, llevaban a cabo las ceremonias de “LA ATADURA DE LOS AÑOS” O DEL “DESCENSO DEL FUEGO NUEVO”.

ILAMATECUHTLI
(LA SEÑORA DE LA FALDA VIEJA)
Es la mazorca del maíz, en el otoño, cubierta ya por las hojas secas, según la mitología AZTECA.

IMPERIO AZTECA
(TENOCHCATLALPAN)
Era el nombre que daban los propios AZTECAS a todo el territorio abarcado por su hegemonía.

INNUMERABLES DEL NORTE
(CENTZON MIMIXCOA)
Según los AZTECAS eran las estrellas del cielo reunidas en los dos escuadrones y concebidas en forma de dioses.
Ambos escuadrones eran los guerreros contra los que tenía que luchar el sol todos los días para salir e iluminar al mundo.

INNUMERABLES DEL SUR
(CENTZON HUITZNÁHUAC)
Según los AZTECAS eran las estrellas del cielo reunidas en dos escuadrones y concebidas en forma de dioses.
Ambos escuadrones eran los guerreros contra los que tenía que luchar el sol todos los días para salir e iluminar al mundo.

INNUMERABLES DIOSES DE LA EMBRIAGUÉZ
(CENTZON TOTOCHTIN)
Eran adorados en los diferentes pueblos del altiplano mexicano de los cuales eran patronos, y eran alimentados por los cuatrocientos pechos para darles de beber a los numerosos hijos de la diosa MAYÁHUEL, quien como la VENUS DE ÉFESO tenía 400 pechos para alimentar a sus seguidores.

IPALNEMOHUANI
(EL DIOS DE LA INMEDIATA VECINDAD)
“AQUEL POR QUIEN TODOS VIVEN”
Que esta colocado en lo mas alto de los cielos y de los que dependen todas las cosas. Era el dios invisible adorado por el rey poeta de TEXCOCO NEZAHUALCOYÓTL.

IXCOZAUHQUI
(EL CARIAMARILLO)
Otra de las representaciones de TEZCATLIPOCA como inventor del fuego junto con XIUHTECUHTLII Y HUEHUETÉOTL.

IXTAPALAPAN
(IXTAPALAPA)
(IZTAPALAPAN)
Población situada al sur oriente de la CIUDAD DE MÉXICO, donde está situado el monte de los HUISACHES Ó HUISACHECATL, donde se llevaba a cabo el ceremonial de la “TOMA DEL FUEGO NUEVO”.

IXTLÁN TLATLAAN
Una característica de TEZCATLIPOCA, es que por ser un dios nocturno está pintado de negro, pero lleva una pintura facial a rayas horizontales amarillas y negras, llamada de ésta forma “IXTLÁN TLATLAAN”.

IZTACCIHUATL
(LA MONTAÑA NEVADA)
Según la mitología AZTECA.

IZTAPALAPA
(IXTAPALAPAN)
(IXTAPALAPA)
Población situada al sureste de la CIUDAD DE MÉXICO, donde se encuentra el monte de los HUISACHES ó HUISACHECATL, donde se llevaba a cabo el ceremonial de la “TOMA DEL FUEGO NUEVO”.

LEYENDAS AZTECAS
Según el investigador norteamericano RALPH BELLAMY narra unas leyendas aztecas en su libro:
XELUA y sus 6 hermanos de la estirpe de los gigantes, se salvaron del gran cataclismo, terminado con un DILUVIO, refugiándose en la cima de un monte, que consagraron a TLÁLOC, dios de las aguas.
Para conmemorar aquel acontecimiento, demostrar su agradecimiento a la divinidad y también hallar refugio en caso de un nuevo diluvio, XELUA y los otros construyeron un ZACAULI, torre altísima destinada a llegar al cielo.
Pero los dioses ofendidos por la soberbia de los GIGANTES, hicieron llover fuego sobre la TIERRA, y muchos de los obreros perecieron.
Los hombres que hasta aquel tiempo habían hablado sólo una lengua, fueron dispersados y empezaron a hablar distintas lenguas.
He aquí una TORRE DE BABEL en el CONTINENTE AMERICANO y su base debería estar constituida por la famosa PIRÁMIDE DE CHOLULA.

LOS LINDEROS DEL IMPERIO MEXICANO
(MEXICATLALPAN)
Entre el pueblo AZTECA con éste nombre eran llamados los límites hasta donde se ejercía el dominio y poder del “SEÑOR DE HOMBRES” ó “TLATOANI”.

EL LÍQUIDO PRECIOSO
(CHALCHIUATL)
Es la sangre del hombre, el terrible néctar del que se alimentan los dioses, según los mitos AZTECAS.

EL LOMERÍO DE LOS HUISACHES
(HUISACHECATL)
(HUISACHTÉPETL)
Se trata de un monte especial, dentro de las varias lomas ubicadas en los límites de la actual delegación de IZTAPALAPA de la CIUDAD CAPITAL DE MÉXICO, conocido actualmente como el “CERRO DE LA ESTRELLA”.
¿Resulta un curioso nombre, no?
Sabiendo que QUETZALCÓATL su dios benefactor se consumió en una llamarada y se convirtió en una estrella, específicamente en VENUS según la Tradición popular azteca.
Específicamente este es el lugar donde antiguamente los AZTECAS, llevaban a cabo las ceremonias de “LA ATADURA DE LOS AÑOS” o del “DESCENSO DEL FUEGO NUEVO”.

LUGAR DE LAS GARZAS
(AZTLÁN),
(AZTATLÁN)
Mítico sitio, situado en medio de un lago donde originalmente se hallaban establecidas varias tribus de origen NÁHUATL, como los HUEXOTZINCAS, los CHALCAS, los XOCHIMILCAS, los CHUITLAHUACAS, los MALINALCAS, los CHICHIMECA, los TEPANECAS, los MATLATZINCAS y los AZTECAS.
A la tribu AZTECA en el año “1” PEDERNAL, cuando nació HUITZILOPOCHTLI su dios, les mandó salir en peregrinación, para establecerse en una isla situada en medio de otro lago diferente donde fundarían la que sería la capital del GRAN IMPERIO MEXICATL (TENOCHTITLAN).

LUGAR DE LAS SIETE CUEVAS
(CHICOMOZTOC)
Emplazamiento mítico desde donde supuestamente partieron las tribus NÁHUATL en su peregrinación para fundar los diferentes reinos.

LLORONA AZTECA
Un poco antes de la conquista por los españoles, del emporio lacustre conocido en el mundo antiguo como la gran TENOCHTITLAN, aparecieron vaticinios y pronósticos de su próxima destrucción, de lo cual fue informado oportunamente MOCTEZUMA, EL “SEÑOR DE HOMBRES” Ó “TLATOANI” por sus agoreros o “NAGUALES”, y sus sacerdotes ó “TECUTLI”.
-Apareció un cometa (presagio de desgracias entre todos los pueblos del orbe), en el cielo de ANÁHUAC,
-Luego le dijeron que habían encontrado un gallo viejo ó “HUEXÓLOTL”, con un: ¡Espejo en la cabeza en el que se miraba el firmamento o “CITLATÓMAC” con las estrellas brillando intensamente!
-Más tarde el templo del dios del fuego ó “XIUHTECUHTLI”, se quemó, sus techos de madera y paja ardieron sin ninguna razón aparente.
-Después la casa del dios guía “HUITZILOPOCHTLI” ardió de manera espontánea, sin que nadie le pusiera fuego,
-Posteriormente el agua de la laguna que rodeaba la ciudad, se agitó e hirvió.
El propio “TLATOANI Ó SEÑOR DE HOMBRES”, meditó sobre tales sucesos, sagrados para él y su pueblo, hechos que presagiaban algo seguramente funesto.
Mientras tanto los hechiceros y agoreros trataban de entender su significado, en todo el orbe azteca, existía una expectación general, una inquietud, un temor.
Así pasaban los días, hasta una noche…
Una tenebrosidad aciaga en que la invencible ciudad de MÉXICO-TENOCHTITLAN, la valerosa, la orgullosa, la guerrera; esa ciudad extraordinaria, se conmovió se estremeció, se llenó de angustia, de tal pavor y de tal miedo, que hasta el propio “TLATOANI”, cayó presa de tal consternación.
El reposo nocturnal, el silencio y la quietud de la hermosa ciudad lacustre, fueron perturbados, por unos prolongados gritos, unos lamentos llenos de terror, de tristeza y de aflicción, un gemir pleno de dolor y pesadumbre, los sollozos de una mujer, una mujer a la que nadie vio.
MOCTEZUMA convocó a los sacerdotes, a los sabios o “TLAMATINIME”; entre los que hubo juntas, discusiones, llantos, luego los sacerdotes rezaron a sus dioses, mientras el pueblo hacía plegarias y ofrecía sacrificios en los templos; pero el terror y la congoja, no terminaban, iban creciendo hasta convertirse en una tortura general.
El gran “SEÑOR DE HOMBRES” y su pueblo estaban anonadados, pues las conclusiones a que llegaban los agoreros y los sacerdotes, fueron siempre las mismas; se trataba del aviso de los dioses sobre la próxima destrucción del imperio azteca ó “TENOCHCATLALPAN”.
Quizá era el presagio del regreso de “QUETZALCÓATL”, el dios blanco de frente amplia, de ojos grandes y de cabellera extensa y clara, de barba larga y redonda, quien gustaba de cuidar las maravillosas flores con delicado perfume de sus jardines…
Tal vez, era el cumplimiento de su profecía hecha al abandonar la ciudad de TULA.
Desde aquella primera noche, cada vez con mas frecuencia, con mayor intensidad y manifestando creciente dolor, se oía a la mujer que lloraba inconsolable, que iba gritando por la noche; dando gritos de angustia y desesperación.
-¡Hijitos míos, ya tenemos que irnos lejos!
Y otras veces lastimosamente, decía:
-¡Hijitos míos! ¿Adónde los llevaré?
No pasó mucho tiempo sin que los sacerdotes y aún el pueblo, identificaran por su ropa, a la mujer que tan lastimosamente lloraba y gemía en el cielo nocturno de TENOCHTITLAN, como su diosa “CIHUACÓATL”, “LA MUJER SERPIENTE”, (diosa madre y creadora de la Humanidad,) que posteriormente presidía los nacimientos, el renacimiento o la regeneración, entre los NAHOAS, mientras que otros pocos la identificaban con “TEOYAOMINQUI” la “VIGILANTE DE LAS ALMAS MUERTAS” y los demás la confundían con “QUILATZLI”, LA “MADRE DE GEMELOS”.
Eran todas juntas ó alguna de ellas, la que vestida de blanco hacía los dolorosos recorridos nocturnos llorando y gritando, por la ya muy próxima destrucción de su admirable pueblo, de sus hijitos queridos.
La angustia, la consternación que MOCTEZUMA sufrió ante los funestos presagios y frente al lloro de CIHUACÓATL, le llevó a tratar de encontrar otra explicación, que no fuera, pues no podía ser, la destrucción del grandioso MÉXICO-TENOCHTITLAN.
No lo decía así, no lo señalaba así, la profecía de QUETZALCÓATL y menos aún el ofrecimiento de grandeza, de poder, de su exaltación en señores del universo ó “CEMANÁHUAC”, que les había asegurado su dios HUITZILOPOCHTLI.
Pero aquellos lamentos, aquellos gemidos de “CIHUACÓATL”, escuchados por todo el pueblo, estremecían la ciudad desde sus cimientos hasta los vastos dominios de la tierra tenochca o “TENOCHCATLALPAN”, es decir hasta los confines de la tierra Mexicatl o “MEXICATLALPAN”, gemidos que debían tener otra mejor interpretación…
MOCTEZUMA, “EL SEÑOR DE HOMBRES”, EL “SEÑOR DE LA PALABRA”, EL “TLATOANI”, mandó encarcelar en CUAUHCALCO a los brujos “NAHUALTIN”, a los encantadores y a los agoreros para obligarlos a encontrar otro significado que no fuese el predicho, el de la destrucción de la ciudad, del pueblo y de sus dioses…
Y si no hubiese otra interpretación más que ésa, que le permitieran saber oportunamente la forma en que se produciría ese fin.
Lleno de desesperación, de angustia y de temor, en forma enérgica, MOCTEZUMA ordenó a “PETLALCÁLCATL”:
-Digan a esos encantadores que declaren alguna cosa; que si vendrá enfermedad, pestilencia, hambre, langosta, terremotos y agua o secura (sequía) de año, si lloverá o no, que lo digan; o si habrá guerra contra los tenochca, contra los mexicatl, o si vendrán muertes súbitas, o muertes por animales venidos, que no me lo oculten; o si han oído llorar a Cihuacóatl, tan nombrada en el Cemanáhuac, en el mundo que cuando ha de suceder algo, lo interpreten primero, aún mucho antes de que suceda…
La consternación se acrecentó días después cuando un cargador o “MACEHUALLI”, procedente del oriente, del “bosque de la región de los muertos”, es decir de “MICTLANCUAUHTLA”, llegó hasta MOCTEZUMA para informar al TLATOANI de la aparición de una casa flotante o barco grande que andaba de una parte a otra y no llegaba a las orillas del mar grande…
¡Y éste mensajero venía de la costa de oriente, es decir por donde habría de retornar QUETZALCÓATL!
Según lo había profetizado cuando salió de TULA; cuándo se inmoló en el Oriente; pero no, lo tormentoso no era su procedencia de las cercanías del CUETLAXCATL, de allá por CHALCHIUHCUECAN, era que llegaba procedente de MICTLANCUAUHTLA, y.
¿Esto tendría relación con la pena, con la aflicción, con el desconsuelo de “CIHUALCOATL”?
La tribulación y la zozobra entre las castas sacerdotales, entre los señores y el pueblo mismo se hizo más intensa; el grito plañidero era cada noche más aterrador, mas agobiante, mas doloroso; el TLATOANI llegó casi a la desesperación, a la incomprensión, cuando pasado algún tiempo, le informaron que:
-…una mujer de nosotros, los de aquí, les viene acompañando; acompaña a esos seres extraños, a los hombres barbudos que montan ciervos, que vomitan fuego, viene hablando en lengua náhuatl.
Su nombre, MALINTZIN; su casa, TECTÍCPAC.
Allá en la costa primeramente la cogieron, ahora les acompaña…
Los nocturnos llantos de CIHUACÓATL se prolongaban, se hacían más lastimeros, más tristes, más desconsoladores, era la diosa madre que lloraba la suerte de sus hijos, del pueblo MEXICATL, del TENOCHCA, de la raza AZTECATL.
Los hombres blancos, los barbudos, aquellos que vestían ropajes con los colores de HUITZILOPOCHTLI, de TLÁLOC, de XIPE y de QUETZALCÓATL ascendieron, escalaron las montañas hasta llegar a TLAXCALA ó “TLAXCALLAN”, allí hablaron, se les juntó la gente; destruyeron CHOLULA ó “CHOLULAN”, avanzaron hasta llegar a IZTAPALAPA Ó “IXTAPALAPAN”, los TLAXCALTECATL les seguían, siguieron su camino hasta MÉXICO-TENOCHTITLAN…
CIHUACÓATL lloraba con mayor angustia con profundo color y tristeza; era inconsolable.
MOCTEZUMA quiso dar por cierto que se trataba de enviados de QUETZALCÓATL, tal vez el dios viniera con ellos, pues con ellos venía uno a quien llamaban (por tener el pelo rojo) “TONATIUH” es decir el SOL.
“EL SEÑOR DE HOMBRES”, “EL SEÑOR DE LA PALABRA”, “EL TLATOANI”, MOCTEZUMA salió a recibirles, salió por la calzada de HUITZILOPOCHCO.
Allá los recibió como a dioses.
Recibió a los hombres barbudos y los alojó, los acomodó en las mejores casas de la ciudad, en el palacio de su primo AXAYÁCATL.
Los llevó a los templos, penetraron los recintos sagrados, los blancos, los supuestos dioses recién llegados de oriente, profanaron a los dioses AZTECATL, mientras tanto CIHUACÓATL gemía con un dolor indescriptible.
El pueblo se reveló contra los españoles, los blancos huyeron…
Pero una mujer descubrió su salida y dio la alarma, fue un grito tan angustioso como el de la misma CIHUACÓATL, un grito que se unió al de “la diosa madre” y se dejó oír por toda la ciudad, por todo MEXICATLALPAN.
Huidos los hombres barbudos, como sus aliados también los TLAXCALTECAS, volvió cierta tranquilidad a la gran ciudad, pero ésta sólo era interrumpida por el plañir de la “diosa madre”, de la diosa CIHUACÓATL.
Casi un año después de la partida de los conquistadores, cuando ya hacían 13 años que noche tras noche lloraba CIHUACÓATL, nuevamente fue asediada MÉXICO-TENOCHTITLAN, y de nuevo fue sitiada por los hombres blancos, por los barbudos y por el TLAXCALTECA, pero ahora si fue vencida, todo se destruyó, los dioses cayeron, rodaron abajo por los peldaños de los templos, muchos se hicieron pedazos, se rompieron; las casas se destruyeron, fueron consumidas por el fuego; todo se acabó.
La ciudad fue abandonada por vencedores y vencidos…
Hubo un mortal silencio; sólo por las noches se escuchaba el llanto triste de una mujer que con gran lamentación sufría la suerte de sus hijos.
La ciudad se reconstruyó, MÉXICO-TENOCHTITLAN se transformó, de AZTECA en ESPAÑOLA; también cambió su nombre, desde entonces dejó su misteriosa doble denominación para llamarse únicamente MÉXICO.
Todo se transformó, los dioses fueron otros, se cambiaron los templos, los edificios, las calles…
Aún las personas cambiaron sus nombres NÁHUATL por HISPANOS o por MOROS; sólo perduró inalterable, incambiable, el profundo, él sin consuelo dolor de CIHUACÓATL que, con su plañidero y angustioso grito, gemía por la destrucción de su pueblo, de su raza.
Los nuevos pobladores, los recién llegados, los hombres blancos, se aterraban al escucharla y pronto la llamaron “LA LLORONA”.
A través de los años, los largos lamentos seguían escuchándose por la CIUDAD DE MÉXICO.
En cuanto sonaba el “toque de queda” en la SANTA IGLESIA CATEDRAL, todo mundo echaba los cerrojos, ponía las trancas y fuertes aldabones en las puertas.
Cristos, imágenes y rezos acompañaban a los colonos para protegerse de “LA LLORONA”, cuyos lamentos hacían estremecer aún a los más valientes.
Después de las diez de la noche, nadie se atrevía a salir de sus casas.
Nadie deseaba ser sorprendido en la calle por los sollozos de CIHUACÓATL.
Muchos hombres del pueblo vencido, de los dominados mexicanos, identificaban en el llanto de la mujer fantasma a MALINTZIN, la mujer que traicionó a su raza y a sus dioses para servir a los barbudos durante la destrucción de su cultura y de su religión.
Fue en el SIGLO XVI, época en que los hombres se mostraban cobardes y temerosos, las mujeres se desmayaban, los corazones aceleraban su ritmo al escuchar aquel lamento largo, agudo y lúgubre que venía de lejos y se iba acercando poco a poco, siempre cargado de dolor, de un dolor intenso, angustioso, impresionante.
No había ser en la NUEVA ESPAÑA que pudiera mostrarse valiente ante aquel plañido, ante aquel lloro prolongado y lastimero lleno de desconsuelo
¡LA LLORONA!; era la exclamación general que precedía al acobardamiento general.
Después, junto con el angustioso lamento de CIHUACÓATL, la ciudad se envolvía en temblorosas plegarias; la gente sujetaba rosarios y cruces; medallas y escapularios eran oprimidos contra el pecho, agua bendita rociada en forma de cruz protegía a las casas; los canes hacían más tenebrosa la noche con sus atemorizados aullidos.
Todo MÉXICO estaba aterrorizado por aquellos angustiosos gemidos.
La población dio por seguro que tales sollozos eran cosa del mas allá.
No podía ser lamento humano el que se hiciera escuchar en toda la ciudad, no podía ser a tal grado lastimero y lúgubre.
Una mujer envuelta en flotante vestido blanco y con el rostro cubierto sobrevolaba al fino soplo del viento, cruzaba la ciudad; siempre por distintos rumbos, lanzando un tristísimo ¡ayyy…!
Largo, lento, doloroso; otras veces gemía por sus hijos; junto al lastimero llanto alzaba los brazos con desesperada angustia, los retorcía y lloraba por el pueblo vencido.
Los indígenas que sobrevivieron a la destrucción de TENOCHTITLAN de inmediato identificaron a la mujer que lloraba, era su diosa, su destruida diosa CIHUACÓATL, la que lloraba por la suerte del pueblo MEXICATL.
Mientras que los mestizos identificaban a “LA LLORONA” con la MALINTZIN, que lamentaba la traición que hizo a su pueblo y a su raza.
Para los colonizadores y sus curas, se trataba de una mala mujer que para ocultar un pecado había asesinado a su hijo, fruto de sus amores ilícitos.
Lo cierto es que el terror continuó en las noches de los SIGLOS XVI Y XVII.
En la plaza mayor de la CIUDAD DE MÉXICO, allí donde otrora se levantaba el TEMPLO MAYOR DE LOS AZTECAS, el templo a HUITZILOPOCHTLI y TLÁLOC, el de QUETZALCÓATL, la mujer misteriosa se arrodillaba y lanzaba un grito más doloroso, mas lleno de aflicción, siempre mirando al oriente, al rumbo de MICTLANCUAUHTLA, por donde apareció el conquistador blanco.
Se inclinaba al suelo y lloraba con grandes ansias, poniendo su dolor en su alarido largo, penetrante, lúgubre; después, se iba en silencio, despacio, hasta llegar a la orilla del lago, donde penetraba, al parecer flotando entre la bruma; y lentamente desaparecía sobre las salobres aguas, desvaneciéndose entre la niebla, cerca de donde se encontraban los bergantines de que se valió CORTÉS para vencer al bravo pueblo TENOCHCA; allí lentamente desaparecía…
Era la misma mujer que desde 10 años antes de la llegada de los españoles gritaba:
-¡Oh, hijos míos, que ya ha llegado nuestra destrucción!
Era CIHUACÓATL “La diosa serpiente y creadora de la Humanidad”.

LAS CODORNICES
Estas aves eran sacrificadas y con su sangre eran regados los altares por la osadía de; que siguiendo instrucciones del dios de los muertos, el infernal MICTLANTECUHTLI, habían perseguido y atacado al dios QUETZALCÓATL, cuando bajó al reino de los muertos ó MICTLANCUAUHTLA, a recoger los restos de las humanidades pasadas, para que después de ser regados con su propia sangre se crease la NUEVA HUMANIDAD.

LA LEYENDA AZTECA DEL PRESERVADOR DE LA HUMANIDAD
En México COXCOX escapó de la inundación en una balsa gigantesca de madera de ciprés.

LA LEYENDA MEXICANA DEL PRESERVADOR DE LA HUMANIDAD
Un códice MEXICATL nos habla acerca de la creación del nuevo género humano por QUETZALCÓATL EL DIOS-REY quien bajó al MICTLANCUAUHTLA ó reino de los muertos a recoger el despojo de los humanos y regándolos con su sangre les volvió a la vida.
Y de esta manera según antiguas leyendas:
“Vivía en el Valle de México un piadoso hombre llamado TAPI, a quien un día se reveló en persona, El Creador de todas las cosas y le dijo”:
“Construye una gran embarcación y haz de ella tu casa, lleva a ella tu mujer y una pareja de todos los animales existentes. ¡Pero apresúrate que el momento se avecina!
TAPI obedeció, pese a los insultos y las befas de los vecinos, que le tomaban por loco.
Y apenas hubo terminado la obra, cuando empezó a llover.
Llovió sin parar, el valle desapareció bajo las aguas, hombres y animales buscaron salvación en los montes, pero también éstos fueron sumergidos.
Únicamente la embarcación de TAPI albergaba, en una Tierra reducida a un inmenso océano, seres vivientes.
Cuando dejó de llover, el SOL volvió a brillar y las aguas parecieron menguar, el piadoso hombre soltó una paloma.
La paloma no volvió, y el corazón de TAPI se llenó de exultación, pues aquello significaba que el animalito había hallado un trozo de tierra firme donde posarse.”

MICTLANCUAUHTLA
(EL BOSQUE DE LA REGIÓN DE LOS MUERTOS)
Entre los MEXICATL, así se llamaba a la región del INFRAMUNDO, o el lugar a donde iban a parar los que habían dejado éste planeta y habían partido al mundo de los muertos.

LOS NAGUALES
(AGOREROS)
Entre el pueblo AZTECA se llamaban así a los adivinos y la gente que fungía como clarividente.

NAHOATLAN
Vocablo NAHOA que significa “TIERRA ENTRE LAS AGUAS” ó sea isla y que siempre es usado para designar a la que numerosas descendencias indígenas consideran como su patria de origen, que los tiempos antiguos estaba “SITUADA AL ESTE” del continente americano, y aseguraban:
“Allí donde sale el SOL y donde ahora no hay más que agua”.

NAHUALTIN
(LOS BRUJOS)
Entre el pueblo azteca, éste era el nombre con que eran conocidos los encantadores y magos nefastos o brujos malos.

OME ÁCATL
(DOS CAÑA)
Cuando los aztecas consideraron como nefastos, los años CE TOCHTLI (1 CONEJO) se hizo la transferencia de la cuarta ceremonia y primera con ésta fecha del “DESCENSO DEL FUEGO NUEVO”, a los años llamados OME ACATL, que correspondían al AÑO DE 1247 D. DE JC.
Y que fueron celebradas en el cerro del chapulín (CHAPULTEPETL)

OME CÍHUATL
(DOS SEÑORA)
Principio creador femenino, ó “SEÑORA DE NUESTRA CARNE o de NUESTRO SUSTENTO”, según creencias aztecas.

OME TECUHTLI
(DOS SEÑOR)
Principio creador masculino, ó “SEÑOR DE NUESTRA CARNE O DE NUESTRO SUSTENTO”, según las creencias AZTECAS.

OME TOCHTLI
(DOS CONEJO)
Era el dios del pulque entre los AZTECAS.

OME YOCAN
(DOS LUGAR)
Sitio de residencia de los principios masculinos (TONACATECUHTLI) y femenino (TONACACÍHUATL) entre los mexicanos a los que también llamaban como “el señor y la señora de nuestra carne y de nuestro sustento”.
Ambos, tuvieron 4 hijos llamados el TEZCATLIPOCA ROJO, (XIPE Ó CAMAXTLE), el TEZCATLIPOCA NEGRO (ó simplemente TEZCATLIPOCA), QUETZALCÓATL (el dios del aire y de la vida) Y HUITZILOPOCHTLI ó el (TEZCATLIPOCA AZUL).

LOS PLANETAS
(TZONTEMOC)
Para los AZTECAS eran los astros que parece que caen por el poniente, distinguiéndose el curso de su movimiento de las demás estrellas.
Y son todos ellos los que transformados en tigres o unos como demonios muy feos en la terrorífica noche del fin del siglo bajarían a la tierra y se comerían a los hombres; si acaso la constelación de ALDEBARÁN no pasaba por el centro del firmamento en esa noche previa a la ceremonia del “FUEGO NUEVO”.

LA LUNA
(METZLI)
Dentro de la teología AZTECA, algunas veces era representada como un disco decorado con sus franjas exteriores como el disco solar, pero generalmente es de color negro o ceniciento en cuyo centro aparece la figura de un hueco similar al corte vertical de una vasija de agua o la de un conejo.
Sin embargo ya los antiguos filósofos griegos como TALES DE MILETO, ANAXÁGORAS y EMPÉDOCLES afirmaban que la LUNA estaba iluminada por el SOL.
En tanto que DEMÓCRITO pensaba que las sombras vistas en ella debían ser atribuidas a la altura de las montañas y a la profundidad de sus valles.
Y sin embargo, todavía hasta 15 siglos mas tarde el oscurantismo de:
“Los sabios y los clérigos, la presentaban como una linterna celeste, de carácter y dimensiones indeterminadas, creada por la “gracia divina” para disipar la oscuridad nocturna”.

LLORONA DE LA NUEVA ESPAÑA
Los conquistadores españoles pronto adoptaron la leyenda de la diosa llorona azteca CIHUACÓATL como propia y desde 1550 hablaban de una campesina sorprendentemente hermosa, llamada LUISA, que fue amante de NUÑO DE MONTES CLAROS, de muy ilustre cuna.
Cuando él le abandonó en su casa de las calles que posteriormente serían llamadas de “LA CORREGIDORA” para casarse con una mujer de su propia clase social, la campesina LUISA apuñaló a sus tres hijos como venganza.
Luego horrorizada por lo que había hecho, corrió por las calles, repitiendo los gemidos de su predecesora azteca. ¡Ayyy…!
Según cuenta la leyenda don NUÑO DE MONTES CLAROS, arrepentido por su vil acción, se suicidó y fue enterrado el mismo día en que LUISA era quemada viva en una plaza de la CIUDAD DE MÉXICO por el crimen del triple infanticidio.

MALINTZIN
(MALINCHE)
Nombre puesto a una princesa, quien fuera entregada a HERNÁN CORTES como esposa e intérprete por un soberano de la región del golfo llamada TECTÍCPAC y que según la crónica hecha a MOCTEZUMA por un mensajero:
“Acompañó a esos seres extraños, a los hombres barbudos que montan venados, que vomitan fuego, y que viene hablando en lengua Náhuatl”.

MATLALCUEITL
(LA DIOSA DE LAS FALDAS VERDES)
Era el antiguo nombre de la montaña de TLAXCALA que hoy conocemos como LA MALINCHE, y que forma parte de la cordillera del IZTACCIHUATL.

NUESTRA ABUELA
(TOCI)
Otra de las formas que tomaba la diosa COATLICUE, entre los AZTECAS.

NUESTRA MADRE
(TONANTZIN)
Divinidad venerada por los AZTECAS en el cerro de TEPEAC como otra advocación de COATLICUE, y que según el CÓDICE DE TEPEXPAN, como “LA VIRGEN DE GUADALUPE” se le apareció al indio (JUAN DIEGO) CUAUHTLATLATZIN en el año 13 CAÑA.

NUESTRO SEÑOR EL DESOLLADO
(XIPE TOTEC)
Es el dios de la primavera y de los joyeros, cuyo culto fue importado de muy antiguo al VALLE DE MÉXICO, pues ya existía entre los indios de TEOTIHUACAN donde le llamaban “DIOS CON MÁSCARA” también se le llamó “YOPI”.
XIPE TOTEC, con algunos de sus adornos especiales como su tocado cónico es conocido como YOPITZONTLI.
Asimismo en la región limítrofe entre OAXACA y GUERRERO hay un pueblo llamado TLAPANECO ó YOPI.
Su culto era de los más repugnantes, ya que después de desollar a un esclavo cubrían con su piel al sacerdote de la tierra.
Otras veces es una de las representaciones del TEZCATLIPOCA ROJO, que siendo un dios nocturno aparece en los códices de color negro, pero cuyo rostro está pintado a rayas horizontales alternas rojas y amarillas y tiene como nagual o animal totémico, el TLAUHQUÉCHOL ó PÁJARO CUCHARA.

OCELOCOPILLI
(GORRO CÓNICO DE PIEL DE TIGRE)
Tocado que portaba QUETZALCÓATL en su representación como EHÉCATL (EL VIENTO).

OCTLI
(EL PULQUE)
Líquido embriagante extraído del maguey y fermentado por los AZTECAS, que fue deidificado como MAYAHUEL.

PIRÁMIDE DE XOCHICALCO
Los jeroglíficos inscritos en éste monumento y descifrados por el francés LA PLONGEON, aluden a
“Una tierra situada en medio del océano, destruida”
Y a sus habitantes
“Muertos y reducidos a polvo.”

POCHTECAS
Entre los antiguos mexicanos se llamaba así a los mercaderes los cuales constituían una clase rica, intermedia entre la nobleza y el pueblo.

LOS PORTAVOCES DEL DIOS
(TEOMAMA)
Así eran llamados los que llevaban cargando el ídolo de HUITZILOPOCHTLI, eran quienes interpretaban las instrucciones del ídolo ordenando al PUEBLO AZTECA, donde establecerse y cuando abandonar los lugares en los que radicaban.

EL PRÍNCIPE DE LAS FLORES
(XOCHIPILLI)
Entre los AZTECAS, era el patrón de los bailes, de los juegos, del amor y representante del VERANO.

LOS PRINCIPIOS MASCULINO y FEMENINO
Entre los AZTECAS los principios masculino TONACATECUHTLI y femenino TONACACÍHUATL a los que también llamaban como “el señor y la señora de nuestra carne y de nuestro sustento”.
Generaron cuatro hijos llamados el TEZCATLIPOCA ROJO, (XIPE Ó CAMAXTLE), el TEZCATLIPOCA NEGRO (ó simplemente TEZCATLIPOCA), QUETZALCÓATL ó dios del aire y de la vida y HUITZILOPOCHTLI ó el TEZCATLIPOCA AZUL.

EL PULQUE
(OCTLI)
El líquido extraído del maguey se fermenta y forma el pulque, licor que en ésta forma fue deificado como MAYÁHUEL por los AZTECAS.

EL NOPAL SOBRE LA ROCA
(TENOCHTITLAN)
La ciudad capital de los AZTECAS, estaba situada sobre una isla en medio de un lago, rodeada de canales concéntricos.
Quedaba construida de ésta manera para ajustarse a los planos elaborados en el Este por AZTLÁN, de quien aseguraban descender.
¿Podría tratarse de una simple coincidencia el hecho de ésta ciudad fuese una réplica casi exacta de la capital de la ATLÁNTIDA “POSEIDONIS” tal y como la ha descrito PLATÓN en su obra “EL CRITIAS”?
La llamada VENECIA MEXICANA como se le llegó a nombrar por sus canales y su isla unida a la tierra firme por 3 calzadas, fue el lugar donde los sacerdotes encontraron un águila posada sobre un nopal, donde había árboles blancos y aguas blancas, que era el indicativo del dios HUITZILOPOCHTLI para que fundasen la que sería sede central del gran imperio AZTECA.

CITLATÓMAC
(EL FIRMAMENTO)
Era la curvatura del cielo visto desde la latitud de la GRAN TENOCHTITLAN.

CONSTELACIÓN DE ALDEBARÁN
(YOHUALTECUHTLI)
Era muy importante para las creencias aztecas, acerca del fin de siglo AZTECA de 52 años, pues si ésta brillante constelación, no hubiese pasado en el centro del firmamento, contemplado por supuesto desde la latitud de TENOCHTITLAN en la última noche del siglo azteca, entonces las estrellas y los planetas TZITZIMIME habrían bajado a la tierra convertidos en espantosas fieras y devorarían a los hombres
“Antes que los terremotos arruinaran al Sol”.

ANTONIO LOPEZ DE SANTA ANA
General mexicano que derrotó al ejército español en TAMPICO, expulsándolo definitivamente del territorio nacional, reafirmando así la INDEPENDENCIA DE LA REPÚBLICA MEXICANA fue reelecto 11 veces como Presidente de éste país y nunca fue reconocido como héroe por el arrogante don AGUSTÍN DE ITURBIDE, Cuando fue confirmado como AGUSTÍN I EMPERADOR DE MÉXICO, no obstante que don ANTONIO LÓPEZ DE SANTA ANA, enamoró y desposó a la hermana del Emperador; que era una vieja y horrible solterona.
Finalmente el general don ANTONIO LÓPEZ DE SANTA ANA, murió el 20 de julio de 1876.

AQUEL POR QUIEN TODOS VIVEN
(EL DIOS DE LA INMEDIATA VECINDAD),
(IPALNEMOHUANI)
El que está colocado en lo más alto de los cielos y del que dependen todas las cosas. Este era el dios invisible adorado por el REY POETA DE TEXCOCO NEZAHUALCOYÓTL.

AZTATLÁN
(AZTLÁN)
(LUGAR DE LAS GARZAS)
Sitio mítico, supuestamente situado en medio de un lago donde originalmente estaban establecidas varias tribus de origen NÁHUATL, como los HUEUEXOTZINCAS, LOS CHALCAS, LOS XOCHIMILCAS, LOS CHUITLAHUACAS, LOS MALINALCAS, LOS CHICHIMECA, LOS TEPANECAS, LOS MATLATZINCAS Y LOS AZTECAS.
Este fue el lugar desde el cual, a los AZTECAS en el año 1 PEDERNAL, año en que nació su dios HUITZILOPOCHTLI, les indujo a salir en peregrinación para establecerse en otra isla situada en medio de otro lago, donde fundarían la que sería su verdadera capital “LA GRAN TENOCHTITLAN”.

AZTAXELLI
Adorno de plumas de garza que llevaba el dios de los AZTECAS TEZCATLIPOCA en una de sus representaciones.

AZTECAS
(AZTECATL)
Nombre que tomó una de las tribus de origen NÁHUATL (Nahoa) cuando salió de las SIETE CUEVAS o CHICOMOZTOC, para formar la que constituiría una gran estirpe guerrera.
Esta tribu partió, en el año 1075 de Nuestra Era según lo atestigua el historiador don FERNANDO ALVARADO TEZOZÓMOC que fuera nieto del emperador MOCTEZUMA XOCOYOTZIN.
Llegaron a TEXCOCO en el complejo lacustre que llenaba totalmente EL VALLE DE MÉXICO en el AÑO 1345 D. DE JC.
En una pequeña isleta entre los juncos que abundaban en el enorme lago, fundaron su capital a la cual llamaron TENOCHTITLAN, y en cuyo mercado posteriormente se podía comprar tanto como: verduras, maíz, cacao, frijoles, plumas recubiertas de polvo de oro, joyas de plata, vasijas de barro, cestas, tejidos, hasta toda clase de hierbas para curar y matar, tortillas, chiles de varios tipos, insectos, aves, ranas, pavos, conejos, perros especialmente engordados para ser comidos, serpientes, peces, tortugas, cangrejos, jabalíes, faisanes, etcétera
Eran capaces de regular el tráfico de las canoas en su trayecto por el lago y realizar empadronamientos para el cobro de los tributos.
Además sus estudiosos estaban perfectamente informados acerca de la forma esférica que tienen los planetas.
Pero, según las tradiciones ancestrales de esta civilización, cada 52 años, se acabaría el mundo.
“Esta cifra correspondía a un SIGLO AZTECA, cuya cantidad se obtenía de multiplicar cada uno de sus 4 símbolos anuales por 13 vueltas cada uno”.
Esta fue la razón por la que ofrecían sacrificios humanos a sus dioses con el fin de apaciguar su cólera y salvar a la HUMANIDAD de otro desastre, como los 4 que ya habían sucedido anteriormente; de ahí la creencia en que vivían el 5º Sol.
De esta manera sus sacerdotes conservaban devotamente el recuerdo de “AZTLÁN”, (ATLÁNTIDA) país situado para ellos al ESTE de su actual capital TENOCHTITLAN, y lugar de donde habría llegado su dios QUETZALCÓATL, portador de la civilización.
Esta creencia fue en gran medida la razón de la derrota de éstos valientes guerreros a manos un puñado de conquistadores españoles.
Por otro lado la tribu norteamericana de los SHOSHONES, consideraba a los aztecas como la raza aborigen de AMÉRICA.

AZTECATL
(AZTECAS)
Es la misma denominación de ésta civilización, solamente que en su idioma el NÁHUATL, debido a que la terminación “ATL”, significa el plural del nombre, semejante a la “S” en el nuestro.

AZTLÁN
(AZTATLÁN)
(LUGAR DE LAS GARZAS)
Mítico sitio y lugar de procedencia de los AZTECAS y cuyo nombre tiene mucha semejanza con el de LA ATLÁNTIDA, pero que es mucho más antiguo que las inscripciones existentes en el Templo de MEDINET HABÚ construido por RAMSÉS III en EGIPTO.
Este fabuloso sitio, supuestamente estaba situado en medio de un lago donde originalmente se hallaban establecidas varias tribus de origen NÁHUATL, como los HUEXOTZINCAS, los CHALCAS, los XOCHIMILCAS, los CHUITLAHUACAS, los MALINALCAS, los CHICHIMECA, los TEPANECAS, los MATLATZINCAS y los AZTECAS.
De éste lugar LOS AZTECAS, en el año 1 Pedernal, cuando nació su dios principal HUITZILOPOCHTLI, les avisó que salieran en peregrinación para establecerse en otra isla situada en medio de otro lago en donde fundarían una ciudad que sería TENOCHTITLAN, la capital de su gran Imperio.

EL DE LA FAZ OBSCURA
(HUITZILOPOCHTI)
DIOS AZTECA, CUYO NOMBRE PROVENÍA DE LAS PALABRAS: HUITZILIN, QUE SIGNIFICABA COLIBRÍ Y OPOCHTLI, SINIESTRO Ó LÚGUBRE, (ES DECIR EL COLIBRÍ LÚGUBRE).
En una de sus manifestaciones era considerado como un dios solar que nacía todos los días de su madre la tierra.
Además existió como un individuo mitológico NÁHUATL, considerado como caudillo de los AZTECAS en su prolongada peregrinación desde AZTLÁN ó AZTATLÁN, y fue el mismo que en cierto lugar les dio el arco y la flecha, así como la red para colocasen las piezas cobradas ahí, además les instruyó como cazadores, al mismo tiempo que les cambiaba el nombre a MEXICATL en lugar de AZTECATL que antes ostentaban.
En otra advocación es TEZCATLIPOCA que siendo un dios nocturno, se encuentra pintado en varios códices con el color negro, pero con la cara surcada por franjas alternadas de los colores azul y amarillo.

BEZOTE
Especie de arete grande usado en una hendidura hecha debajo del labio inferior y esgrimido como adorno por ciertos indígenas precolombinos de MÉXICO como los TLAXCALTECAS.

CALMÉCAC
(LA ESCUELA DE LOS NOBLES)
A diferencia del TELPOCHCALLI que era la escuela popular de guerra; ésta era la escuela de la que salían los jefes superiores del ejército azteca, los sacerdotes, los jueces y los reyes, además consideraban como su patrón a QUETZALCÓATL.

CALLI
(CASA)
Uno de los cuatro signos de los años entre el pueblo azteca que al ser multiplicado 13 veces junto con las otras tres grafías llamadas ÁCATL (CAÑA), TÉCPATL, TECHTLI (CONEJO) respectivamente, se obtenía el Siglo Azteca ó XIUHMOLPILLI, que era el nombre que éste estado, daba a cada nuevo ciclo de 52 años.

CAMAXTLE
Era el dios tutelar de los TLAXCALTECAS, mientras que los principios masculinos TONACATECUHTLI y femeninos TONACACÍHUATL entre los mexicanos a los que también llamaban como
“El señor y la señora de nuestra carne y de nuestro sustento”.
Ambos principios, tuvieron 4 hijos llamados respectivamente
TEZCATLIPOCA ROJO XIPE Ó CAMAXTLE,
TEZCATLIPOCA NEGRO TEZCATLIPOCA,
QUETZALCÓATL DIOS DEL AIRE Y DE LA VIDA
HUITZILOPOCHTLI TEZCATLIPOCA AZUL.

COLHUACAN
(CULHUACAN)
Lugar junto al lago de CHALCO al que llegaron y se asentaron los COLHUAS, una de las tribus de origen NÁHUATL que salieron en peregrinación de la mítica AZTLÁN.
Posteriormente sería el asiento de las primeras tribus de AZTECAS a quienes los lugareños llamaban, los ATLACA CHICHIMECA (Salvajes Lacustres)

CONCHA TORCIDA
(EPCOLOLLI)
Objeto como una especie de cetro enroscado que portaba el dios QUETZALCÓATL en una de sus representaciones, como la del viento EHÉCATL, entre los aztecas.

CONEJO
(TOCHTLI)
Entre los aztecas así era conocido pero entre los SIOUX, una tribu norteamericana, era personificado en un mito llamado “ICTINIKE, EL SOL Y EL CONEJO”, también interviene en la fábula de “PAHE WATHAHUNI, LA COLINA DEVORADORA”, y junto con la liebre entre los antiguos habitantes de AMÉRICA CENTRAL, del MEDITERRÁNEO, de CHINA y del ASIA SUDORIENTAL, representan la “LUNA MENGUANTE TRAGADA POR LA OSCURIDAD”.

HOMBRE DE TEPEXPAN
En este sitio cercano a la CIUDAD DE MÉXICO, el antropólogo HELMUT DE TERRA descubrió los vestigios fosilizados de un hombre primitivo al lado del esqueleto de un elefante y según la prueba del carbono 14, ambos vivieron hacia el AÑO 9,300 A. DE JC..
Es decir, 250 años después de la desaparición de la ATLÁNTIDA.

MATLALCUEITL
(LA DIOSA DE LAS FALDAS VERDES)
Era el antiguo nombre de la montaña de TLAXCALA que hoy conocemos como LA MALINCHE, y que forma parte de la cordillera del IZTACCIHUATL.

EL PÁJARO DE FUEGO
En la población de MALINALCO en el ESTADO DE MÉXICO, se encontró una bellísima fuente con representaciones del PÁJARO DE FUEGO en actitud de aterrizar.
También en ALASKA se ha representado éste ser en los llamados “TÓTEM”.

PEYOTE
Este hongo alucinógeno llamado por los “chamanes” “VENADO AZUL” al ser masticado produce una serie de alteraciones en la percepción humana y algunos de estos “chamanes”, aseveran que pueden ver a un abuelito llamado XICURI, que les permite curar enfermos, encontrar objetos perdidos, etcétera, mientras que el tiempo transcurre más lentamente, los colores de las llamas del fuego toman volumen y los sonidos adquieren capacidades tridimensionales.

LA PIRÁMIDE DE CUICUILCO
Esta pirámide situada al Sur de la CIUDAD CAPITAL DE MÉXICO, no presenta semejanza con otra arquitectura de la región y fechada por medio del carbono 14 tiene cuando menos 7,000 años de antigüedad, además ha sido objeto de culto desde los tiempos más remotos de México.
Su estudio emprendido por el norteamericano BYRON S. CUMMING y los mexicanos el doctor MANUEL GAMIO y JOSÉ ORTIZ, ha llevado a excavaciones gracias a las cuales han sido encontrados objetos de una civilización más adelantada a las conocidas mexicanas
(Los primeros trabajos se iniciaron por 1920)
Llegándose a la conclusión de que la erupción volcánica que cubrió de lava la pirámide y motivó su abandono como lugar sagrado puede datarse en 250 A. DE JC.
La búsqueda continúa y quizá se hallen las momias de quienes hace 7,000 años la construyeron y se sirvieron de ella como observatorio astronómico.
Una calzada de hormigón llevaba a la cima lo que demuestra un elevado nivel técnico.
Es posible que los OLMECAS desciendan de quienes levantaron estas pirámides.
Así sus posibles constructores debieron ser más antiguos que quienes construyeron las pirámides de EGIPTO.

EL REY DE TEXCOCO
(NEZAHUALCOYÓTL)
Adoraba a un dios invisible que no se puede representar al que llamaba TLOQUE NAHUAQUE (EL DIOS DE LA INMEDIATA VECINDAD) ó IPALNEMOHUANI
(Aquel por quien todos viven),
(Que está colocado sobre los cielos en el punto más alto y del que dependen todas las cosas).
En una actitud francamente monoteísta elevó una pirámide en TEXCOCO con 9 cuerpos representativa de los 9 cielos, sin ningún santuario en su cima ni estatua que representara al dios, porque no puede representarse y debe concebirse sólo como una idea pura.

UN SACERDOTE
(TECUTLI)
Nombre otorgado en TENOCHTITLAN a todos seres que hacían las veces de oficiantes e intermediarios entre sus dioses y el pueblo.

LOS SALVAJES LACUSTRES
(ATLACA CHICHIMECA)
Era la forma despectiva en que referían a los AZTECAS, los demás pueblos ribereños del sistema lacustre del VALLE DE ANAHUAC, debido a la vida de miseria que llevaban cuando llegaron por primera vez a establecerse en sus riberas, pues solamente se dedicaban a cazar las aves que lo habitaban y a la pesca de sus peces, animales que posteriormente cambiaban por los materiales necesarios para la construcción de sus templos y casas.

SE TOMA EL AÑO NUEVO
(XIUHTZITZQUILO)
Literalmente se le llamaba así, a la solemne festividad de “TOMAR EL AÑO NUEVO” con la cual los AZTECAS celebraban el principio de cada nuevo ciclo de 52 años o “RENOVACIÓN DEL CICLO VITAL”.
Ellos tenían la creencia que al final de cada ciclo se acabaría el mundo si no volvía a aparecer el SOL, así que cuando lo veían surgir desde el CERRO DE LA ESTRELLA ó HUITZACHEPETL iniciaban sus sacrificios para agradecer al dios SOL ó TONATIUH que no se hubiera terminado la vida en su UNIVERSO ó CEMANÁHUAC.

EL SEÑOR DE HOMBRES
(TLATOANI)
(EL SEÑOR DE LA PALABRA)
Entre los AZTECAS se le llamaba así a quien fungía como emperador, y dentro de todos ellos especialmente a MOCTEZUMA.

EL SEÑOR DE LA CASA DEL ALBA
(TLAHUIZCALPANTECUTLI)
Este dios de la iconografía AZTECA era representado con dos caras una era la de un hombre vivo y la otra la de un cráneo descarnado.

EL SEÑOR DE LA ESTERA
(NAPPATECUHTLI)
Era el dios de los que fabricaban petates, cestos y otros objetos, aunque todos ellos deberían ser hechos con el tule o las cañas de la laguna.

EL SEÑOR DE LA PALABRA
(SEÑOR DE HOMBRES)
(TLATOANI)
Entre los AZTECAS se le llamaba así a quien fungía como emperador, y dentro de ellos especialmente a MOCTEZUMA.

EL SEÑOR DE LA TIERRA
(TLALTECUHTLI)
En el encrespado pelo de ésta deidad AZTECA, tal y como lo llevan otras deidades infernales, generalmente se le presentan ciempiés, alacranes, arañas, serpientes y otros animales nocturnos y venenosos que sirven de acompañantes a los dioses de la muerte, porque éste dios hacía la conexión entre las deidades de la tierra, de la noche y de la muerte.

LA SEÑORA DE LA FALDA VIEJA
(ILAMATECUHTLI)
A la mazorca del maíz cubierta ya por las hojas secas, era conocida como ILAMATECUHTLI, según la mitología AZTECA.

SERPIENTE
(COATL)
(HERMANO GEMELO)
De éste prefijo se deriva el mexicanismo “cuate” (amigo)

LA SERPIENTE DE NUBE
(MIXCOATL)
Entre los AZTECAS representaba la constelación de “LA VÍA LÁCTEA”, y estaba emparentada con TEZCATLIPOCA.
Mientras que entre los CHICHIMECAS representaba al dios de la caza.

LA SERPIENTE DE PLUMAS
(EL GEMELO PRECIOSO)
(QUETZALCÓATL)
Estos son otros de los nombres del también llamado “EL PROMETEO MEXICANO”.
En los mitos primitivos AZTECAS correspondía al TEZCATLIPOCA BLANCO o el punto cardinal del OESTE, y dios de la Providencia según el CÓDICE DE BOLONIA O COSPI.,
Mientras que para otros el nombre correspondía a TEZCATLIPOCA;
Además era el patrón del “CALMÉCAC” o escuela de los nobles de donde salían los jefes superiores del ejército, los sacerdotes, los jueces y los reyes.
Según el concepto NÁHUATL, el hombre había sido creado varias veces y asimismo había sido destruido otras tantas por un cataclismo, de ésta forma el último hombre.
Aunque según el CÓDICE MENDIETA, fue creado por un dios benéfico para todos, llamado QUETZALCÓATL, que bajó al mundo de los muertos el tenebroso MICTLÁN, donde reinaba el dios MICTLANTECUTLI; para recoger los huesos de las generaciones pasadas y regándoles con su propia sangre, creó la NUEVA HUMANIDAD, pero mientras esto hacía, el dios del MICTLÁN celoso, ordenó a las codornices que atacaran al dios QUETZALCÓATL.
Después de este hecho, por su osadía al atacar a un dios, estas aves fueron condenadas a ser sacrificadas, y a que con su sangre fuesen regados los altares de los sacrificios.
A QUETZALCÓATL, también lo consideraban como el descubridor del maíz, que guardaban las hormigas dentro de un cerro.
QUETZALCÓATL, a los hombres les enseñó la manera de pulir el jade y las otras piedras preciosas así como encontrar los yacimientos de ellas, a tejer las telas policromas con el algodón milagroso que ya crecía teñido de diferentes colores y a fabricar los mosaicos con las plumas del QUETZAL, del PÁJARO AZUL, del COLIBRÍ, de la GUACAMAYA y de otras de las aves de brillante plumaje de la selva.
Curiosamente entre algunas personas que han sido abducidas (raptadas por extraterrestres) relataron que los seres que lo hicieron, parecían haber estado hechos de “plumas luminosas”
Ahora siguiendo con nuestra crónica sobre QUETZALCÓATL, sobre todo enseñó al hombre la ciencia dándole el medio de medir el tiempo y estudiar las revoluciones de los astros, le enseñó el calendario e inventó las ceremonias para las oraciones y los sacrificios.
De esta forma QUETZALCÓATL, es un héroe antiquísimo, que ya existía como KUKULCÁN y GUKUMATS entre los MAYAS y los QUITCHÉS y aunque no se sabe su nombre aparece como serpiente emplumada en las antiquísimas ruinas TEOTIHUACANAS, anteriores a la época TOLTECA.
Como un dios ZAPOTECA, era representado frecuentemente en las urnas de barro, características de su cultura y de las que les precedieron en el VALLE DE OAXACA, las que por muchas de sus características parecen ser representaciones de éste mismo dios;
Además también aparece en las creencias de toda Mesoamrica.
En la religión NÁHUATL, lo describían como
“Un hombre blanco de frente amplia, de ojos grandes, de cabellera extensa y clara, de barba larga y redonda, vestido hasta los pies con una capa blanca sembrada de cruces coloradas, llegado del Norte, que era de condición suave e ingeniosa, que les enseñó a fundir el oro y la plata y labrar las piedras preciosas, que luego se dedicaba a cuidar y aspirar el delicado perfume de sus jardines, y que según lo había profetizado, habiéndose inmolado en el levante al abandonar la ciudad de TULA, por el mítico TLILLAN TLAPALLAN “la tierra del negro y del rojo” y su promesa de volver por el oriente en el año de su nombre CE ACATL con mas hombres como él”.
Siendo uno de los máximos dioses del PANTEÓN AZTECA, sintetizaba un sólo dios con múltiples aspectos así lo tenemos como el dios del viento (EHÉCATL), el dios de la vida, de la mañana, el planeta VENUS, el dios de LOS GEMELOS (VENUS por la mañana y en la tarde), de los monstruos, etcétera; teniendo varios nombres como, QUETZALCÓATL, TLAUIZCALPANTECUTLI, CE-ACATL. XOLOTL, etcétera

LA SERPIENTE EMPLUMADA
En MÉXICO representa a la luna menguante siendo tragada por la oscuridad.
Aunque algunos investigadores sostienen que éste mítico reptil realmente representa un crucero cósmico lo que coincide con ciertas LEYENDAS BOLIVIANAS, las cuales nos dicen que nuestro satélite es “DEVORADO POR LOS HOMBRES DEL CIELO”.

EL SIGLO AZTECA
(XIUHMOLPILLI)
Es el nombre que los AZTECAS daban a cada nuevo siglo de 52 años, cifra que se obtenía al multiplicar 13 veces por cada uno de los 4 signos de los años, es decir (TECHTLI, ÁCATL, TÉCPATL y CALLI) o de esta manera tenemos que 13 X 4 = 52.

EL SOSTÉN DEL MUNDO
Mientras que para los griegos el gigante barbudo ATLANTE sostenía el mundo sobre sus hombros, pero para los TOLTECAS y los AZTECAS quien lo hacía era QUETZALCÓATL.
En cambio para otros pueblos quien llevaba este deber era la “TORTUGA SAGRADA”, venerada como símbolo de la creación
(Quizá porque parece contener los motivos de la creación: el “HUEVO CÓSMICO” y la “MÍTICA SERPIENTE”)
Esta creencia se encuentra extendida tanto en EUROPA, ÁFRICA y ASIA, como en YUCATÁN, MÉXICO y en la famosa “PEDRA PINTADA” del BRASIL y en otras localidades de AMAZONÍA.

TEPEYOLOHTLI
(EL DIOS DE LAS MONTAÑAS)
En el panteón AZTECA, era el dios que reinaba en las altas cumbres de la nación.

TEPOCHCALLI
(ESCUELA POPULAR DE GUERRA)
A donde asistían los jóvenes plebeyos AZTECAS, y cuyo patrón era el dios TEZCATLIPOCA.

TEPOZTÉCATL
(HACHA DE COBRE)
Era el dios del pulque, entre los indígenas de TEPOZTLÁN, estado de MORELOS, e igual como se cuenta de HUITZILOPOCHTLI y QUETZALCÓATL, también nació de una virgen fecundada milagrosamente, según el CÓDICE MAGLIABECCI.

TEPU ó TEPE
En muchas tierras mesoamericanas, estas palabras significaban “LUGARES ELEVADOS”.

TEXCUCO
(TEXCOCO)
Lugar de asentamiento de una tribu de origen Nahoa en el cual se originó el llamado Rey Poeta NEZAHUACOYOTL.

TEZCATLIPOCA
(EL CIELO NOCTURNO)
(“EL NEGRO”)
(“EL SEÑOR DE LA NOCHE Y EL VIENTO”)
(“EL ESPEJO QUE HUMEA”)
Se cree que fue un creador alterno junto con QUETZALCÓATL, de una de las humanidades que han existido, siendo un
“Dios todopoderoso multiforme y ubicuo, patrono de los salteadores, brujos y hechiceros así como de los malvados”.
Tenía como “nagual” o disfraz al tigre, cuya piel manchada semeja el cielo con sus enjambres de estrellas, también era tomado como la “OSA MAYOR”; quien después de recibir un bastonazo de QUETZALCÓATL, cayó a la tierra transformándose en TIGRE y comiéndose a los gigantes que entonces habitaban el mundo quedando despoblado éste, en el día 4 TIGRE.
Está conectado con todos los dioses estelares como la
“Luna y aquellos que significan muerte, maldad o destrucción”.
Estaba considerado principalmente como el dios de la “PROVIDENCIA, ERA OMNIPRESENTE Y ENTENDÍA DE TODOS LOS ASUNTOS HUMANOS”, así era adorado en TENOCHTITLAN y en otras partes de México como en TEXCOCO.
También era el
“Eternamente joven el TELPOCHTLI que no envejece nunca y YÁOTL el enemigo, el patrono de los guerreros por lo cual se le encuentra conectado con HUITZILOPOCHTLI, que es el cielo azul”
Del cual es en cierto modo contrario, pues TEZCATLIPOCA es el cielo nocturno.
Es el patrono de los príncipes recibiendo el nombre de NEZAHUALPILLI (EL PRÍNCIPE QUE AYUNA) y como OME ÁCATL preside en los convites y banquetes, su fetiche es el cuchillo de pedernal o de obsidiana y así se llama “TÉCPATL O IZTLI” “ES EL SEÑOR DEL FRÍO Y DEL HIELO”, es también TZTLACOLIUHQUI (EL CUCHILLO CURVO DE PEDERNAL), ES TAMBIÉN EL DIOS DEL PECADO Y DE LA MISERIA.
También es conocido como XIUHTECUHTLI (EL SEÑOR DEL AÑO) e IXCOZAUHQUI (EL CARIAMARILLO) Todas son otras versiones de TEZCATLIPOCA como INVENTOR DEL FUEGO.
El jaguar que es “EL CORAZÓN DEL MONTE”, TEPEYOLOHTLI es su disfraz. Preside en “LA CASA DE LOS GUERREROS JÓVENES Y SOLTEROS EN EL TEPOCHCALLI, LA ESCUELA POPULAR DE GUERRA A LA QUE ACUDEN LOS PLEBEYOS, mientras que QUETZALCÓATL es el patrón del CALMÉCAC, la escuela de los nobles, donde salen los jefes superiores del ejército, los sacerdotes, los jueces y los reyes.

TL
Grupo consonántico que aparece en el IDIOMA AZTECA para describir multitud de cosas.

TLACAHUALO
Las fechas entre el 13 de febrero al 4 de marzo, eran consideradas de mal agüero y nefastas para ellos según los mitos AZTECAS.

TLACATECOLOTL
(HOMBRE BÚHO)
Entre los indígenas mesoamericanos era considerado como “EL PRINCIPIO DEL MAL”
Personaje cuyo canto era maligno para el indígena, pues significaba su muerte, y entre las creencias de los AZTECAS, existe una expresión popular que dice:
“Cuando el tecolote (búho) canta, el indio muere”.

TLACOCHTLI
Eran los dardos que usaban los guerreros AZTECAS, en sus numerosas batallas.

TLACHTLI
Juego de pelota entre los AZTECAS, que consistía en meter una pelota de hule a través de un aro yuxtapuesto a una pared, usando únicamente las rodillas, los codos o las caderas, así cuando alguien llegaba a pasar la pelota, era el vencedor, recibiendo lo que quisiera de los espectadores, incluso el sacrificio de los perdedores.

TLACUILO
Era el dibujante de códices según las costumbres AZTECAS.

TLAHUIZCALPANTECUTLI
(EL SEÑOR DE LA CASA DEL ALBA)
Este dios de la iconografía AZTECA era representado con 2 caras el anverso era la de un hombre vivo y el reverso la de un cráneo descarnado, lo que significa la fragilidad de la vida humana.

TLÁLOC
(EL QUE HACE BROTAR)
(DIOS DE LA LLUVIA Y DEL RAYO O FUEGO CELESTE)
Entre los mesoamericanos era el dios de las cosechas y de las lluvias que vivía entre las montañas y los volcanes, esta es la deidad más importante entre los dioses del agua y de la vegetación, y una de las deidades más antiguas de los AZTECAS y de los mesoamericanos, así mientras los indios MAYAS le llamaban CHAC, los TOTONACOS le decían TAJÍN (Trueno), los MIXTECOS lo conocían como TZAHUI y los ZAPOTECOS le llamaban COCIJO, de esta forma su culto se pierde en la historia mas remota.
Fue el dios principal de la antigua cultura OLMECA, y en TEOTIHUACAN tiene mas representaciones que QUETZALCÓATL.
TLÁLOC tuvo como primera esposa a XOCHIQUETZAL (la diosa de las flores y del bien querer), pero fue robada por TEZCATLIPOCA, por lo que después TLÁLOC aceptó como esposa a MATLALCUEITL (la diosa de las faldas verdes), antiguo nombre de la montaña de TLAXCALA que hoy conocemos como “LA MALINCHE”, y que forma parte de la cordillera del IZTACCIHUATL.
El agua de las lluvias se almacenaba en grandes cuevas que había en las montañas y después salía por los manantiales.
Todo esto propició que en el día 4 LLUVIA, QUETZALCÓATL hiciera que lloviera fuego y los hombres perecieron o fueron convertidos en pájaros, comiendo sólo unas semillas llamadas ACECENTLI ó maíz de agua.
Aunque TLÁLOC era por lo general un dios benéfico, a veces traía la inundación, el granizo, el hielo y el rayo y para aplacarlo sacrificaban prisioneros especialmente niños, vestidos como él “ser divino” con la máscara característica y con todos sus atavíos que son de color azul como el agua.
Pero cuando su cuerpo y cara están pintados de negro entonces es la nube tempestuosa, por otro lado las nubes normales están indicadas por el tocado de plumas de garza AZTATZONTLI que lleva en la cabeza y que remata en dos plumas de quetzal llamadas QUETZALMIAHUAYO (La espiga preciosa), su compañera es la diosa del mar y de los lagos CHALCHIUHTLICUE (La de la falda de jade).

TLALTECUHTLI
(EL SEÑOR DE LA TIERRA)
En el encrespado pelo de ésta deidad como lo llevan todas las DEIDADES INFERNALES, se presentan generalmente ciempiés, alacranes, arañas, serpientes y otros animales nocturnos y venenosos que sirven de acompañantes a los dioses de la muerte, porque éste dios hace la conexión entre las deidades de la tierra, con las de la noche y de la muerte.

TLAMATINIME
(LOS HOMBRES SABIOS)
Generalmente se trataba de los más sabios, viejos y venerables ancianos, los cuales constituían un consejo de asesores en la genealogía de los AZTECAS.

TLATOANI
(EL SEÑOR DE HOMBRES)
(EL SEÑOR DE LA PALABRA)
Entre los AZTECAS se le llamaba así a quien fungía como emperador, y dentro de ellos especialmente a MOCTEZUMA.

TLAXCALLAN
(TLAXCALA)
Ciudad de fieros guerreros que nunca aceptaron la hegemonía MEXICATL, e incluso se unieron a HERNÁN CORTÉS en la conquista del MÉXICO-TENOCHTITLAN, sirviendo como “carne de cañón” como vulgarmente se dice.

TLAZOLTÉOTL
(LA DIOSA DE LA INMUNDICIA)
Era la misma diosa de la tierra en su doble función como creadora y destructora (era inmunda porque se tragaba los cadáveres que eran sepultados)

LLEGADA DE LOS DIOSES BLANCOS
Las leyendas AZTECAS decían que QUETZALCÓATL, un hombre blanco y barbado, llegó de alguna parte del Este poco después de una catástrofe que había oscurecido el sol durante bastante tiempo. QUETZALCÓATL lo trajo de nuevo y también les aportó las artes de la civilización.
Cuando los españoles llegaron a México se quedaron fascinados ante la visión de las pirámides aztecas y, al mismo tiempo, se horrorizaron con la tradición de los sacrificios humanos.
Lo consideraban una costumbre cruel y bárbara, pero lo que no sabían es que databa de miles de años y que su finalidad era impedir que los dioses provocaran alguna catástrofe, como lo habían hecho en un pasado remoto.
Los libros sagrados de los INDIOS QUICHÉS de GUATEMALA también mencionaban una gran catástrofe que había convulsionado América Central en un remoto pasado.
El investigador GRAHAM HANCOCK, que viajó hasta América del Sur en busca de indicios de una civilización antigua existente miles de años antes del EGIPTO dinástico, se fijó especialmente en la ciudad de TIAHUANAKO y en el LAGO TITIKAKA, en los Andes. TIAHUANAKO fue un puerto en otro tiempo, como lo revelan sus inmensos muelles, uno de los cuales es lo suficientemente grande como para dar cabida a cientos de barcos.
Docenas de enormes bloques esparcidos en forma caótica indican que sufrió algún terremoto o algún desastre parecido.
En las cercanías de ésta enigmática ciudad circulaba la leyenda de VIRACOCHA, el dios blanco procedente del mar, al que en este lugar se conocía bajo el nombre de TUNUPA.
Curiosamente las embarcaciones del LAGO TITIKAKA, se parecían a las egipcias, los indígenas del lugar aseguraban que el modelo se los había enseñado la gente de VIRACOCHA.
Se supone que una estatua de más de dos metros, tallada en piedra arenisca roja, es de VIRACOCHA o TUNUPA.
Se trata de un hombre de ojos redondos y nariz recta, bigote y barba, lo cual es una clara señal de que no se trata de un indígena.
En este lugar al igual que en EGIPTO, destaca el gran tamaño de los bloques de construcción uno de los cuales pesa 440 toneladas, más del doble de lo que pesan los inmensos bloques del TEMPLO DE LA ESFINGE, en GIZEH.
Una de las zonas rituales de la antigua TIAHUANAKO es un gran recinto llamado “EL KALASASAYA”, el LUGAR DE LAS PIEDRAS VERTICALES, cuyas afiladas rocas, de más de 3.½ metros de altura, desempeñaban un papel astronómico.
Dos puntos de observación del recinto señalan el solsticio de invierno y el de verano.
Actualmente los dos trópicos están exactamente a 23 grados y 30 minutos al Norte y al Sur del Ecuador, pero los dos puntos de solsticio en EL KALASASAYA revelan que fueron construidos cuando los dos trópicos se hallaban situados a 23 grados, 8 minutos y 48 segundos del ecuador, es decir en torno a la mágica fecha del 10,500 A. DE JC.
El conocimiento de primera mano que obtuvo HANCOCK confirmó su creencia de que existió una civilización que había precedido a la devastación de TIAHUANAKO, en algún momento del XI MILENIO A. DE JC., y que fue una antepasada común del EGIPTO DINÁSTICO, de los OLMECAS, de los MAYAS y los AZTECAS, así como de los constructores de los monumentos megalíticos europeos.

LLEGADA DE LOS ESPAÑOLES A TENOCHTITLAN
Fue en el año de 1519 a la situada en el complejo lacustre del lago de TEXCOCO a 2,277 metros sobre el nivel del mar, era la capital del IMPERIO AZTECA Ó TENOCHCATLALPAN y cayó en poder de los españoles el 13 de agosto de 1521.

MALINTZIN
(MALINCHE)
Nombre puesto a una princesa, quien fue entregada a HERNÁN CORTES como esposa e intérprete por un soberano de la región del golfo llamada TECTÍCPAC y que según la crónica hecha a MOCTEZUMA por un mensajero:
“Acompañó a esos seres extraños, a los hombres barbudos que montan venados, que vomitan fuego, y que viene hablando en lengua Náhuatl”.

MALINCHE
(MALINTZIN)
Nombre puesto a una princesa, quien fue entregada a HERNÁN CORTES como esposa e intérprete por un soberano de la región del golfo llamada TECTÍCPAC y que según la crónica hecha a MOCTEZUMA por un mensajero:
“Acompañó a esos seres extraños, a los hombres barbudos que montan venados, que vomitan fuego, y que viene hablando en lengua Náhuatl”.

NAPPATECUHTLI
(EL SEÑOR DE LA ESTERA)
Entre los antiguos mexicanos era el dios de los que fabricaban petates, cestos y otros objetos todos hechos con el tule ó cañas de la laguna donde vivían.

NEZAHUALCÓYOTL
(EMPERADOR DE TEXCOCO)
(EL REY POETA)
Este rey que ya en el año de 1418, cantaba sus alabanzas a un dios invisible que no se podía representar al que llamaba TLOQUE NAGUAQUE (EL DIOS DE LA INMEDIATA VECINDAD) ó IPALNEMOHUANI (AQUEL POR QUIEN TODOS VIVEN), que está colocado sobre los cielos en el punto mas alto y del que dependen todas las cosas.
Obviamente era una actitud francamente monoteísta.
Elevó una pirámide en TEXCOCO con 9 cuerpos, representativa de los 9 cielos, sin ningún santuario en su cima, ni estatua que representara al dios, porque no puede representarse y debe concebirse tan sólo como una idea pura.

OCELOCOPILLI
(GORRO CÓNICO DE PIEL DE TIGRE)
Tocado que portaba QUETZALCÓATL en su representación como EHÉCATL (EL VIENTO).

OCTLI
(EL PULQUE)
Líquido embriagante extraído del maguey y fermentado por los AZTECAS que fue deidificado como MAYÁHUEL.

OME ÁCATL
(DOS CAÑA)
Cuando los aztecas consideraron como nefastos, los años CE TOCHTLI (1 CONEJO) se hizo la transferencia de la cuarta ceremonia y primera con ésta fecha del “DESCENSO DEL FUEGO NUEVO”, a los años llamados OME ACATL, que correspondían al AÑO DE 1247 D. DE JC. Y que fueron celebradas en el cerro del chapulín (CHAPULTEPETL)

OME CÍHUATL
(DOS SEÑORA)
Principio creador femenino, ó “SEÑORA DE NUESTRA CARNE o de NUESTRO SUSTENTO”, según creencias aztecas.

OME TECUHTLI
(DOS SEÑOR)
Principio creador masculino, ó “SEÑOR DE NUESTRA CARNE O DE NUESTRO SUSTENTO”, según las creencias AZTECAS.

OME TOCHTLI
(DOS CONEJO)
Era el dios del pulque entre los AZTECAS.

OME YOCAN
(DOS LUGAR)
Sitio de residencia de los principios masculinos (TONACATECUHTLI) y femenino (TONACACÍHUATL) entre los mexicanos a los que también llamaban como “el señor y la señora de nuestra carne y de nuestro sustento”.
Ambos, tuvieron 4 hijos llamados el TEZCATLIPOCA ROJO, (Xipe ó Camaxtle), el TEZCATLIPOCA NEGRO (ó simplemente Tezcatlipoca), QUETZALCÓATL (el dios del aire y de la vida) Y HUITZILOPOCHTLI ó el (Tezcatlipoca azul).

PEREGRINAJE AZTECA
Los AZTECAS salieron de AZTLÁN EN 1091 y tras su peregrinaje que duró 906 años, llegaron al sitio indicado por su dios HUITZILIPOCHTLI para fundar la que sería la capital de enorme imperio MÉXICO-TENOCHTITLAN.

TLOQUE NAHUAQUE
El dios invisible que no se puede representar que “VIVE EN LO MAS ALTO DE LOS CIELOS” adorado por NEZAHUALCOYÓTL el rey de TEXCOCO, también llamado IPALNEMOHUANI (EL DIOS DE LA INMEDIATA VECINDAD) ó “AQUEL POR QUIEN TODOS VIVEN”.

TOCI
(NUESTRA ABUELA)
Otra de las formas que tomaba la diosa COATLICUE, entre los AZTECAS.

TOCHTLI
(CONEJO)
Así era llamado éste animal en el idioma NÁHUATL.

BELLOTAS
(7 HIERBA)
Era el nombre esotérico que les daban en el lenguaje especial que empleaban los sacerdotes AZTECAS a las semillas de estas coníferas.

CHAPULTEPETL,
(CERRO DE LOS CHAPULINES)
Lugar de refugio temporal de los aztecas cuando huían de la persecución del señor de COLHUACAN, por la afrenta que le habían hecho al desollar a su hija COPIL y vestir con su piel a un joven mancebo:
Pero ellos no lo consideraban una afrenta puesto que sólo habían rendido culto a sui dios XIPE-TOTEC ó “Nuestro Señor el Desollado.”•

CARLOS CHAVEZ
Magnífico compositor mexicano de sinfonías, música de cámara, conciertos y director de orquesta.
Su música combina elementos del folklore mexicano con las modernas técnicas de composición.
Entre sus obras se encuentran la SINFONÍA ANTÍGONA, LA SINFONÍA INDIA y LA SINFONÍA PROLETARIA.

CHICOMECÓATL
(DIOSA DEL MAÍZ Ó DE LOS MANTENIMIENTOS),
(CHICOMOLOTZIN ó 7 MAZORCAS DE MAÍZ)
CHICOMECÓATL ó 7 SERPIENTE (Como nombre esotérico)
Su culto es antiquísimo en mesoamérica, quizá de la época arcaica, cuando era conocida como “la diosa de la fecundidad de la tierra”.

CHICOMOZTOC
(LUGAR DE LAS SIETE CUEVAS)
Emplazamiento mítico de donde supuestamente partieron las tribus de origen NÁHUATL en su peregrinación para fundar los diferentes reinos de MÉXICO.

LOS CHIMALLI
Era el nombre que daban al escudo los guerreros AZTECAS.

LAS CHINAMPAS
Eran Parcelas semiflotantes formadas por masas de juncos, tules, troncos y tierra que construyeron los AZTECAS para ganar terreno al pequeño lugar que ocupaban en una de las riberas del enorme complejo lacustre en el que vivían y en estas CHINAMPAS cultivaban flores, hortalizas y legumbres, etcétera, todos estos eran productos de los que se alimentaban y el resto era comerciado en el mercado de TLATILOLCO.

NEMONTEMI
(LOS DIAS NEFASTOS)
Según el doctor GUSTAVO CASO estos días eran considerados nefastos por los AZTECAS y estaban colocados entre el 19 y el 23 de enero, de esta forma el inicio del año MEXICATL (IZCALLI) se situaba entre el 24 de enero y el 12 de febrero, mientras que el TLACAHUALO, comprendía del 13 de febrero al 4 de marzo.

LOS QUE CAYERON DE CABEZA
(TZITZIMIME)
Para los AZTECAS eran los planetas y estrellas que parece que caen por el poniente, distinguiéndose el curso de su movimiento de las demás estrellas.
Además son todos ellos los que transformados en tigres o unos como demonios muy feos en la terrorífica noche del fin del siglo bajarían a la TIERRA y se comerían a los hombres en si la constelación de ALDEBARÁN no pasaba por el centro del firmamento a la altura de TENOCHTITLAN, en esa noche previa a la ceremonia del “FUEGO NUEVO”.

EL QUE NUNCA ENVEJECE
(EL ETERNAMENTE JOVEN)
(EL TELPOCHTLI)
Es otra de las representaciones de TEZCATLIPOCA.
Por eso presidía el TEPOCHCALLI ó ESCUELA POPULAR DE GUERRA a la que iban los jóvenes guerreros plebeyos.

QUETZALCÓATL
(LA SERPIENTE DE PLUMAS)
“EL GEMELO PRECIOSO”
También fue llamado “EL PROMETEO MEXICANO” en los mitos primitivos correspondía al TEZCATLIPOCA BLANCO o el punto cardinal del Oeste, y “dios de la providencia” según el códice de BOLONIA o COSPI, mientras que para otros lo era TEZCATLIPOCA;
Era además el patrón del “CALMÉCAC” o ESCUELA DE LOS NOBLES de donde salían los jefes superiores del ejército, los sacerdotes, los jueces y los reyes.
Según las leyendas NÁHUATL, el hombre había sido creado varias veces y asimismo había sido destruido otras tantas por un cataclismo, de ésta forma el último hombre según el CÓDICE MENDIETA, fue creado por un dios benéfico para todos QUETZALCÓATL, que bajó al mundo de los muertos
Este reino era llamado el MICTLÁN donde reinaba el dios MICTLANTECUHTLI; para recoger los huesos de las generaciones pasadas y regándoles con la sangre que derramó al perforarse su propio mimbro viril (TAMOACHÁN), pudo crear la NUEVA HUMANIDAD, mientras hacía esto, el dios del MICTLÁN, MICTLANTECUHTLI celoso, ordenó a las codornices que le atacaran.
Después por su osadía al atacar a un dios, estas aves fueron condenadas a ser sacrificadas y a que con su sangre fuesen regados los altares de los sacrificios.
A QUETZALCÓATL, también lo consideraban como el descubridor del maíz, que guardaban las hormigas dentro de un cerro, también les enseñó a los hombres, la manera de pulir el jade y las otras piedras preciosas así como encontrar los yacimientos de ellas, a tejer las telas policromas con el algodón milagroso que ya crecía teñido de diferentes colores y a fabricar los mosaicos de plumas de quetzal, del pájaro azul, del colibrí, de la guacamaya y de otras aves de brillante plumaje de la selva.
Pero sobre todo enseñó al hombre la ciencia dándole el medio de medir el tiempo y estudiar las revoluciones de los astros, le enseñó el calendario e inventó las ceremonias para las oraciones y los sacrificios. QUETZALCÓATL, es un héroe antiquísimo.
Existía como KUKULCÁN y KUKUMATS entre los MAYAS y los QUITCHÉS y aunque no se sabe su nombre aparecen como serpiente emplumada en las antiquísimas ruinas TEOTIHUACANAS, anteriores a la época tolteca.
Un dios ZAPOTECA representado frecuentemente en las urnas de barro, características de su cultura y de las que les precedieron en el VALLE DE OAXACA, por muchas de sus características parece ser también éste dios.
Además aparece en las creencias de toda MESOAMÉRICA.
En la religión NÁHUATL, lo representaban como
“Un hombre blanco de frente amplia, de ojos grandes, de cabellera extensa y clara, de barba larga y redonda, vestido hasta los pies con una capa blanca sembrada de cruces coloradas, llegado del Norte, que era de condición suave e ingeniosa, que les enseñó a fundir el oro y la plata y labrar las piedras preciosas, que luego se dedicaba a cuidar y aspirar el delicado perfume de sus jardines, y que según lo había profetizado, habiéndose inmolado en el levante al abandonar la ciudad de TULA, por el mítico TLILLAN TLAPALLAN “la tierra del negro y del rojo” (¿Acaso se trataría de la ATLÁNTIDA?) y su promesa de volver por el oriente en el año de su nombre CE ACATL con mas hombres como él”.
Siendo uno de los máximos dioses del PANTEÓN AZTECA, sintetizaba un sólo dios con múltiples aspectos así lo tenemos como el dios del viento, (EHÉCATL) el dios de la vida, de la mañana, el planeta VENUS, el dios de LOS GEMELOS (EL ASTRO POR LA MAÑANA Y EN LA TARDE), de los monstruos, etcétera teniendo varios nombres como, QUETZALCÓATL, TLAUIZCALPANTECUTLI, CE-ACATL. XOLOTL, etcétera.
Según otras tradiciones era:
Un “hombre-dios” blanco, pelirrojo y barbudo. Tenía sobre los hombros una larga túnica de tela negra y mangas cortas, había llegado de un país situado al Este.
Con éste personaje, MÉXICO entró en una Era de progreso y gran prosperidad, según esas tradiciones:
Aterrizó en una extraña nave con alas en el lugar que actualmente se encuentra VERACRUZ. El “CODEX VINDOBONENSIS” le representa descendiendo a Tierra después de haber salido de un agujero en el cielo. Cuando la misión de éste apóstol de la civilización fue interrumpida por sus enemigos, regresó a la costa y partió en una balsa de serpientes hacia el país de TLAPALLÁN.
Mientras que otra leyenda cuenta cómo
Este mensajero se arrojó a una pira funeraria, sus cenizas se elevaron al cielo y se transformaron en pájaro, mientras que su corazón se convirtió en el planeta Venus. QUETZALCÓATL resucitó y subió al cielo como un dios.
Civilizador, arquitecto, agricultor y jefe religioso, ha dejado una huella indeleble en ese país y algunas comunidades indígenas todavía hoy es venerado.
En otras palabras fue el hijo del SOL Y DE LA TIERRA, y hermano de la LUNA. Dios de los NAHOAS PRIMITIVOS (aunque otras versiones aseguran que era hijo del fuego y de la tierra), fue quien enseñó a los mesoamericanos el uso del maíz y de los vegetales para fines alimenticios y de los animales que se servían para la supervivencia.
Su paralelismo con la figura y el concepto del dios EGIPCIO OSIRIS es incuestionable, ya que éste asumía el carácter del “DIOS QUE ALIMENTA” y “DIOS AGRICULTOR” igual que QUETZALCÓATL.
¿Era su nave con alas un ingenio espacial, y la pira funeraria su rampa de lanzamiento?

QUILATZLI
(LA MADRE DE GEMELOS)
Entre los pueblos de origen NÁHUATL existía la creencia de que si alguna mujer daba luz a hijos gemelos, éstos serían grandes guerreros pudiendo llegar hasta generales del ejército.

MICTLANCUAUHTLA
(EL BOSQUE DE LA REGIÓN DE LOS MUERTOS)
Entre los MEXICATL, así se llamaba a la región del INFRAMUNDO, o el lugar a donde iban a parar los que habían dejado éste planeta y habían partido al mundo de los muertos.

LA MUJER SERPIENTE
(CIHUACÓATL)
Entre los MEXICATL, CIHUACOATL era la diosa de la tierra en su doble función creadora y destructora, era también la diosa madre COATLICUE (La de la falda de serpientes) que presidía los nacimientos, el renacimiento o la regeneración de la tierra.

PATÉCATL
(EL ESPOSO DE MAYÁHUEL)
Representado originalmente como ciertas plantas que se le ponían al AGUAMIEL del maguey para ayudar a que fermentara y se convirtiera en pulque, por lo que más tarde fue uno de los dioses de la medicina.

PECTORAL DEL VIENTO
(EHECAILACACÓZCATL)
Escudo torácico formado por el corte de un gran caracol marino que lleva en el pecho QUETZALCÓATL en su alegoría como el dios del viento (EHÉCATL).

LOS PENACHOS DE PLUMAS
Parece que todo mundo coincide en que fueron originarios de la AMÉRICA PRECOLOMBINA, aunque realmente se debe tener en cuenta lo que escribe el investigador MARCEL F. HORMET:
“Numerosos EGIPCIOS de las primeras épocas, llevaban los mismos adornos de plumas que conocemos desde el descubrimiento de AMÉRICA, que aún hoy vemos en las cabezas de los indios de BRASIL”
Mientras que el investigador francés PIERRE HONORÉ asegura que:
“Eran muy comunes como en CRETA, remitiéndose a 3 murales, uno que representa un príncipe de CNOSSOS, otro un noble indio de PALENQUE, CHIAPAS y otro a nobles mayas en YUCATÁN.”

TABLILLAS MEXICANAS
Estas tablillas de las cuales no se puede asegurar su antigüedad como las de los NAACALS, pero sí que tienen cuando menos 12,000 años, y en las que se encuentran expresiones religiosas y además parece ser que ofrecen un relato de la CREACIÓN, de la vida y su origen; el origen y las funciones de las “CUATRO GRANDES FUERZAS CÓSMICAS” que gobiernan la HUMANIDAD y la creación de la mujer”
Estas tablillas con otros antiguos registros aportan ciertos testimonios que hacen pensar que las civilizaciones de la INDIA. EGIPTO, YUCATÁN, PERSIA Y BABILONIA, fueron únicamente malas imitaciones de una civilización primigenia que contó con grandes recursos y posibilidades en todos los órdenes.

TECHTLI
Uno de los 4 signos de los años entre los AZTECAS que al ser multiplicado 13 veces junto con los otros 3 signos ÁCATL, TÉCPATL y CALLI se obtenía el siglo AZTECA (XIUHMOLPILLI) de 52 años.

TECUTLI
(SACERDOTE)
Nombre otorgado en TENOCHTITLAN a todos aquellos seres que hacían las veces de clérigos e intermediarios entre sus dioses y el pueblo.

TELPOCHCALLI
(ESCUELA POPULAR DE GUERRA)
Era la escuela a donde asistían los jóvenes plebeyos AZTECAS, y cuyo patrón era el dios TEZCATLIPOCA.

TELPOCHTLI
(EL ETERNAMENTE JOVEN)
(EL QUE NUNCA ENVEJECE)
Es otra de las representaciones de TEZCATLIPOCA, por eso presidía el TEPOCHCALLI ó ESCUELA POPULAR DE GUERRA a la que iban los jóvenes guerreros plebeyos AZTECAS.

TEMPLO
(CUE)
Nombre genérico con el que se conocía entre los pueblos de origen NÁHUATL, a los oratorios o lugares de devoción hacia sus dioses.

TEMPLO DE QUETZALCÓATL
En la fachada de éste antiguo templo ubicado en TEOTIHUACAN, MÉXICO, se encuentra las cabezas del “DIOS DE LA LLUVIA” TLÁLOC y “LA SERPIENTE EMPLUMADA” QUETZALCÓATL; unidos curiosamente con grecas muy semejantes por no decir iguales a las encontradas en el templo de KNOSSOS en CRETA
¿Curioso no es cierto?

TEMPLO DEL DIOS INVENTOR DEL FUEGO
(DIOS INVENTOR DEL FUEGO)
(XIUHTECUHTLI)
Según la teología AZTECA era el lugar donde se guardaba el fuego sagrado entregado por el SOL ó TONATIUH.
Aunque el fuego tiene como patrono al “SEÑOR DEL AÑO” o HUEHUETÉOTL “EL DIOS VIEJO”, y a IXCOZAUHQUI EL “CARIAMARILLO”, no obstante todas éstas no son más que otras representaciones de TEZCATLIPOCA como dios nocturno y HUITZILOPOCHTLI como dios del día, y ambos se cubren a veces con el nagual XIUHCOATL propio del dios XIUHTECUHTLI.
Al que por cierto se hacían diversas ceremonias y sacrificios, siendo uno de los más crueles aquel en el que se quemaban hombres vivos en su honor, festividad que se celebraba cada 8 años y en la que hacen ciclo los períodos de 584 días del planeta VENUS, mientras que el primer día del año ó IZCALLI estaba dedicado a éste dios.
No obstante según una leyenda fue una pareja un hombre y una mujer los que inventaron el fuego y cuando lo hicieron se dedicaron a asar peces para comerlos, pero los dioses se enojaron con ellos por haberlo hecho sin su consentimiento y les cortaron las cabezas convirtiéndoles en perros.
Mito algo semejante al de PROMETEO de la mitología griega.

TENAYUCA
A 12 kilómetros de la CIUDAD DE MÉXICO existen las ruinas de una pirámide dedicada a la SERPIENTE.
Como los antiguos temían que se acabara el Mundo fue construida en varios períodos de “SOL CRÍTICO” y es así como los investigadores pueden fijar las siguientes fechas en la inmensa mole arquitectónica, que muestra claramente las fechas de cada etapa, siendo estas:
La iniciación en 1299 D. DE JC.
La segunda etapa en 1351 D. DE JC.
La tercera etapa en 1403 D. DE JC.
La cuarta etapa en 1455 D. DE JC.
La finalización en 1507 D. DE JC.
Esto significa que erigían un templo cada 52 años porque ellos creían que el mundo se terminaría cada 52 años fecha que se obtiene de multiplicar los 4 signos anuales por 13 vueltas de cada uno.
Pero resulta extraño que la construcción tenga mucha semejanza con la construcción de la tumba del FARAÓN EGIPCIO ZOSSER que se inició partiendo de una simple mastaba cuadrangular con 8 metros de altura sobre su rasante basal, y precisamente sobre ésta modesta base se añadió, otras mastabas superpuestas que alcanzaron la altura de 40 metros.

TENOCHCA
(HABITANTE de la METRÓPOLI AZTECA)
Era el nombre con el que eran conocidos los habitantes de TENOCHTITLAN.

TENOCHCATLALPAN
(IMPERIO AZTECA)
Este era el nombre que los propios AZTECAS daban a todo el territorio abarcado por su hegemonía.

TENOCHTITLAN
(NOPAL SOBRE LA ROCA)
La capital de los AZTECAS, estaba situada sobre una pequeña isla en medio de un lago, rodeada de canales concéntricos.
Permanecía construida de ésta manera para ajustarse a los planos elaborados en el ESTE por AZTLÁN, de quien aseguraban descender.
¿Podría ser una simple coincidencia el hecho de ésta ciudad fuese una réplica casi exacta de la capital de LA ATLÁNTIDA “POSEIDONIS” tal y como la ha descrito PLATÓN en su obra “EL CRITIAS?”
La VENECIA MEXICANA como se le llegó a nombrar por sus canales y su isla unida a la tierra firme por 3 calzadas, fue el lugar donde los sacerdotes encontraron un águila posada sobre un nopal, donde había árboles blancos y aguas blancas, es decir era el indicado por el dios HUITZILOPOCHTLI para que fundaran la que sería sede central del gran imperio AZTECA.

TEOCENTLI
(CENCOCOPI)
Planta considerada como el antepasado silvestre del maíz, y que por hibridación engendró el maíz actual, al que los AZTECAS llamaban esotéricamente como SIETE PEDERNAL

TEOMAMA
(PORTAVOCES DEL DIOS)
Así eran llamados los que llevaban cargando sobre sus espaldas, el ídolo de HUITZILOPOCHTLI, y quienes eran los que supuestamente interpretaban las instrucciones del ídolo, ordenando al pueblo donde establecerse y cuando abandonar los lugares en los que radicaban.

TEOTÉCATL
(DIOS DEL PULQUE)
Entre los indígenas de TULA, HIDALGO, éste era el dios de esa bebida fermentada proveniente del maguey, según el CÓDICE MAGLIABECCI.

TEOTIHUACAN
Ningún documento escrito nos habla de ésta maravillosa ciudad a poca distancia de la CAPITAL DE MÉXICO y sólo lo que conocemos es debido a la arqueología, incluso no se conoce el nombre original del lugar pues cuando llegaron los españoles ya estaba cubierto de humus y de vegetación y el nombre de TEOTIHUACAN (LUGAR DONDE LOS HOMBRES SE HACEN DIOSES) le fue dado por los AZTECAS.
En esta extraña y maravillosa ciudad que más bien parece de otro planeta, dominan el panorama 2 pirámides: la primera está dedicada al SOL y la segunda a la LUNA.
La pirámide del Sol tiene una base cuadrangular de 225 por 220 metros y es idéntica a la de KHUFÚ, (QUEOPS) en EGIPTO; mientras que su altura corresponde a la mitad de ésta o sea 73 metros ¿simple coincidencia? Resulta difícil creerlo.
Además existen otras analogías como un símbolo en forma de nudo similar al del palacio de KNOSSOS en CRETA y que con seguridad corresponde al de la mariposa tomada en varias partes del mundo para representar el alma de los difuntos, la vida más allá de la muerte.
Quizá exista ahí una relación con un mito que pretende que la pirámide consagrada a la Luna, fue erigida sobre una cripta secreta que contendría un ataúd de cristal donde yacería “SUMIDA EN PROLONGADO SUEÑO”, la diosa de nuestro satélite en carne y hueso.
De TEOTIHUACAN la leyenda dice que no fue construida por hombres sino por dioses o semidioses, por gigantes blancos.
Pero si bien los titanes se muestran en la más antigua historia de AMÉRICA, no tienen nada que ver con ese centro mexicano edificado probablemente entre los AÑOS 100 Y 300 D. DE JC., y que fue asaltado e incendiado por los TOLTECAS en el AÑO 856 D. DE JC., pero no sin antes haber influido en otras 2 grandes civilizaciones, la de los MAYAS y los ZAPOTECAS.
En síntesis en éste lugar floreció una gran cultura de origen NÁHUATL que declinó en el SIGLO VII D. DE JC.
Tenían como una gran deidad a XIPE TÓTEC (NUESTRO SEÑOR EL DESOLLADO), que entre los AZTECAS, era el dios de la primavera y de los joyeros, cuyo culto fue importado de muy antiguo al VALLE DE MÉXICO, pues ya existía entre los constructores de TEOTIHUACAN donde le llamaban “DIOS CON MÁSCARA” ó también le conocían como “YOPI”.
Así algunos de sus adornos como su tocado cónico se le llamaba YOPITZONTLI y en la región limítrofe entre OAXACA Y GUERRERO hay un pueblo llamado TLAPANECO ó YOPI.
Su culto era de los más repugnantes, ya que después de desollar a un esclavo cubrían con su piel al sacerdote de la tierra.
Otras veces era una de las representaciones del TEZCATLIPOCA ROJO, que siendo un dios nocturno aparecía en los códices dibujado de color negro, pero cuyo rostro estaba pintado a rayas horizontales alternas rojas y amarillas y tenía como NAGUAL el TLAUHQUÉCHOL ó PÁJARO CUCHARA.

TÉOTL
(DIOS)
Entre los AZTECAS, éste era él prefijo que se agregaba al nombre de cada uno de sus dioses.
Entre los indígenas mesoamericanos era un “SER SUPERIOR Y ABSOLUTO”

TEOYAOMINQUI
(LA VIGILANTE DE LAS ALMAS MUERTAS)
En las creencias aztecas, se trataba de la diosa que vigilaba que las almas de los difuntos no escaparan del “REINO DE LOS MUERTOS O MICTLÁN”.

TETEOINAN
(LA MADRE DE LOS DIOSES)
Es otra de las designaciones para la misma diosa COATLICUE de los AZTECAS.

TONACACÍHUATL
Principio femenino y TONACATECUHTLi principio masculino de los TLAXCALTECAS, ambos conocidos como CAMAXTLE, entre los MEXICANOS a los que también llamaban como “el señor y la señora de nuestra carne y de nuestro sustento.”
Entre ambos, tuvieron 4 hijos llamados el TEZCATLIPOCA ROJO, (XIPE ó CAMAXTLE), el TEZCATLIPOCA NEGRO (simplemente TEZCATLIPOCA), QUETZALCÓATL “DIOS DEL AIRE Y DE LA VIDA” y HUITZILOPOCHTLI ó el TEZCATLIPOCA AZUL.

TONACATECUHTLI
Principio masculino y TONACACÍHUATL femenino de los TLAXCALTECAS, ambos conocidos como CAMAXTLE, entre los MEXICANOS a los que también llamaban como “EL SEÑOR Y LA SEÑORA DE NUESTRA CARNE Y DE NUESTRO SUSTENTO”
Entre ambos, tuvieron 4 hijos llamados el TEZCATLIPOCA ROJO, (XIPE ó CAMAXTLE), el TEZCATLIPOCA NEGRO (ó simplemente TEZCATLIPOCA), QUETZALCÓATL “DIOS DEL AIRE Y DE LA VIDA” y HUITZILOPOCHTLI, ó el TEZCATLIPOCA AZUL.

TONALÁMATL
(CÓDICES)
En este tipo de libros se llevaba el registro de los acontecimientos en glifos y jeroglíficos

TONALLO
Entre los AZTECAS era el Glifo o símbolo del dios XOCHIPILLI, y estaba formado por 4 puntos con significado del calor del sol.

TONANTZIN
(NUESTRA MADRE)
Divinidad venerada por los AZTECAS en el cerro de TEPEYACAC como otra advocación de COATLICUE, y que según el códice de TEPEXPAN, se le apareció a CUAUHTLATLATZIN (SAN JUAN DIEGO) como “LA VIRGEN DE GUADALUPE” en el año 13 CAÑA.

TONATIUH
(EL SOL)
Era el sustentador de la vida AZTECA, concebido como un águila por la mañana, luego al ascender en el cielo se le llamaba CUAUHTLEHUÁNITL (EL ÁGUILA QUE ASCIENDE) y por la tarde se le conocía como CUAUHTÉMOC (EL ÁGUILA QUE CAYÓ), es el mismo nombre del infortunado, heroico y último emperador de los AZTECAS.
Así TONATIUH podría morir durante la última noche del siglo azteca, si era derrotado por los planetas TZONTÉMOC.
Las estrellas TZITZIMIME que convertidos en monstruos devorarían a los hombres.

TZAHUI
(EL QUE HACE BROTAR)
(DIOS DE LA LLUVIA Y DEL RAYO Ó FUEGO CELESTE).
Esta es la deidad más importante entre los dioses del agua y de la vegetación, y una de las deidades más antiguas de los AZTECAS y de los mesoamericanos, así mientras los indios MAYAS le llamaban CHAC, los TOTONACOS le decían TAJÍN (TRUENO), LOS MIXTECOS lo conocían como TZAHUI y los ZAPOTECOS le llamaban COCIJO, de esta forma su culto se pierde en la historia mas remota.
Fue el dios principal de la antigua cultura OLMECA, y en TEOTIHUACAN tiene mas representaciones que QUETZALCÓATL.
TLÁLOC tuvo como primera esposa a XOCHIQUETZAL (LA DIOSA DE LAS FLORES Y DEL BIEN QUERER), pero fue robada por TEZCATLIPOCA, por lo que después TLÁLOC tomó como esposa a MATLALCUEITL (LA DIOSA DE LAS FALDAS VERDES), antiguo nombre de la montaña de TLAXCALA que hoy conocemos como “LA MALINCHE”, y que forma parte de la cordillera del IZTACCIHUATL.
El agua de las lluvias se almacenaba en grandes cuevas que había en las montañas y después salía por los manantiales.
Pero luego que en el día 4 LLUVIA, QUETZALCÓATL hizo que lloviera fuego y los hombres perecieron o fueron convertidos en pájaros, comiendo sólo unas semillas llamadas ACECENTLI ó maíz de agua.
Aunque TLÁLOC era por lo general un dios benéfico, a veces traía la inundación, el granizo, el hielo y el rayo y para aplacarlo sacrificaban prisioneros especialmente niños, vestidos como él “SER DIVINO” con la máscara característica y con todos sus atavíos que son de color azul como el agua.
Pero cuando su cuerpo y cara están pintados de negro entonces es la nube tempestuosa, por otro lado las nubes normales están indicadas por el tocado de plumas de garza AZTATZONTLI que lleva en la cabeza y que remata en 2 plumas de quetzal llamada QUETZALMIAHUAYO (LA ESPIGA PRECIOSA), su compañera es la diosa del mar y de los lagos CHALCHIUHTLICUE (LA DE LA FALDA DE JADE).

TZITZIMIME
(LOS QUE CAYERON DE CABEZA)
Para los AZTECAS eran los planetas y estrellas que parece que caen por el poniente, distinguiéndose el curso de su movimiento de las demás “estrellas”, y son todos ellos los que transformados en tigres o unos como demonios muy feos en la terrorífica noche del fin del siglo bajarían a la tierra y se comerían a los hombres.
Si acaso la Constelación de ALDEBARÁN no pasaba por el centro del firmamento de TENOCHTITLAN obviamente, en esa noche previa a la ceremonia de renovación del “FUEGO NUEVO”.

TZONTÉMOC
(LOS PLANETAS)
Para los AZTECAS eran los astros que parece que caen por el poniente, distinguiéndose el curso de su movimiento de las demás estrellas. Y son todos ellos los que transformados en tigres o unos como demonios muy feos en la terrorífica noche del fin del siglo bajarían a la tierra y se comerían a los hombres en si la constelación de ALDEBARÁN no pasaba por el centro del firmamento de TENOCHTITLAN en esa noche previa a la ceremonia de la toma del “FUEGO NUEVO”.

TZOTZOCOLLI
Según los AZTECAS era el corte de pelo con dos alturas diferentes característico de los guerreros, de acuerdo con la figura de TEZCATLIPOCA, uno de sus principales dioses, según lo muestran varios códices.

TZTLACOLIUHQUI
(EL CUCHILLO CURVO DE PEDERNAL)
En ésta forma TEZCATLIPOCA, era también el dios del pecado y de la miseria, entre los AZTECAS.

EL VENENOSO ALACRÁN
(YAPPAN)
Era un virtuoso dios al que sedujo XOCHIQUETZAL, “LA DIOSA DEL AMOR Y LA HERMOSURA” y que por su debilidad fue transformado en éste animal, por los demás dioses del panteón AZTECA.

EL VIENTO
(EHECATL)
Era otra de las representaciones de QUETZALCÓATL, el personaje AZTECA, pero aquí está representado con una mascara roja como de pico de ave y colmillos de serpiente con un gorro cónico de piel de tigre llamado OCELOCOPILLI rematado con un adorno de turquesas y sostenido con un moño de puntas doradas y otros atributos más.

VIGILANTE DE LAS ALMAS MUERTAS
(TEOYAOMINQUI)
Según la mitología AZTECA se trataba de la diosa que vigilaba que las almas de los cadáveres no escaparan del REINO DE LOS MUERTOS o “MICTLÁNCUAUHTLA”.

YÁOTL
Era el mismo dios TEZCATLIPOCA, pero en esta advocación como el enemigo, el patrono de los guerreros por lo cual se le encuentra conectado con HUITZILOPOCHTLI, que era el cielo azul del cual, es en cierto modo contrario, pues TEZCATLIPOCA era el cielo negro o nocturno.

YAPPAN
(EL VENENOSO ALACRÁN)
Era un virtuoso y casto dios que fue seducido por la DIOSA DEL AMOR Y LA HERMOSURA XOCHIQUETZAL y al que debido a esta debilidad, fue transformado en un venenoso alacrán, obviamente con el consenso de los demás dioses del panteón AZTECA.

XILONEN
Era la diosa del maíz tierno es decir de los “XILOTES” que es la espiga del grano fresco, entre los AZTECAS.

XIPE TÓTEC
(NUESTRO SEÑOR EL DESOLLADO)
Entre los aztecas era el dios de la primavera y de los joyeros, cuyo culto fue importado de muy antiguo al VALLE DE MÉXICO, pues ya existía entre los constructores de TEOTIHUACAN donde le llamaban “dios con máscara” ó también le conocían como “YOPI”.
Así algunos de sus adornos como su tocado cónico se le llamaba YOPITZONTLI y en la región limítrofe entre OAXACA Y GUERRERO hay un pueblo llamado TLAPANECO ó YOPI.
Su culto era de los más repugnantes, ya que después de desollar a un esclavo cubrían con su piel al sacerdote de la tierra.
Otras veces era una de las representaciones del TEZCATLIPOCA ROJO, que siendo un dios nocturno aparecía en los códices dibujado de color negro, pero cuyo rostro estaba pintado a rayas horizontales alternas rojas y amarillas y tenía como nagual el TLAUHQUÉCHOL ó PÁJARO CUCHARA.

XIUHMOLPILLI
(EL SIGLO AZTECA)
Es el nombre que los AZTECAS daban a cada nuevo siglo de 52 años, que se obtenía de multiplicar 13 vueltas por cada uno de los 4 signos de los años (TECHTLI, ÁCATL, TÉCPATL Y CALLI) de esta manera se obtenía el siglo azteca ó XIUHMOLPILLI (13 x 4 = 52)

XIUHTECUHTLI
(DIOS INVENTOE DEL FUEGO)
(EL TEMPLO DEL DIOS DEL INVENTOR DEL FUEGO)
Según la teología de los AZTECAS era el lugar donde se guardaba el fuego sagrado entregado por el SOL ó TONATIUH a los hombres.
Aunque el fuego tenía como patrono al “señor del año” o HUEHUETÉOTL “el dios viejo”, y a IXCOZAUHQUI el “cariamarillo”, no obstante todas éstas no eran más que otras representaciones de TEZCATLIPOCA como dios nocturno y HUITZILOPOCHTLI como “dios del día”, y ambos se cubrían a veces con el nagual XIUHCOATL propio del dios XIUHTECUHTLI.
Al que por cierto se hacían diversas ceremonias y sacrificios, siendo uno de los más crueles aquel en el que “se quemaban hombres vivos” en su honor, festividad que se celebraba cada 8 años y en la que se formaban ciclos de los períodos de 584 días del PLANETA VENUS, mientras que el primer día del año ó IZCALLI estaba dedicado a éste dios.
Sin embargo una leyenda narra:
“Fue una pareja un hombre y una mujer los que inventaron el fuego y cuando lo hicieron se dedicaron a asar peces para comerlos, pero los dioses se enojaron con ellos por haberlo hecho sin su consentimiento y les cortaron las cabezas convirtiéndoles en perros.
Este era un mito muy parecido al de PROMETEO de la mitología griega.

XIUHTZITZQUILO
(SE TOMA EL AÑO NUEVO)
Literalmente se le llamaba así, a la solemne festividad con que los AZTECAS celebraban el principio de cada nuevo siglo de 52 años o renovación del ciclo vital.
Tenían la creencia que al final de cada ciclo se acabaría el mundo si no volvía a aparecer el Sol, así que cuando lo veían surgir desde el CERRO DE LA ESTRELLA Ó HUITZACHEPETL, iniciaban sus sacrificios para agradecer al dios SOL ó TONATIUH que “no se hubiera terminado la vida en el universo azteca ó CEMANÁHUAC”.

XOCALLI
Con éste nombre conocían los náhuatl a la LLORONA.

XOCHIQUETZAL
(LA FLOR DE LA PLUMA RICA)
(LA DIOSA DEL AMOR Y LA HERMOSURA)
Era la diosa de las flores y patrona de las labores domésticas, pero como también era la diosa patrona de las cortesanas, las AUIANIME ó MAQUI que vivían maritalmente con los guerreros solteros, porque también ella fuera raptada por el dios TEZCATLIPOCA, el guerrero del norte.
Esta diosa que posteriormente sedujo al virtuoso dios YAPPAN, cosa que provocó la ira de los dioses, quienes enojados por esto, convirtieron al casto y honesto dios en un venenoso alacrán.
(Existe cierta coincidencia con la seducción de ADÁN por EVA, por la intervención de la serpiente en el PARAÍSO según creencias cristianas)

XOCHIMILCAS
Era una rama de los AZTECAS que vivían en el sur de TENOCHTITLAN, que se dedicaban a cultivar sus artificiales jardines flotantes o CHINAMPAS, hortalizas, flores, etcétera y cuyos dioses principales eran XOCHIPILLI (EL PRINCIPE DE LAS FLORES) y XOCHIQUETZAL (LA DIOSA DEL AMOR Y DE LA HERMOSURA)
Todos sus productos eran consumidos en la capital AZTECA TENOCHTITLAN.

XOCHIPILLI
(EL PRÍNCIPE DE LAS FLORES)
Entre los AZTECAS, era el patrón de los bailes, de los juegos, del amor y representante del verano.

XOCHIYAÓYOTL
(LA GUERRA FLORIDA)
A diferencia de otras batallas como las de conquista, ésta, solamente tenía como fin “capturar prisioneros para sacrificarlos a TONATIUH ó al Sol”, así desde su nacimiento muchos guerreros, se preparaban para la “GUERRA SAGRADA ó FLORIDA”, especie de torneo al que concurrían contra sus enemigos de casa, como nos narra el doctor don ALFONSO CASO en su obra “EL PUEBLO DEL SOL”
“Los TLAXCALTECAS los hombres del bezote curvo en forma de garra, que iban como los AZTECAS adornados con sus mejores galas y grandes penachos de plumas ricas, con sus armaduras y escudos adornados con bellas plumas, piedras preciosas, láminas y cascabeles de oro”
Por el doctor don ALFONSO CASO en su obra “EL PUEBLO DEL SOL”

XÓLOTL
(HERMANO GEMELO DE VENUS),
(CABEZA DE PERRO)
Entre las leyendas AZTECAS para explicar el “MITO DE LOS GEMELOS” se encuentra ésta:
“Como VENUS es la primera y última estrella que aparece en el cielo”, es “el dios de los gemelos” y por ésta misma razón “el dios de los monstruos”, pero como era un extraordinario hechicero, de esta forma no fue tan sencilla su muerte, pues primero se transformó en maguey doble (MEXOTL), luego en maíz doble y en otras cosas dobles o monstruosas y al final en ajolote (AXÓLOTL), ser que vive en el agua, en donde lo mató el SOL (TONATIUH).

YOHUALTECUHTLI
(LA COSTELACIÓN DE ALDEBARÁN)
Es muy importante para las creencias acerca del fin de siglo Azteca de 52 años, (13 vueltas de cada uno de los 4 símbolos de los años, es igual a 52) pues si ésta no hubiera pasado en el centro del firmamento obviamente visto desde la vertical de TENOCHTITLAN en la última noche del siglo, entonces las estrellas y los planetas TZITZIMIME habrían bajado a la tierra convertidos en espantosas fieras y devorarían a los hombres “antes que los terremotos arruinaran al Sol”.

YOLOTOPILLI
Glifo en forma de bastón con un corazón ensartado, símbolo del dios XOCHIPILLI entre los AZTECAS.

YOPI
(XIPE TÓTEC)
(NUESTRO SEÑOR EL DESOLLADO)
Era el dios de la primavera y de los joyeros, cuyo culto fue importado de muy antiguo al VALLE DE MÉXICO, pues ya existía entre los indios de TEOTIHUACAN donde le llamaban “dios con máscara”.
Así algunos de sus adornos como su tocado cónico se llamaba YOPITZONTLI y en la región limítrofe entre OAXACA y GUERRERO hay un pueblo llamado TLAPANECO ó YOPI.
Su culto era de los más repugnantes, ya que después de desollar a un esclavo cubrían con su piel al sacerdote de la tierra.
Otras veces era una de las representaciones del TEZCATLIPOCA ROJO, que siendo un dios nocturno aparecía en los códices de color negro, pero cuyo rostro estaba pintado a rayas alternas horizontales rojas y amarillas y tenía como nagual el TLAUHQUÉCHOL ó PÁJARO CUCHARA.

YOPITZONTLI
Era el tocado cónico que llevaba el dios YOPI ó XIPE TÓTEC (NUESTRO SEÑOR EL DESOLLADO) Que era el dios de la primavera y de los joyeros, cuyo culto fue importado de muy antiguo al VALLE DE MÉXICO, pues ya existía entre los indígenas de TEOTIHUACAN donde le llamaban “EL DIOS CON MÁSCARA”.
+++++

4 comments ↓

#1 sergio on 10.01.10 at 8:46 am

NO es Lo Que busco!!!

#2 manuel on 10.01.10 at 12:57 pm

SERGIO, CONFIRMAME QUE ES LO BUSCAS Y SI PUEDO TRATARE DE MOSTRARLO EN MI BLOG, GRACIAS POR LEERME, MANUEL

#3 manuel on 10.24.10 at 12:53 pm

EXPLICAME QUE ES LO QUE BUSCAS Y TRATARE DE COMPLACERTE, MANUEL

#4 adriana on 03.05.12 at 7:51 pm

Me Sirvio Un Poquito Nada Mas Escriban Algo Que Si Digan Mitos, Leyendas Etc.. Eso Es Lo Que Uno Busca

Leave a Comment